publicidad

EL PELIGRO ES EL CAMBIO EN LA MAYORÍA PARLAMENTARIA

Alemania, perro ladrador, tendrá que pasar por el aro del MEDE

TAGS  >

Alemania

María Igartua 12/09/2012   (06:00h)
Alemania, perro ladrador, tendrá que pasar por el aro del MEDE
La canciller alemana, Angela Merkel
Enviar
16
17
 
0
Menéame
Imprimir
Ha llegado la primera cita de la semana, antes del Eurogrupo y el Ecofin del viernes y, en clave internacional, la reunión de la Reserva Federal. El Tribunal Constitucional alemán vota la adhesión al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), necesario para que países con problemas de la Unión, es decir, España, puedan pedir ayuda. Tras días haciendo ruido, después de que el Banco Central Europeo no claudicara a sus amenazas en contra de la compra de bonos periféricos, a los germanos van a pasar por el aro.

Al menos así lo entienden los mercados, que no han descontado estos días ni la mínima posibilidad de que el Alto Tribunal rechace la participación del país en el nuevo fondo de rescate, a pesar de que el propio parlamento ha denunciado que el MEDE viola sus derechos presupuestarios. No en vano, por la creación del mismo, Alemania (a la que ya le costó ceder soberanía monetaria cuando se creó la Unión) perdería parte de su soberanía fiscal, en tanto que parte del presupuesto se destinaría directamente al fondo.

"Si la amenaza fuera real, ya habrían hecho algo", asegura a Cotizalia.com Alberto Matellán, director de macroeconomía y renta fija de Inverseguros. "Si lo rechazaran sería una 'movida' importante en el mercado, que ahora está bastante estable porque descuentan que el MEDE va a empezar a funcionar en octubre, y Alemania también se vería muy perjudicada".

Lo que si puede ocurrir es que se retrase su aprobación, algo que se ha venido rumoreando estos días, por más que Alemania ha negado esta posibilidad, la última vez ayer. Pero, sobre todo, a lo que los mercados van a estar muy pendientes es a un cambio en la mayoría parlamentaria necesaria para aprobar futuros rescates, lo que supone realmente "un peligro, porque dificultaría acciones futuras", asegura Matellán.

Pero el Constitucional alemán no es la única marca roja en las agendas de los inversores, aunque haya eclipsado a golpe de declaración y polémica la otra cita importante de este miércoles. Los holandeses acuden a las urnas en unos comicios en los que no hay favoritos y tras una campaña electoral que ha girado entorno a los rescates. Los mercados esperan dilucidar, más allá de las promesas electorales, qué pasará después de que socialistas y liberales hayan coincidido en que se acabó la paciencia con Grecia y que el país está harto de que "el norte estimule y el sur gaste".

16
17
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados