LA BÚSQUEDA DE SEGURIDAD DEJA EN EL OLVIDO HASTA LOS GARANTIZADOS

Los inversores aguantan el tipo; los ahorradores salen corriendo

Los inversores aguantan el tipo; los ahorradores salen corriendo

Isabel Mauricio  06/08/2012  06:00h

El inversor español es muy conservador. Esta máxima que se aplica en la industria de inversión se ha hecho más que evidente desde que comenzó la crisis, pero este durante este año se ha agudizado haciendo que la diferencia entre ahorradores e inversores alcancen cotas no vista hasta ahora.

Desde 2007 y hasta 2011, muchos partícipes de fondos de inversión optaron por traspasar sus activos hacia productos más seguros, un papel que un principio asumieron los productos de renta fija y posteriormente los fondos garantizados, sobre todo los de deuda, que alcanzaron su punto álgido el año pasado con unas suscripciones netas muy superiores a las del resto de la industria.

También algunos partícipes decidieron reembolsar su patrimonio e invertirlos en depósitos, animados por las elevadas rentabilidades que ofrecían las imposiciones a plazo fijo debido a la necesidad de liquidez de las entidades financieras.

Pero esta tendencia se ha agudizado durante este año. Y parece que ya ni los garantizados ofrecen a los inversores la seguridad que ansían. Sin embargo, sí se han ralentizado los reembolsos en productos de renta variable, donde permanecen los verdaderos inversores que, según destaca Ahorro Corporación en su informe mensual, “asumen cada vez la volatilidad de la bolsa como parte de su idiosincacria”.

Así, los productos más conservadores –garantizados, renta fija y mixtos de deuda- han registrado 5.340 millones de euros en reembolsos. Por el contrario, los fondos de riesgo (renta variable y mixtos de bolsa) han experimentado salidas por valor de 1.400 millones, a pesar de las abultadas caídas de los mercados. Y, en su mayoría, se deben a los productos mixtos, ya que los fondos de bolsa puro han sufrido una fuga de solo 360 millones en 2012.

En el segmento de fondos ‘más seguros’ los únicos que se salvan de la sangría de los inversores son los monetarios, que este año han resurgido de sus cenizas, tras ser denostados al comienzo de la crisis, y este año han captado 580 millones de euros al calor de las campañas comerciales de algunas gestoras. Sin embargo, su rentabilidad en el año es de solo el 0,8% de media.

Los fondos que mejor rendimiento ofrecen hasta julio son los de renta variable, que ganan un 2,99%, seguidos de los mixtos de bolsa, con 2,12%. Los productos que más pierden (dejando al margen a los inmobiliarios) son los garantizados, que pierden un 066%.

Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) (5/5 | 1 voto)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 3 Comentarios

3 .- El verdadero inversor aguanta porque está en bolsa buscando lo mismo de siempre, el dividendo que le pague la empresa donde ha invertido.

quintan

06/08/2012, 23:12 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

2 .- Lamentablemente tiene toda la razón.

Se les esta "cayendo el chiringo" a pedazos.

Solo hay que quedarse sentado a esperar

Metaball

06/08/2012, 11:53 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

1 .- Como para fiarse en un país sin seguridad Jurídica, donde los vigilantes del sistema son los más corruptos, donde cualquiera con un poco de dinero te puede estafar impunemente.

Va a tardar MUCHO en que la gente se fíe en poner su dinero en otra parte que no sea debajo del colchón.

Han matado a la gallina de los huevos de oro.

David dr

06/08/2012, 11:28 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados