el hospital ramón y cajal justifica la actuación

"El tumor sigue creciendo": la lucha de una madrileña para ser operada de urgencia

La familia de Soraya creó este miércoles una cuenta en la plataforma Change.org para exigir que la operación se realice inmediatamente y ya han recogido más de 3.000 firmas

Foto: Soraya López, en una de las ocasiones en las que ha estado ingresada.
Soraya López, en una de las ocasiones en las que ha estado ingresada.

A Soraya López le diagnosticaron neurofibromatosis tipo 2 en 1992, una enfermedad que se caracteriza por la aparición de tumores en los nervios del cerebro y de la columna vertebral. No era la primera vez que su familia oía hablar de este trastorno, y es que a su padre le había costado la vida años antes. "Primero se quedó sordo, luego casi ciego, después se quedó paralizado de medio cuerpo y, antes de morir, acabó vegetal", explica su hermana Candelas. Dada esta experiencia, el momento en que les comunicaron que Soraya también sufría la enfermedad "fue horrible", pero ella le plantó cara y durante más de 20 años ha conseguido mantenerla a raya. En septiembre de 2015, sin embargo, el médico les informó de que un tumor cerebral había crecido más de lo esperado, un imprevisto que la ha dejado sorda y que, a falta de una operación de urgencia, podría costarle la vida.

"La metedura de pata vino en el Hospital Puerta de Hierro, donde la estaban tratando, porque midieron mal el tumor y cuando se dieron cuenta había crecido más de la cuenta", explica Candelas. En un primer momento, confiaron en la radiocirugía, una técnica que les había funcionado con otro bulto y que no exigía pasar por quirófano, pero pasado un tiempo se dieron cuenta de que no estaba surtiendo efecto. Fue entonces, en enero de 2017, cuando optaron por cambiar de médico, para lo que eligieron el Ramón y Cajal, un centro que cuenta con un mayor número de especialistas. "Nos hicieron las pruebas cuando llegamos y se echaron las manos a la cabeza. Dijeron que el tumor ya estaba tan grande que había que operar, que no había más remedio, que corría peligro su vida", afirma Candelas.

La cirugía requiere un gran número de profesionales, entre ellos un especialista de Barcelona, por lo que el personal del hospital empezó a trabajar a contrarreloj. Después de un mes planificando la operación, la pasada semana les llamaron para confirmar que se iba a realizar el 4 de abril, fecha en la que el doctor que reside en Cataluña podía trasladarse a Madrid. "Todo parecía estar bien, pero justo el viernes, un día antes de que ella tuviera que ingresar, nos llamaron y nos dijeron que se suspendía porque la gerencia del hospital no había autorizado las horas extra que exigía la intervención, que dura más de 12 horas", asegura Candelas. "Imagínate el disgusto, no entendíamos cómo una situación de vida o muerte se cancelaba así. Hasta los médicos están indignados; ellos tampoco creían que esto pudiera ocurrir", señala.

Desde el Ramón y Cajal aseguran que posponer la operación "no ha estado vinculado a problemas con la prolongación de la jornada laboral"

Lejos de rendirse, la familia de Soraya creó este miércoles una cuenta en la plataforma Change.org para exigir que la operación se realice inmediatamente, puesto que "día que pasa, día que no solamente no sabemos si mi hermana saldrá de la operación, sino que se reduce la esperanza respecto a cómo saldrá de ella". En tan solo 12 horas ya han conseguido más de 3.000 firmas, y en la mañana de este jueves han recibido una llamada del Hospital Ramón y Cajal informándoles de que la cirugía se llevará a cabo el próximo 9 de mayo. De todos modos, Candelas insiste en que un mes es demasiado tiempo. "Si cuando nos hicieron las pruebas ya corría prisa, no puede ser que ahora la traslade a mayo", critica.

En este sentido, la hermana de Soraya subraya una y otra vez a lo largo de la entrevista que no quiere que el Hospital Ramón y Cajal o el Puerta de Hierro 'paguen' por lo ocurrido, ya que a ella no le sirve de nada acusar a las autoridades de ambos centros de negligencia médica. "Yo no quiero buscar culpables, ¿de qué me sirven los culpables? Yo quiero que a mi hermana la cojan cuanto antes. He vivido esta enfermedad y es devastadora. Quiero que tomen cartas, que lo hagan de una vez".

La respuesta del Hospital Ramón y Cajal

El Confidencial se ha puesto en contacto con el Hospital Ramón y Cajal para preguntarles por lo ocurrido, y desde el centro aseguran que "en ningún momento el posponer la operación de esta paciente ha estado vinculado a problemas con la prolongación de la jornada laboral". Según explican, "se pospuso al priorizar a otro paciente con una tumoración maligna frente a la cirugía tumoral benigna de esta paciente", e insisten en que se llevará a cabo la operación "a la mayor brevedad posible".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios