REITERA EL MENSAJE, PERO A LOS INVERSORES NO LES BASTA

Draghi calienta al mercado y anima a España a centrar sus emisiones en el corto plazo

Draghi calienta al mercado y anima a España a centrar sus emisiones en el corto plazo

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (EFE)

M.B./I.M.  04/09/2012  06:00h

La reunión de este jueves del Banco Central Europeo es clave para España y el resto del continente. El mercado espera que su presidente, Mario Draghi, concrete las acciones de compra de bonos de los países que lo necesiten y que relaje los requisitos para los activos que acepta como colateral en los préstamos. Ante las elevadas expectativas del mercado, el economista italiano ha vuelto a caldear el ambiente y el lunes aseguró que está dispuesto a comprar deuda con un vencimiento de hasta tres años de aquellos países que lo soliciten. De esta forma, anima a que España centre sus emisiones en estos plazos tres días antes de la primera subasta de bonos tras el descanso estival.

El mensaje emitido ayer por el presidente del BCE insiste en la idea lanzada hace un mes. Pero la falta de concreción provocó entonces la decepción del mercado y ahora los expertos dudan entre esperar mucho o nada de la reunión del jueves. En este sentido, los analistas de RBS señalan en un informe que la reunión del BCE no va a ser un factor decisivo para España. En el documento, la entidad británica señala que el mercado español va a seguir estando peor que el resto y advierte a los inversores de que deberían optar por la recogida de beneficios.

Aunque una relajación de los requisitos para los colaterales y los primeros pasos para la compra de deuda serían positivos, en general, para el mercado no soluciona el problema de fondo de nuestro país: no hay crecimiento en España y esto seguirá pesando sobre la deuda soberana y sobre nuestro sistema financiero.  

Por su parte, los analistas de Bankinter señalan que “hay demasiadas expectativas para una más que probable decepción. En nuestra opinión, el BCE reiterará su mensaje de disposición a activar el programa de compra de bonos u otra herramienta, pero solo cuando los gobiernos hayan puesto en marcha las compras de bonos con el paquete de asistencia europeo”. El mensaje del lunes suena a ‘déjà vu’ y el mercado necesita acción.

Philippe Waechter, economista jefe de la gestora de fondos Natixis Asset Management, subraya que lo principal este jueves es “qué método de intervención está dispuesto a utilizar el BCE”.  "Fijar un tipo máximo de spread frente a Alemania no es posible sin socavar la credibilidad del BCE", apunta.

Otra prueba de que a los inversores no les basta el mensaje de buenas intenciones es que la prima de riesgo española apenas bajó tres puntos básicos durante la sesión del lunes, pese a conocerse a última hora las palabras de Draghi y cerró en 547 puntos básicos. El diferencial español volvió a recuperar hace una semana la barrera psicológica de los 500 puntos y el viernes pasado volvió superar incluso los 550 puntos, con un bono a 10 que parece haberse instalado el 6,8%.

Las últimas decepciones que se ha llevado el mercado y, sobre todo, la férrea oposición alemana a la compra de deuda han desanimado totalmente a los inversores. Y es que a medida que se acerca la fecha de la reunión, Alemania intensifica su oposición ante cualquier medida que pueda adoptar Mario Draghi . De hecho, el ministro de Economía del país, Philipp Rösler, ha advertido de los riesgos que tiene una compra de bonos en el repunte del IPC de la eurozona mientras el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha amenazado con dejar su cargo si el BCE reactiva el programa de recompra de deuda periférica, parado desde marzo, para aflojar la tensión en los mercados.

También el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, mostró su oposición a la adopción de otras medidas fijar unos spreads máximos. "a nadie le sirve que se fijen políticamente los tipos de interés" y que estas tasas son, precisamente, "un reflejo de los problemas reales existentes" en determinados países, como "la falta de capacidad competitiva" o "reformas pendientes".

Nueva prueba de fuego

No obstante, antes de que se conozca el desenlace final de la decisión del BCE, el Tesoro español pondrá a prueba de nuevo su credibilidad en los mercados y celebrará una subasta de deuda en  la que espera colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en bonos a tres años con cupón del 4%, títulos a 4,2 años con cupón del 4,25% y bonos a 1,7 años con cupón del 3,4%.

El organismo espera obtener el mismo éxito que en la emisión celebrada el pasado 28 de agosto, en la que colocó más del máximo previsto y, además, logró rebajar de forma significativa la rentabilidad de los títulos.  

Asimismo, la emisión coincidirá también con la visita de la canciller alemana, Ángela Merkel, a España, donde se reunirá con Mariano Rajoy y posteriormente acudirá a la celebración del encuentro empresarial hispano-alemán. 

Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)(4/5 | 3 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 2 Comentarios

2 .- Cualquiera que este un poco familiarizado con los analisis financieros sabe que las inversiones a corto plazo se han de financiar con recusos a corto plazo, y que las inversiones a largo se han de financiar con recursos a largo. De otra forma se incide en impagos en el corto plazo. Ir financiado deuda parte sustancial era a largo plazo mediante prestamos a corto plazo es empeorar la situación financiera. España no genera recursos de caja suficiente para atender los pagos. Simplemente es imposible que en tres años reduzca si deficit en todo lo que debe a tal plazo. La politica es suicida, o cuanto menos deja al pais a la entera disposición de acreedores y prestamistas.

ricardorsbl

04/09/2012, 13:24 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

1 .- Es un mensaje inapropiado. Todo el mundo sabe que acumular deuda a corto plazo aumenta el riesgo de solvencia. Este tipo de emisiones se fundamenta en el respaldo actual del BCE a emisiones a corto, pero ese respaldo a corto plazo puede desaparecer si se ve presionado por los países del nucleo duro del euro y entonces España tendría un problema peor que el actual. Lo deseable es poca deuda y a largo plazo.

enrique70

04/09/2012, 10:59 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados