grandes diferencias entre barrios

Morir tres años antes por nacer en otro barrio: las 7 fronteras de Madrid en mapas

El ayuntamiento crea un programa para subsanar el desequilibrio histórico de la capital. Utiliza criterios socioeconómicos para desarrollar más de 100 proyectos en los 128 barrios

Foto: Ropa tendida en un barrio de Madrid. (Reuters)
Ropa tendida en un barrio de Madrid. (Reuters)

No solo el Manzanares separa a Arganzuela de Usera. Entre ambos distritos, se levanta una de las muchas barreras invisibles que dividen Madrid. Una persona que nazca al sur del río tiene una esperanza de vida dos años y medio menor que alguien que lo haga al otro lado. A lo largo de su vida, cobrará 6.500 euros menos al año y, de vivir en el barrio colindante de Moscardó, tiene el doble de posibilidades de inscribirse en el paro.

El ayuntamiento de la capital prepara un Fondo de Reequilibrio Territorial para atajar las desigualdades históricas que persiguen a la ciudad. Cibeles destinó un presupuesto de 30 millones de euros con más de 100 proyectos para los 128 barrios administrativos de Madrid. “El fondo llegará a todos los distritos”, advierte Antonio Díaz Méndez, director general de Planificación y Desarrollo de la Descentralización Municipal. Y es que, incluso en distritos más exclusivos como el de Salamanca, donde la población con una renta mayor de 24.000 euros supera el 80%, hay barrios que necesitan intervención. Es el caso de Guindalera o de Adelfas, en Retiro.

“La idea de reequilibrios urbanos siempre ha existido”, reconoce Díaz, aunque en este caso se trata de una experiencia pionera. El Área de Coordinación Territorial decidió desarrollar un índice de vulnerabilidad a partir de siete indicadores. “Necesitábamos una mirada global desde toda la ciudad y hacer un 'ranking' con la necesidad de cada barrio”, apunta el director. Tras cruzar rasgos de la población (estatus socioeconómico, salud y vivienda), el ayuntamiento ordena los 128 barrios de mayor a menor necesidad de reequilibrio, siendo 5 la posición de mayor urgencia y 1, la de menor.

El plan prevé “atajar las causas y problemas de la igualdad” en cada territorio con cinco tipos de actuaciones: el acceso al empleo, a la vivienda, la mejora urbana, las dotaciones de equipamientos públicos y la inversión social. Los proyectos han sido propuestos desde los distritos y se han asignado en función de la puntuación obtenida.

El fondo utiliza como variables la tasa de paro, la población inmigrante o la renta bruta per cápita. El estudio sitúa en 35 puntos el máximo índice de reequilibrio, un umbral que prácticamente alcanza el barrio de San Cristóbal (Villaverde), seguido por Los Rosales, en el mismo distrito, y Entrevías, en Puente de Vallecas. Hasta 21 barrios recibirán actuaciones en torno a los cinco ejes de ejecución.

Al otro lado de la balanza, 30 barrios con solo un punto de cinco posibles sobre necesidad de intervención. Los de menor puntuación son Niño Jesús, Estrella y Jerónimos (Retiro), Vallehermoso (Chamberí) y El Goloso (Fuencarral-El Pardo).

El barrio de Pradolongo, en Usera, es el barrio con mayor proporción de inmigrantes, según el portal de estadística del ayuntamiento. Uno de cada tres habitantes nació fuera de España. El parque de esta zona es el punto de celebración del Año Nuevo Chino que se viene organizando en Madrid en los últimos años. Le siguen San Cristóbal (28,6%), en Villaverde, y Almendrales, también en Usera, con un 25,2%. La población extranjera es casi inexistente en Estrella (Retiro), Horcajo (Moratalaz), Atocha (Arganzuela), Rosas (San Blas) o La Paz (Fuencarral-El Pardo), con una presencia inferior al 5%.

La frontera norte-sur queda definida con la renta per cápita de los madrileños. Los habitantes de 10 distritos al norte del Manzanares perciben una media superior a los 22.000 euros al año, según los últimos datos de la Dirección General de Regeneración Urbana, pertenecientes a 2013. La menor renta se ubica en Puente de Vallecas, con 15.715 euros anuales, exactamente 10.000 menos que en el distrito adyacente de Retiro. Por debajo de los 20.000 anuales están Canillejas-San Blas, Villa de Vallecas, Vicálvaro, Latina, Carabanchel, Usera y Villaverde.

La tasa de paro en el barrio de Valdemarín (Moncloa) o El Viso (Chamartín) es similar a la de Noruega. Son los dos únicos barrios con un porcentaje de desempleo estimado por debajo del 5%. Veinte puntos por encima, en la misma ciudad, el barrio de San Cristóbal alcanza el 25,35%, un 7% superior a la media nacional. Ocho barrios de Madrid presentan tasas por encima de los 20 puntos, todos ellos en la zona sur y este de la capital.

El eje de empleo del fondo establece tres tipos de proyectos: aulas taller de empleo en los barrios con un índice de paro superior a la media de Madrid, proyectos de fomento del cooperativismo e iniciativas de apoyo al autoempleo y al comercio minorista. El Área de Coordinación Territorial calcula que más de 1.500 desempleados pasarán por las escuelas de formación y empleo, que incluyen prácticas remuneradas en actividades gestionadas por la Agencia para el Empleo.

Incluso la tasa de desempleados sin prestación vuelve a dibujar la barrera entre los dos polos de Madrid. El portal de estadística del ayuntamiento indica que más de la mitad de los parados no cobran por su situación laboral. Los niveles más altos se sitúan en los distritos de Vicálvaro, Villa de Vallecas, Usera, Moratalaz, Puente de Vallecas y Villaverde, todos ellos por encima del 63%.

La tercera variable de desempleo utilizada por el fondo es la del paro entre jóvenes de entre 16 y 19 años. El índice de personas sin trabajo se calcula normalmente a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA), sin embargo, el portal de estadística del ayuntamiento no ofrece estos datos por distrito para esta franja de edad. En el cálculo utilizado por El Confidencial para este reportaje, se toman los afiliados a la Seguridad Social, es decir, profesionales dados de alta oficialmente en la Administración pública. Aunque supone un cálculo erróneo, sí permite visualizar las zonas con mayor índice de desempleo entre los menores de 19 años.

De nuevo, las zonas sur y este de Madrid presentan los niveles de mayor precariedad. Los distritos de Villaverde, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas superarían el 100%, según este cálculo, por lo que el número de afiliados a la Seguridad Social es inferior al de inscritos como desempleados.

La esperanza de vida al nacer está por encima de la media española en todos los distritos madrileños. Sin embargo, en la propia ciudad hay diferencias de hasta casi tres años. En los dos extremos se encuentran el distrito Centro, con 83,3 años, y Arganzuela, con 85,9 años. "Hemos querido huir de variables que apunten a una sola dirección, pretendíamos lograr un índice de vulnerabilidad a nivel general para el territorio y las personas", defiende Antonio Díaz, que en el cálculo también añadió índices sobre el valor catastral de la edificación en los barrios. Díaz indica que el Área de Coordinación Territorial "está trabajando en mejorar" el programa, que en los próximos años espera ver su presupuesto incrementado.

Metodología

Todos los datos contenidos en la pieza proceden de fuentes públicas del Banco de Datos del Ayuntamiento de Madrid y del Portal Estadístico de la Comunidad de Madrid, recogiendo las últimas cifras disponibles para cada variable indicada en los mapas. El Área de Coordinación Territorial y Asociaciones ofreció los resultados por barrios del Fondo de Reequilibrio Territorial, así como su metodología. El índice de personas en situación de desempleo sin prestación ha sido obtenido a partir del total de ciudadanos inscritos en el paro por distrito. La tasa de paro en jóvenes de 16 a 19 años se realiza, a falta de contar con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), a partir de los afiliados a la Seguridad Social y los inscritos como desempleados. 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios