11.000 inscritos votarán este domingo

El hijo de Esperanza Aguirre pasa de inscribirse y no votará a Cristina Cifuentes

Fue secretario de la sede de Centro, que solo ha movilizado al 3,3% de sus afiliados. 14 de los 21 distritos no inscriben ni al 10%, incluidos los feudos de Salamanca, Chamberí y Chamartín

Foto: Cifuentes, en un acto en Tres Cantos en la campaña para ser elegida presidenta del PP de Madrid.
Cifuentes, en un acto en Tres Cantos en la campaña para ser elegida presidenta del PP de Madrid.

Esperanza Aguirre, expresidenta del PP de Madrid, votará este domingo en la primera vuelta de las elecciones para elegir a su sucesor en el cargo. La 'lideresa' se ha inscrito junto a otros 11.000 militantes para participar en el 16º Congreso Autonómico. Aguirre es uno de los 91 afiliados del distrito Centro que se han registrado para votar. Quien no lo ha hecho es su hijo, Álvaro Ramírez de Haro, que durante una temporada fue secretario de esta agrupación y no está entre los que han querido dar ese paso para poder elegir a uno de los dos candidatos: Cristina Cifuentes y Luis Asúa. Centro es la sede de la capital que menos militantes ha movilizado. Los 91 solo suponen el 3,3% de los afiliados que el PP tenía contabilizados hace un año.

El congreso regional, que por primera vez ha permitido la fórmula 'un militante, un voto', está sirviendo como radiografía para conocer la realidad del partido, descabezado hace un año tras la renuncia de Ignacio González (el último secretario general) y la dimisión de la propia Aguirre cuando se hizo público que la Audiencia Nacional investigaba la financiación de la formación conservadora en Madrid dentro del caso Púnica. Desde entonces, el PP de Madrid lo ha dirigido una gestora, presidida por Cifuentes. Los datos oficiales hablaban de 94.400 afiliados, pero solo 11.088 han decidido inscribirse, un requisito imprescindible para poder votar.

¿De verdad tenía el PP de Madrid 94.400 afiliados?, ¿todos al corriente de pago? La tesorería interna siempre la ha llevado cada sede, por eso la gestora cree que el congreso (17,18 y 19 de marzo) no solo servirá para elegir una nueva dirección, sino también para actualizar y renovar el partido, sus cargos, sus normas y, sobre todo, su militancia. Los afiliados inscritos en febrero de este año suponen el 11,7% de los afiliados que el PP tenía contabilizados hace un año, en febrero de 2016. Para poder inscribirse y votar hacía falta estar al corriente de pago (cada agrupación fija la cuota). Los que no lo estaban (independientemente de las cuotas que debían) tenían que abonar una especie de 'amnistía' de 10 euros y domiciliar a partir de ahora la cuota.

Todos coinciden en que en cierta medida el censo estaba inflado. Las sedes no suelen tramitar las bajas y hay mucho afiliado que sigue apuntado, no paga la cuota y cuya implicación en el partido suele ser nula. Hay de todo, militantes que no pagan y suelen ser muy activos, que pagan y no quieren que se les moleste, que ni pagan ni participan pero siguen en el censo, y obviamente quienes pagan y se relacionan activamente con su sede. Todos podían inscribirse para el congreso (los que sí pagan y los que no lo hacían abonando esos 10 euros). Para el equipo de Cifuentes, los 11.000 inscritos suponen todo un éxito. Para Asúa, los 94.400 militantes eran un quimera, ciencia ficción. Seis de los 21 distritos de la capital no han conseguido movilizar ni a 100 afiliados.

El mejor termómetro es el análisis de los feudos tradicionales del PP en la capital, los que más afiliados han tenido tradicionalmente. Apenas han tenido movilización. El mejor de los tres ha sido el distrito de Salamanca. Tenía hace un año 4.996 militantes (ver gráfico). Ahora se han inscrito 463 (el 9,2%) para votar. Su presidente es Íñigo Henríquez de Luna, concejal en el Ayuntamiento de Madrid y para muchos mano derecha de Aguirre. "Esto demuestra que el partido estaba en el hueso", señala. Muy crítico con la manera en que se ha convocado el congreso regional, "de los casi 5.000 afiliados yo solo tenía unos 800 al corriente de pago, de los que solo han querido participar la mitad. La fecha elegida para el congreso ha sido mala y mucho militante que podría haberse inscrito para participar no lo ha hecho".

Le sigue Chamberí, que preside el propio Asúa. Los datos oficiales del PP hablan de 4.479 militantes hace un año. Se han inscrito 288 (el 6,43%), y eso que Asúa es uno de los dos candidatos a la presidencia. "El partido ha tenido una deriva de indolencia muy fuerte, que se manifiesta sobre todo a partir del caso Bárcenas. La sede pierde dos tercios de los ingresos cuando estalla la corrupción. El congreso podría haber servido para la recuperación del partido, pero la gestora no ha querido fomentar la participación porque le ha dado miedo". Asúa asegura que el censo estaba inflado. De los 4.500 militantes, "solo 462 estaban al corriente de pago antes de iniciarse todo este proceso electoral", señala. El tercer feudo capitalino, Chamartín, con 4.171 afiliados, solo ha conseguido movilizar a 159 (3,8%). Chamartín está controlado por una gestora tras la renuncia de Lucía Figar, imputada en el caso Púnica.

Luis Asúa, en un acto electoral en la sede de Puente de Vallecas.
Luis Asúa, en un acto electoral en la sede de Puente de Vallecas.

Puente de Vallecas no es de los peor parados. Ha inscrito a 168 afiliados (un 11,5% del total), pero su presidenta, Eva Durán (exdiputada en el Congreso y exconcejala en el ayuntamiento) acaba de anunciar que está estudiando con abogados pedir la suspensión cautelar del congreso regional ante las "irregularidades" del proceso: no enviar a todos los afiliados la carta informativa, plazos muy cortos para poder registrarse y, sobre todo, obligar a inscribirse para votar, ya que considera que los militantes "tienen derecho a votar y no tienen que rogar ese voto".

Un total de 14 de los 21 distritos de Madrid apenas han conseguido movilizar al 10% de la militancia. Centro, la agrupación de Aguirre, encabeza el 'ranking' de los peores. Ahora está controlado por una gestora. Su presidenta, la diputada Rosalía Gonzalo, apenas lleva tres meses en el cargo. "La sede estaba paralizada. Hemos hecho un esfuerzo para que la gente participara, pero solo hemos permitido inscribirse a los que estaban al corriente de pago". Centro tenía 2.757 afiliados. Solo se han inscrito 91. "Correos nos ha devuelto muchas cartas de militantes", señala, lo que demuestra que el censo no estaba actualizado.

En el lado opuesto está el distrito de Moncloa, el que más porcentaje de militancia ha movido. Está presidido por Álvaro Ballarín, también diputado autonómico. De los 3.618 militantes, 662 se han registrado (el 18,2%). "Moncloa es el distrito de Cifuentes. La quieren mucho. Hemos conseguido más de 300 nuevos afiliados en el último año". Ballarín reconoce que el censo puede estar un poco desfasado y asegura que solo tenía al corriente de pago antes de este proceso electoral a unos 450 militantes, "en torno al 15%". La clave, señalan unos y otros, ha sido el esfuerzo para movilizar a los afiliados. "Hay agrupaciones que se lo han tomado muy en serio y otras, menos", señalan fuentes de la dirección de la gestora.

Más de 7.000 inscritos en los municipios

De los 20 municipios más poblados de Madrid (sin contar la capital) una decena ha estado por debajo del 10% de inscritos. El más participativo ha sido Torrejón de Ardoz, presidido por uno de los hombres fuertes del Gobierno de Cifuentes, Pedro Rollán (actual consejero de Transportes). De los 1.798 afiliados se han inscrito 620, el 34%. "Estamos ante una oportunidad histórica, y queremos que Cifuentes gane para mejorar el partido", señala Rollán, que recalca que su sede siempre ha sido muy activa y participativa. "Hemos llamado uno a uno a los 1.800 militantes para explicarles el proceso. Un trabajo en el que han participado más de 40 personas".

La segunda localidad en el podio es Arganda del Rey, presidida por Pablo Rodríguez Sardinero, también alto cargo en el Gobierno de Cifuentes. Rodríguez es secretario de movilización de la gestora. De sus 731 afiliados se han apuntado 232 (el 31%). "También hemos llamado uno a uno. Había 207 al corriente de pago, luego hemos conseguido movilizar a gente que antes no estaba muy activa. Todo este proceso también nos ha servido para actualizar el censo y quitar por ejemplo 16 bajas", explica. En el otro lado de la balanza están grandes municipios como Alcalá de Henares, Alcorcón, Getafe y Leganés, algunos de ellos salpicados por casos de corrupción que afectan al PP.

Getafe solo ha conseguido inscribir a 88 militantes, de un total de 1.838 (un 4,7%). Su presidente es Juan Soler, diputado autonómico. Su gestión al frente de la alcaldía getafense (fue regidor entre 2011 y 2015) está siendo investigada por varios jueces. Leganés ha movilizado a 84 militantes (el 5,3% de los 1.576). En Alcalá de Henares se han inscrito 148 (el 6,3% de 2.322). Y en Alcorcón, sede presidida por el polémico alcalde David Pérez, la movilización ha sido del 8% (151 de 1.887). En Leganés, por ejemplo, la ex secretaria general de la agrupación Beatriz Tejero acaba de hacer público un comunicado en el que asegura que 30 afiliados acaban de darse de baja por la "falta de atención y de interés" hacia los militantes, la "ausencia de autocrítica" tras los resultados de las últimas elecciones locales, en las que el PP bajó de 12 a seis ediles o "los casi dos años de gestora" que acumula el partido en el municipio.

Datos aparte, el control por el PP de Madrid comienza este domingo. El partido ha habilitado 140 puntos de voto. Cifuentes es la gran favorita. Si saca más del 50% de las papeletas y supera en más de 15 puntos a su oponente, Luis Asúa, no habrá segunda vuelta. Será la nueva presidenta del PP de Madrid y el congreso regional solo servirá para debatir las ponencias y presentar su proyecto y candidatura, los hombres y mujeres que la acompañarán en el comité ejecutivo.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios