ENTREGA A FRANCIA LA LOCALIZACIÓN DE OCHO ZULOS

ETA escenifica su desarme con 120 armas y los presos sobre la mesa como contrapartida

La banda terrorista logra el objetivo de la propaganda internacional con su puesta en escena. La cuestión es si ETA ha entregado todo su arsenal

Foto: Observadores de los mediadores del proceso de desarme custodian uno de los ocho zulos entregados por ETA. (EFE)
Observadores de los mediadores del proceso de desarme custodian uno de los ocho zulos entregados por ETA. (EFE)

Rodeado todo el proceso de secretismo, el 8 de abril debía despejar dos grandes incógnitas. O mejor dicho, una, porque que el ‘Día del Desarme’ iba a convertirse en un acto de propaganda de la banda terrorista estaba fuera de toda duda. Así que el único interrogante a este respecto era la dosis de parafernalia. Y el verdadero misterio, el del arsenal que iba entregar ETA a las autoridades francesas, lejos de despejarse se ha incrementado.

Porque, ¿qué representan las 120 armas que nutren el inventario de armamento entregado por ETA? La Comisión Internacional de Verificación (CIV) liderada por Ram Manikkalingam da por culminado el desarme de ETA en lo que no duda en calificar de día “histórico”. Los mediadores que se han encargado de este proceso en nombre de la banda terrorista aseguran que ésta se ha desprendido de "todo" el arsenal en su poder y que consta de 120 armas de fuego, tres toneladas de explosivos y 25.700 elementos de detonación y munición. Hablan de desarme “total y verificado”.

Se trabajaba con la hipótesis de que no iba a ser todo el arsenal que estaba en manos de ETA, que ha podido perder el control de parte del material

Para calibrar el alcance real del desarme, las Fuerzas de Seguridad apuntaban al arsenal pendiente de recuperar del importante robo que ETA cometió en Vauvert (Francia) en octubre de 2006, cuando se hizo con 350 armas entre otro armamento. Parte de este material se ha ido aprehendiendo en sucesivas operaciones policiales y en el desmantelamiento de zulos, pero aún faltaban por recobrar unas 150. Ya antes de que la banda terrorista procediera a su anunciado desarme se trabajaba con la hipótesis de que no iba a ser todo el arsenal que estaba a disposición de los etarras, ya que las sucesivas caídas de las últimas cúpulas han podido hacer que ETA pierda el control de parte del material. Los mediadores también dan por hecho que alguna arma se ha “perdido” o no se controla.

¿Qué alcance tiene esta cifra? ¿Es suficiente? Desde que ETA decretara el fin de su actividad armada las FSE se han incautado más del doble de las armas que la banda terrorista ha proporcionado este sábado. Ya sólo en la operación del 12 de octubre de 2016 en Carlepont fueron decomisadas 145 armas cortas, entre otro material, con la localización de un zulo estratégico para la banda terrorista. El sábado, los mediadores no mostraron la rotundidad de los días previos y se negaron a responder a los periodistas si las armas son todas las que tiene ETA en su poder. Tampoco quisieron dar detalles sobre los ocho zulos para no alentar “investigaciones policiales”. “No es nuestra misión”, alegaron, amparándose además en que este tipo de información “no es relevante”. Lo “esencial”, según resaltaron, es que “el arsenal de ETA está a disposición de las autoridades francesas”, a quienes agradecieron que “no han obstaculizado la jornada”. A este respecto, el ministro de Interior francés, Matthias Fekl, calificó de “gran paso” la neutralización de los arsenales de ETA. “De innegable importancia”, enfatizó.

La Policía francesa desmanteló a lo largo del día los ocho zulos después de que Manikkalingam facilitara a primera hora de la mañana sus coordenadas tras recibirlas de los mediadores. Y lo hizo ante la presencia de 172 “observadores” de los autoproclamados “artesanos de la paz” que acudieron a estos lugares (una veintena por escondite) para su custodia antes de la llegada de las fuerzas del orden. Ninguno de estos zulos estaba ubicado en tierras españolas; siete se encontraban en la región francesa de Aquitania y el octavo en la Occitana. Todos estaban en zonas de monte a excepción del localizado en Saint-Pée-sur Nivelle, que se ocultaba junto a una zona de recreo, a escasos metros de un lago y un chalet.

Uno de los zulos se encontraba junto a una zona de recreo, a escasos metros de un lago y un chalet

El arsenal está ahora en poder de las autoridades francesas, lo que da pie al proceso de verificación del armamento. La Audiencia Nacional ya ha solicitado a Francia tener acceso al armamento por si podría aportar pruebas para esclarecer alguno de los más de 300 asesinatos de ETA que siguen sin autoría , si bien existe pesimismo en relación a la posibilidad de que las armas ‘canten’ y permitan nuevas actuaciones policiales y judiciales. Por lo pronto, la Justicia francesa comunicará a la española los diferentes peritajes que se van a realizar del arsenal. La Fiscalía antiterrorista de París informó que esta comunicación se realizará por los canales de cooperación judicial existentes entre ambos países.

José Mari Alonso. San Sebastián

Ahogada por la actuación policial, el desarme de ETA es visto como el “desarrollo normal” de una banda terrorista que ahora debe decidir sobre su disolución. Pero antes que llegue su desaparición, si se consuma, se trataba de no evidenciar su derrota. Y para ello estaba toda la parafernalia montada en Baiona. El “circo”, “teatrillo” o “romería”, tal y como habían descalificado en los días previos las víctimas, que veían en esta jornada un intento de “blanquear” la historia de la banda terrorista. Y pasó lo esperado. Fiesta, celebración y gritos a favor de los presos, la amnistía y la independencia durante la concentración convocada por los mediadores para avalar el desarme como "hito" de una jornada con diferentes actividades. A los festejos se sumó también el que fuera sanguinario miembro de ETA Josu Zabarte, ‘el carnicero de Mondragón’, que compartió escenario junto a representantes políticos de PNV, EH Bildu o Podemos, sindicales y de organizaciones sociales. Todos exigieron concesiones para los presos. “Nadie pierde y todos ganan si la política [penitenciaria] se vuelca con el presente”, clama el manifiesto suscrito.

Pasado el 8 de abril, ETA y la izquierda ‘abertzale’ van a activar la maquinaria para lograr contrapartidas. Los más de 300 presos que permanecen en cárceles de España y Francia se han convertido en su gran problema por su incapacidad para gestionar esta situación. Arnaldo Otegi no ha parado de advertir de que este “cambio de escenario” exige poner sobre “el tablero político” la cuestión prioritaria de los etarras encarcelados, pero el Gobierno español no va a modificar la política penitenciaria, al menos a corto plazo, para no evidenciar una contrapartida a ETA por su decisión de entregar las armas. En este nuevo escenario los presos tienen la palabra y deberán decidir si aceptan la legalidad penitenciaria, como defiende la antigua Batasuna, en contra del criterio del núcleo duro de las cárceles.

Pintada realizada en una pared de Iturmendi (Navarra) antes de la escenificación del desarme. (EFE)
Pintada realizada en una pared de Iturmendi (Navarra) antes de la escenificación del desarme. (EFE)

De momento, a la espera de los movimientos de los próximos meses, la banda terrorista ya ha logrado el impacto internacional que pretendía con el ‘Día del Desarme’. Los mediadores abrieron el acto de entrega de la localización de los zulos y el listado del arsenal a tres medios extranjeros (The Guardian, BBC y Le Monde) y atrajeron al arzobispo de Bolonia Matteo Zuppi y al pastor norirlandés Harold Good, quien actuó de verificador del desarme del IRA, para que ejercieran de testigos del proceso. Además, dirigentes 'abertzales' fueron entrevistados por medios internacionales.

La Justicia francesa comunicará a la española los peritajes que se van a realizar del arsenal por si las armas pueden esclarecer crímenes sin resolver

Para su desarme, ETA ha contado con la cobertura del Gobierno vasco, que ha liderado la acción institucional en este proceso. Incluso, en un gesto inédito, la banda terrorista agradeció al Ejecutivo de Iñigo Urkullu el “apoyo” recibido en el comunicado remitido a la BBC las horas previas a la escenificación del desarme. El lendakari compareció el sábado para dar lectura a una declaración titulada 'De la épica a la ética' en la que agradeció la “altura de miras y colaboración que hemos encontrado en los gobiernos, instituciones y fuerzas políticas afectadas de una u otra manera en la gestión” de este momento. “El desarme de ETA está exento de cualquier épica, pero tiene un significado ético central. Certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca”, aseveró.

EC
Por su parte, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, no dio ningún valor a la “operación mediática” llevada a cabo el sábado por ETA “para disimular su derrota e intentar sacar un rédito político a la misma”. Negó que el Gobierno vaya a dar concesiones a la banda terrorista, cuya “única respuesta lógica” a la actual situación es “anunciar su disolución definitiva y pedir perdón a las víctimas”. Entre los partidos, la valoración general fue de “noticia positiva”, aunque con diferente énfasis. El exlendakari y candidato a la Secretaría General del PSOE, Patxi López, resaltó que la escenificación del desarme de ETA es "la foto de la victoria del Estado de Derecho y la democracia y la derrota del terrorismo".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios