RAJOY TIENE 2-3 SEMANAS DE MARGEN PARA PEDIR EL RESCATE

Día uno después de Draghi: luces y sombras del anuncio del BCE

Día uno después de Draghi: luces y sombras del anuncio del BCE

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (EFE)

María Igartua  -  Sígueme en   Twitter   07/09/2012  06:00h

Los mercados ya tienen lo que querían, una declaración oficial de compra de bonos por parte del Banco Central Europeo. Por una vez, el presidente del regulador, Mario Draghi, no ha decepcionado y ha cumplido con el guión que se había venido descontando en el último mes, lo que se tradujo ayer en una fuerte subida de la bolsa e importantes bajadas de las primas de riesgo española e italiana. ¿Y ahora qué?

En primer lugar, el BCE ha anunciado la puesta en marcha de un programa que ha denominado ‘Monetary Outright Transactions’ (OMT), que ha justificado por las “distorsiones severas de los mercados”. Sin embargo, no tiene una fecha de entrada en vigor, ya que está condicionada a que el país en cuestión, en este caso España, pida oficialmente ayuda y pueda intervenir el FEEF en el primario.

Con ello, Draghi ha hecho un guiño a Alemania, que rechazaba taxativamente la comprara bonos y defendía que España pidiera el rescate y por otro, y más importante, pone a Mariano Rajoy entre la espada y la pared. Al presidente del Gobierno no le queda otra que pedir el rescate, porque eso es lo que quieren los mercados, es lo que han venido descontando y el tiempo ha demostrado que son soberanos. “Los mercados tienen asumido que España tiene que pedir un rescate y le van a dar un margen”, explica Nuria Álvarez de Renta 4, a Cotizalia.com. “Si ven que en 2-3 semanas Rajoy no hace nada, volverán a ponerse nerviosos”.

De esta manera, al Gobierno se le abre un periodo para poder terminar de perfilar las condiciones, que podrían pasar por un leve maquillaje del Memorando que ya se firmó sin tocar los puntos fundamentales del mismo. “Todo apunta a que las condiciones no van a ser mucho más draconianas de lo requerido ya para el MOU bancario”, asegura Yosi Truzman.

Pone a Alemania en su sitio

En segundo lugar, después del enfrentamiento que se ha vivido en las últimas semanas entre el BCE y Alemania, Draghi ha dado un golpe en la mesa para reivindicar su autoridad. “La rueda de prensa era de blanco o negro, cualquier declaración que fuera difusa hubiera sido fatal”, asegura Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros, a Cotizalia.com.

Ahora le toca el turno al Constitucional germano. El próximo 12 de septiembre tiene que votar su adhesión al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el alto tribunal “no va a poder ir en contra del BCE cuando se ha posicionado tan claro” cuando, además, la canciller Angela Merkel ha escenificado su apoyo a Moncloa en la rueda de prensa que celebró ayer junto a Rajoy. “Sería un traspié político”, afirma Roldán.

Y es que la compra de bonos del BCE se produciría en el mercado secundario, que es donde puede actuar conforme a la legalidad, pero el fondo de rescate tendría que actuar directamente en el primario. En cualquier caso, Draghi no ha puesto números sobre la mesa con lo que, de retrasarse la puesta en marcha del MEDE, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a pesar de tener una capacidad limitada, podría entrar la semana que viene mismo si España así lo solicitara.

Un "defecto de diseño" impide las compras ilimitadas

Tercero. Sigue sin quedar claro el asunto de las compras ilimitadas por falta de coherencia en cuanto a las condiciones y, sobre todo, a la esterilización de la deuda. El mandato del BCE es preservar la inflación en el entorno del 2% -ha insistido en ello- y una inyección masiva de dinero en el sistema dispararía el IPC de la eurozona. Por ese motivo, Draghi ha hecho hincapié en que las compras serán esterilizadas, es decir, que drenará del mercado por otra vía cada euro que inyecte.

“Aunque el BCE ha encontrado una importante arma en la compra de bonos, no hay munición para que tenga un largo, positivo y duradero impacto en los mercados”, asegura Azad Zangana, de Schroders. Y es que aunque el OMT no tiene ningún límite explícito para la cantidad de compra, hay un "grave defecto en su diseño", explican desde la firma.

“La insistencia del BCE de esterilizar las compras significa que el BCE sólo puede comprar bonos mientras la demanda de deuda del Tesoro europea aguante (la venta de la que absorbe la liquidez liberada por la compra de bonos. Si la demanda se seca, como ocurrió a primeros de año, las compras se detendrán”, concluye el experto.

Los dos salvavidas del mercado de renta fija

Cuarto. En lo referente al mercado de renta fija, hay dos aspectos de suma importancia que permiten una recuperación. Por un lado, se ha confirmado la renuncia del BCE a la ‘seniority’, que era clave para eliminar las reticencias de los inversores a adquirir papel soberano.

De esta manera, todos los tenedores de bonos son iguales y en el caso de default el BCE no tiene más derecho de cobro que el resto. Así, los inversores se aseguran que en el caso de comprar bonos españoles, no van a encontrarse con el mismo problema que tuvieron cuando con Grecia se planteó una quita voluntaria y ellos tuvieron que asumir más pérdidas, porque el regulador monetario cobraba hasta el último euro.

Y por otro, sobre los colaterales que se piden a la banca, Draghi ha anunciado que el BCE ha decidido eliminar el rating mínimo para las emisiones públicas con garantía estatal. En otras palabras, salva a España de una posible bajada de rating a bono basura, que podría producirse en las próximas semanas, ya que seguirá aceptando esos bonos como garantía. De esta manera, también se asegura de que los bancos sigan comprándole deuda al Tesoro a pesar de perder el grado de inversión.

Abre un trimestre de posibilidades en renta variable

En cuanto a la renta variable, la reacción de ayer del Ibex 35, que subió casi un 5%, no responde al hecho de que el BCE compre deuda -que eso ya había sido descontado con una subida del 6% en el mejor mes de agosto desde 1993- sino a que “la mayor sorpresa es que haya cumplido las expectativas” tras un largo expediente de decepciones, asegura Victoria Torres, de Selftrade.

“Se ha ganado tiempo pero la recuperación va a ser un proceso lento”, explica la experta. “No hay que olvidar lo que hay por debajo y que han vuelto a rebajar las expectativas de crecimiento. Esto le permite un margen para que pueda cumplir los planes de ajuste pero no es la panacea”.

“Se abre un espacio temporal muy bueno para recuperar la confianza inmediata, hasta que la macro empiece a dar señales, que es más lenta”, afirma Alberto Roldán.

“Nuestro mercado refleja para final de año mayor efectivo en la subida y no descartamos los 8.000 para final de año. Vivimos un proceso de inflación en los activos que va a llevar para arriba la renta variable, porque las compañías están muy infravaloradas”. Y concluye: “Se abre un momento muy bonito en los mercados y vamos a ver un tirón en la renta variable que hay que aprovechar”.

Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) (5/5 | 4 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados