LA CAÍDA ANUAL SUPERA EL 22%

El Ibex 35, un secarral que queda en manos de los operadores a corto

@Enrique Utrera   -  Sígueme en   Twitter   14/07/2012  06:00h

Se acabó una de las semanas más tristes para la España moderna, que se recordará por el  memorándum para el rescate de los bancos y las medidas de ajuste sin precedentes aprobadas por el Gobierno para cumplir con las condiciones impuestas por la ‘troika’. Una rendición en toda regla a la que la bolsa ha respondido con pereza –el Ibex ha perdido un 1,1% en la semana- y, sobre todo, con una huida masiva de los inversores finales.

Bajo mínimos de liquidez –apenas hay dinero y el papel prácticamente no se deja ver a estos niveles-, las bolsas afrontan un futuro de lo más incierto, a la espera ya del comienzo de una temporada de resultados de alto riesgo a uno y otro lado del Atlántico. En el Ibex, Bankinter –un banco mediano que como todos los de su rango está bajo los focos- enciende la traca el jueves.

Las perspectivas no son precisamente buenas ante el ‘atracón’ de cifras que viene. En Estados Unidos, el lunes es el turno de Citigroup, el martes el de Coca-Cola y Goldman Sachs, el miércoles rinden cuentas Bank of America e IBM, el jueves  Morgan Stanley, Google y Microsoft y, ya en el último día de la semana, es el turno de General Electric. Y en Europa, presentan Nokia y Vodafone, el jueves y viernes respectivamente.

En un mercado al que está pasando factura la debilidad de las cifras macro en las principales economías mundiales, la semana debe servir para refrendar o no el sentimiento negativo de los inversores. En EEUU habrá datos de las encuestas manufactureras de Nueva York y Fed de Filadelfia de julio, y también de producción industrial y ventas al por menor. En Europa, se conocerá el IPC y la balanza comercial de la Eurozona.

No hay que esperar demasiadas sorpresas negativas en un mercado que está empezando a poner valor el cambio de escenario. En la última carta mensual dirigida a los clientes, el director general adjunto de Carmignac Gestion, Eric Le Coz, asegura que "no nos engañemos, aunque determinados países de la zona del euro se encuentran ya en una recesión realmente severa, lo peor está aún por llegar para el conjunto de la zona del euro. Consideramos inevitable la revisión a la baja del crecimiento en Francia y en Alemania. Estas revisiones ya se han reflejado en las previsiones de 2013, pero no para el año en curso".

En este escenario, y ya en el período vacacional más intenso, las bolsas afrontan deprimidas y bajo mínimos de liquidez la segunda mitad de un mes de julio en la que mercados quedan en manos -aún más- de los operadores corto. No obstante, los expertos no creen que los movimientos en los índices vayan a ser demasiado pronunciados. En el Ibex, la dificilísima situación de los sectores eléctrico y bancario podría seguir pasando factura a corto plazo, aunque los precios ya están muy castigados.

En el caso de las entidades financieras, Renta 4 pronostica "un mejor comportamiento relativo de los dos grandes bancos recogiendo no sólo
una posición de capital más holgada sino el margen que supone su diversificación de negocio en términos de generación de resultados así como
posibilidad de desinversión de activos". Sería un alivio para un Ibex por debajo de los 6.700 puntos que ha dejado atrás toda la ganancia acumulada tras la cumbre de la Eurozona de finales de junio. Otra vez a empezar de cero.

Valorado (1/5) Valorado (1/5) Valorado (1/5) Valorado (1/5) Valorado (1/5)(1/5 | 1 voto)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados