once bajas han sido porque han pasado al gobierno

Investigados, deserciones, bajas, frikis… la lista de Aguirre que complica a Cifuentes

El PP empezó la legislatura con 48 diputados, pero ya se ha tenido que recurrir al número 69 de la candidatura. La herencia envenedada de Aguirre está lastrando al grupo parlamentario

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

De los 48 diputados del PP que empezaron la legislatura en junio de 2015 en la Asamblea de Madrid, 14 han dejado el escaño (el 29%). La lista ha tenido que correr 21 números, hasta el 69, ya que de los nuevos 21 parlamentarios que se incorporaron para sustituir las bajas de sus compañeros, seis también han renunciado. "Si Cristina Cifuentes hubiera tenido más fuerza a la hora de confeccionar esa lista no hubiéramos tenido tantos movimientos", aseguran fuentes de su equipo. Todos coinciden en señalar que Esperanza Aguirre, entonces presidenta del PP madrileño tras una década de absoluto poder, tuvo mucho peso para consensuar con la dirección nacional los nombres que integrarían la candidatura popular, sobre todo teniendo en cuenta que Aguirre se cobró la deuda que Rajoy tenía con ella tras defenestrar a su delfín, Ignacio González.

Cifuentes fue la candidata, sí, en detrimento de González, pero Aguirre impuso la lista. "La hoy presidenta regional pudo aportar poco. Solo vetó dos nombres, dos nombres con los que no tragó y no quiso que fueran en la lista. Y no fueron", afirman las mismas fuentes. El resultado es una vaivén de sillas en la bancada popular como no se ha visto nunca en legislaturas precedentes. Comparado con el resto de grupos, Ciudadanos ha perdido tres diputados (son 17), Podemos dos (son 27) y PSOE solo uno (son 37). Para ser rigurosos, de las 20 bajas en las filas populares, 11 se han producido porque los diputados han pasado a ser altos cargos del Gobierno regional (Cifuentes no quiere duplicidad de responsabilidades) o bien porque han 'ascendido' a la política nacional (Antonio González Terol es hoy diputado en el Congreso).

La mancha de la corrupción, no obstante, que se extiende como el aceite por el PP de Madrid, ha convertido la lista de Aguirre en el regalo más envenenado para Cifuentes. Aunque son los menos, son los casos más mediáticos. Tres diputados han tenido que renunciar a su escaño porque al principio de la legislatura firmaron un código ético que les exigía su marcha si eran investigados formalmente en casos de corrupción. La última, Josefa Aguado, elección de Aguirre, citada a declarar por la Audiencia Nacional por su connivencia en el presunto amaño de contratos para la red Gürtel cuando era alto cargo del Ayuntamiento de Arganda del Rey.

Antes que Aguado fue el turno de Daniel Ortiz, exalcalde de Móstoles, que sigue investigado en una de las piezas del caso Púnica también por el presunto amaño de un importante contrato cuando era regidor. Y antes que él, Borja Sarasola (otro de los hombres de Aguirre). Un caso extraño el suyo. La Audiencia Nacional le citó a declarar como investigado en junio de 2015, también por el caso Púnica, pero el juez Eloy Velasco desconvocó la citación tras su nombramiento como diputado y convertirse por tanto en aforado. Sarasola finalmente dejó el cargo, alegando razones personales, y hoy ya no está imputado.

Cifuentes, con su ejecutiva del PP de Madrid.
Cifuentes, con su ejecutiva del PP de Madrid.

La lista de investigados judiciales en las filas parlamentarias del PP de Madrid va a crecer irremediablemente. De eso no hay duda y lo saben en el equipo de Cifuentes. Entre los deberes que el juez Velasco ha dejado a su sustituto está la exposición razonada que habrá que elevar al Tribunal Superior de Justicia de Madrid para que este impute a Bartolomé González, exalcalde de Alcalá de Henares y otra imposición de Aguirre en la lista. La Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción creen que intervino activamente en el presunto amaño de otro contrato para la trama Púnica cuando era regidor. Su citación es cuestión de tiempo.

Fuentes jurídicas también señalan que se está investigando activamente el papel que otros tres diputados de Cifuentes jugaron en contratos sospechosos de la trama Púnica. Se están analizando documentos y ya se ha tomado declaración a testigos. Se trata de Juan Soler, exalcalde de Getafe y hoy senador además de diputado autonómico, e Ignacio García de Vinuesa, actual regidor de Alcobendas. El primero también puede verse salpicado por otro caso que se instruye en Getafe, el denominado caso Teatro, que ya ha dejado más de 40 investigados. Más duro sería para Cifuentes si Púnica acaba también con la carrera política de su número tres, el consejero de Medio Ambiente Jaime González Taboada. Aunque este formó parte de los Gobiernos de Aguirre, se ha convertido en uno de los colaboradores más cercanos a Cifuentes.

Como ha adelantado El Confidencial, el juez ha citado como investigados a todos los miembros de la mesa de contratación de la empresa pública Arpegio, a todos menos a González Taboada, que es aforado. Los investigadores prefieren esperar a terminar su investigación antes de llamar también a Taboada y perder el caso, ya que habría que elevarlo al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Es una estrategia de plazos. Fuentes del PP, más alejadas del equipo de Cifuentes, critican el discurso de la presidenta regional, "que ha intentado vender que ella es el nuevo PP. Muchos de los que ella encuadra ahora de la lista de Aguirre son compañeros suyos. Han trabajado con ella. Ella era de lista de Aguirre, ella ha sido diputada de Aguirre y ha estado en la ejecutiva del PP madrileño cuando Aguirre lo dirigía".

La oposición, Ciudadanos, Podemos y PSOE, tampoco hacen la distinción de nuevo y viejo PP. Y recuerdan que Cifuentes ya tiene su colección de "ranas". La semana pasada tuvo que dimitir su viceconsejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Ruiz, también investigado en Púnica. Un caso que también se ha llevado por delante al ex director general de Industria, Energía y Minas, Carlos López Jimeno. El caso Teatro también provocó a principios de enero la dimisión de un asesor de su gabinete, Miguel Ángel Garzón, al que la Policía acusa de participar en los amaños que se investigan. Si Gürtel y Lezo acabaron con la carrera política de Aguirre, Púnica puede dañar seriamente la de Cifuentes, que ya se ha visto salpicada por un polémico informe de la UCO.

La diputada del PP Isabel González, hermana del expresidente de la Comunidad Ignacio González. (EFE)
La diputada del PP Isabel González, hermana del expresidente de la Comunidad Ignacio González. (EFE)

La corrupción está dañando también la relación que mantienen PP y Ciudadanos, su socio de investidura. La formación naranja está apretando fuerte intentando erosionar la imagen de Cifuentes, su rival en el caladero de votos del centro derecha. La presidenta regional lo sabe y está más molesta que nunca. Cifuentes lleva dos años gobernando en minoría, con un solo escaño de diferencia gracias al apoyo de Ciudadanos contra la dupla que forman PSOE y Podemos (este último ya ha propuesto una moción de censura que no cuenta con apoyos). Pero la presidenta sabe también que tiene un as en la manga. Que mientras siga cumpliendo el pacto de investidura, Ciudadanos la prefiere antes que llegar a cualquier tipo de acuerdo con Podemos.

Los problemas para Cifuentes en la Asamblea, más que de Ciudadanos, pueden venir una vez más de la lista confeccionada por Aguirre. Dos nombres se han sumado a los candidatos de bajas futuribles. Isabel González, buena amiga de Cifuentes, está señalada en algunos informes de la UCO dentro del marco de la operación Lezo. Su hermano es Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y actualmente en prisión. Como publicó El Confidencial, Isabel participó en una reunión con sus dos hermanos, Ignacio y Pablo (ambos investigados en esta causa), para intentar averiguar si se había montado un operativo contra ellos. Fue semanas antes de que la Audiencia Nacional desencadenara la operación. Su futuro judicial es una incógnita. Y un peligro.

La endeble minoría del PP en la Asamblea también depende de Elena González Moñux, de baja desde el pasado mes de octubre tras denunciar acoso laboral del portavoz parlamentario, Enrique Ossorio. Aunque las aguas se han calmado, Moñux, una histórica del partido en Madrid, se siente abandonada por su formación en este conflicto personal. Su colaboración in extremis (acudiendo al Pleno donde se votaban) ha permitido que Cifuentes saque adelante sus presupuestos para este año, pero la posición que adoptará en los próximos meses es también una incógnita.

La verdad es que al grupo parlamentario del PP le ha pasado de todo en estos dos años. Otro diputado, Ignacio Echeverría (también hombre de Aguirre), tuvo que dimitir después de tener un accidente de tráfico y dar positivo en la prueba de alcoholemia. Luis Peral, hombre de fuertes convicciones religiosas y otro clásico dirigente del PP, también ha dejado el grupo tras no estar de acuerdo con algunas de las políticas marcadas por Cifuentes en temas tan sensibles como la gestación subrogada. Diego Lozano, quien fuera jefe de gabinete de Ignacio González, también dejó su escaño tras no sentirse cómodo bajo el equipo de Cifuentes. Sin olvidar el extraño caso de José Cabrera, que decidió renunciar para seguir con sus negocios privados y no tener que hacer pública su declaración de bienes. Jacobo Beltrán también dimitió para irse a la empresa privada.

Pleno de la Asamblea de Madrid.
Pleno de la Asamblea de Madrid.

Un equipo reducido

Con este panorama, no es de extrañar que Cifuentes se haya rodeado de un equipo de fieles muy reducido en el trabajo parlamentario. Gente que también forma parte de su círculo más cercano en el Gobierno regional y en el PP de Madrid. Aquí aparecen los nombres de Ángel Garrido, González Taboada, Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Serrano, Engracia Hidalgo, Pedro Rollán, Manuel Quintanar, Rosalía Gonzalo y Carlos Izquierdo. Y es que la herencia de Aguirre aún sigue siendo muy pesada. Un dirigente muy cercano a Cifuentes señala que en algunos momentos la relación con otros miembros del grupo parlamentario no es tan fluida como debería ser. "Nos ha tocado mucho friki", recalca.

En ese grupo se encuadra a Jesús Gómez, exalcalde de Leganés, que acaba de realizar todo un 'tour' mediático (incluida declaración como testigo en la Audiencia Nacional) para explicar que él ya denunció al partido, también a Cifuentes, que tenía datos de una presunta cuenta bancaria de Ignacio González en Suiza, una de las cuestiones que se está investigando en el marco del caso Lezo. Lo que está claro es que Cifuentes se quiere volver a presentar en 2019 y que muchos de los que hoy son diputados no repetirán en la lista. Ya sin la presión de Aguirre, Cifuentes, hoy uno de los baluartes más sólidos del PP, tendrá todo el peso para consensuar con la dirección nacional los nombres que la acompañaran en la siguiente legislatura. El objetivo, buscar "una lista que no dé tantos sobresaltos".

Los 48 titulares y sus suplentes

1. Cristina Cifuentes, presidenta regional.
2. Ángel Garrido, consejero de Presidencia.
3. Jaime González Taboada, consejero de Medio Ambiente.
4. Paloma Adrados, presidenta de la Asamblea.
5. Carlos Izquierdo, consejero de Políticas Sociales y Familia.
6. Gador Ongil, diputada.
7. Álvaro Ballarín, diputado
8. Ana Isabel Mariño, diputada.
9. David Pérez, diputado (la oposición pidió su dimisión tras sus manifestaciones machistas)
10. Juan Soler, diputado y senador.
11. Bartolomé González, diputado.
12. Borja Sarasola, fue citado como investigado y luego desimputado. 
13. Rosalía Gonzalo, diputada.
14. Ignacio Echeverría, dimitió tras tener un accidente de coche y dar positivo en la prueba de alcoholemia.
15. Elena González Moñux, diputada de baja laboral.
16. Jesús Fermosel, diputado.
17. Enrique Ossorio, portavoz parlamentario.
18. Juan Van Halen, diputado.
19. María Eugenia Carballedo, diputada
20. Eva Tormo, renunció para ocupar otro puesto en la Administración. 
21. Juan Antonio Gómez Angulo, diputado
22. Isabel González, diputada.
23. Isabel Díaz Ayuso, diputada.
24. Luis Peral, dimitió voluntariamente. 
25. José Enrique Nuñezdimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
26. Pedro Rollán, consejero de Transportes
27. Ignacio García de Vinuesa, diputado y alcalde de Alcobendas. 
28. Manuel Quintanar, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
29. Ana Isabel Pérez, diputada.
30. Inés Berrio, diputada.
31. Álvaro Moraga, diputado.
32. Diego Lozano, dimitió voluntariamente.
33. Pilar Liébana, diputada.
34. Isabel Redondo, diputada.
35. José María Arribas, diputada.
36. Alfonso Serrano, diputado.
37. Ana Camins, diputada.
38. Luis del Olmo, diputado.
39. Josefa Aguadodimitió tras ser investigada en Gürtel.
40. José Manuel Berzal, diputado.
41. Miguel Ángel Ruiz, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. Ahora está investigado en Púnica
42. Daniel Ortiz, dimitió tras ser imputado en Púnica.
43. Jacobo Beltrán, dimitió para pasar a la empresa privada.
44. Sonsoles Aboín, diputada.
45. Cristina Álvarez, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
46. Antonio González Teroldimitió para ser diputado nacional
47. Pepe Tortosa, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
48. Pepe Cabrera, dimitió porque no quiso hacer pública su declaración de bienes.

Los que han entrado en esta legislatura:


49. Nadia Álvarez, diputada.
50. Marta Escudero, diputada.
51. Tomás Serrano, diputado.
52. Jesús Gómez, diputado.
53. Enrique Ruiz Escudero, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
54. Begoña García, diputada.
55. Lucila Toledo, diputada.
56. José Luis Fernández Quejo, diputado.
57. Pedro Muñoz Abrines, diputado.
58. Jesús Valverde, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
59. Belén Fernández, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
60. Regina Plañiol, diputada.
61. Jorge Jiménez de Cisneros, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
62. Diego Sanjuanbenito, dimitió para ser alto cargo del Gobierno regional. 
63. Alejandro Sánchez, diputado.
64. María Delgado, diputada.
65. Paloma Martín. No aceptó entrar en la lista. Está en el sector privado.
66. Ángel Ramos, diputado.
67. Eduardo Oficialdegui, diputado
68. Ana Belén Barbero, diputada.
69. Anka Moldovan, la última que entrará en el grupo parlamentario tras la dimisión de Josefa Aguado.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios