el ministerio de turismo no tiene planes

La lenta agonía del Palacio de Congresos: 1.504 días cerrado en pleno centro de Madrid

Con una ubicación privilegiada, la Castellana, lleva cerrado desde diciembre de 2012. Su dueño, Turespaña, no maneja salidas para el edificio tras anular el TSJM el último proyecto

Foto: La fachada principal del Palacio de Congresos de la Castellana.
La fachada principal del Palacio de Congresos de la Castellana.

Han pasado 1.504 días. Y sumando. El Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid, situado en el número 99 del paseo de la Castellana, justo enfrente del estadio Santiago Bernabéu, seguirá cerrado a cal y canto. El dueño del edificio, Turespaña (dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital), no tiene de momento planes para reabrir la instalación después de que decidiera no recurrir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que en octubre de 2016 tumbó un proyecto para rehabilitar el complejo y construir una torre anexa de 17 plantas (con hotel de lujo incluido). El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, impide la reapertura hasta que se subsanen las deficiencias de seguridad del inmueble.

Mientras, Madrid Foro Empresarial lamenta que el palacio languidezca sin futuro a medio plazo a pesar de que algunas compañía extranjeras han mostrado su interés en explotarlo y pide un esfuerzo para que las administraciones revitalicen el complejo ya que la capital "necesita más espacios para impulsar nuevas ferias y congresos”. La Asamblea de Madrid aprobó este jueves una proposición no de ley presentada por Ciudadanos para "convertir Madrid en el líder mundial del turismo de negocios". De hecho, la capital ocupa el quinto lugar en el 'ranking' mundial de celebración de congresos internacionales, concentrando el 43% de la cuota de ferias internacionales que se celebran en España.

Turespaña redactó en septiembre de 2015 un estudio de viabilidad para intentar rehabilitar y explotar el Palacio de Congresos, famoso por su frontispicio cerámico de la fachada principal diseñado por Joan Miró en 1980 y por los importantes percances que han lastrado su devenir. El primero de ellos fue el incendio que sufrió el 15 de marzo de 1995, que provocó el derrumbamiento el auditorio B. La zona afectada se limpió pero nunca más se abrió al público. La puntilla definitiva llegó el 21 de diciembre de 2012 (estando muy reciente la tragedia del Madrid Arena), cuando un informe técnico desveló que las medidas de seguridad no cumplían la normativa vigente. "Las obras necesarias eran de tal envergadura que precisaban una inversión que Turespaña no estaba en condiciones de acometer por lo que la suspensión temporal se convirtió en indefinida hasta que no se cumpliesen las normas de seguridad", señala el ministerio. Esa inversión rondaba los 40 millones de euros.

En 2015, Turespaña intentó resucitar el palacio, elaborando un plan especial junto con el Ayuntamiento de Madrid que fue aprobado en abril de ese año (bajo la Alcaldía del PP) para que la rehabilitación se financiara con un contrato de concesión durante 40 años. El objetivo era remodelar el complejo y diseñar un nuevo palacio con cuatro plantas, otras cinco bajo tierra y un torre anexa de 17 plantas para albergar un hotel de cinco estrellas. De los 39.812 metros cuadrados disponibles se iba a pasar a 70.600, generando unos 280 puestos de trabajo. La obra estaba cifrada en 90,3 millones de euros, que asumiría la empresa ganadora del concurso, que también tendría que pagar un canon anual de 1,2 millones por explotar el palacio.

Vista aérea del Palacio de Exposiciones y Congresos.
Vista aérea del Palacio de Exposiciones y Congresos.

Pero todo se fue al traste cuando una comunidad de vecinos de un edificio que está justo detrás del palacio denunció en los tribunales el concurso que preparaba Turespaña. El TSJM tumbó el proyecto, a pesar de que contaba con un informe favorable de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico de Madrid, ya que la reforma planteada alteraba el grado de protección que el edificio tiene desde el año 2004. La sentencia es de octubre de 2016, y Tuespaña decidió no recurrirla. "El proyecto que se planteó era una vía de solución para el Palacio. No pudo ser. Desde el ministerio se están buscando otras vías", explica un portavoz de Industria. Desde el Ayuntamiento aseguran que tampoco hay nada concreto "desde que la sentencia anuló ese plan".

Ubicación privilegiada

Madrid Foro Empresarial cree que hace falta voluntad política. "Nuestra posición es clara. Hay que invertir para rehabilitarlo. Estamos convencidos de que con los beneficios que generaría se pagaría esa inversión. Sin olvidar que el beneficio complementario para la ciudad es extraordinario. Si las administraciones no quieren asumir la inversión, que hagan lo que han hecho en Barcelona, encontrar a un gestor privado que asuma la gestión", explica Hilario Alfaro, presidente de esta asociación empresarial.

Para Carlos de Sebastián, presidente de la Asociación de Empresas de Organización Profesional de Congresos de Madrid Centro, la ubicación del palacio en el paseo de la Castellana es privilegiada. "Las administraciones han estado mareando la perdiz con este tema cuando los beneficios económicos de un nuevo espacio de este tipo son muchos. No hay que olvidar que el turista de negocios consume mucho más que un turista que viene a Madrid por ocio o vacaciones. El turismo de negocios también genera trabajos directos e indirectos. Barcelona está ganando a Madrid en este sector. Hay que preguntarse por qué".

Ciudadanos logró este jueves que la Asamblea de Madrid aprobase una proposición no de ley pasa fomentar el turismo de negocios que pasa "por la promoción de la comunidad de Madrid como destino para la celebración de reuniones, congresos, convenciones y viajes de incentivo". El diputado Ricardo Megías cree que "el turismo de negocios es un sector estratégico para la economía madrileña, y más teniendo en cuenta que los congresos, reuniones y eventos suelen organizarse en meses no vacacionales o días laborables".

Solo dos grandes espacios en Madrid

En Madrid solo hay dos grandes espacios para realizar ferias y congresos: el Ifema (con dos auditorios) y el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones (con uno). "Pero están juntos y no hay hoteles alrededor, por lo que obligan a las personas que participan en estos eventos a desplazarse a otros puntos de la ciudad para alojarse", señala Carlos de Sebastián. La capital cuenta además con cuatro hoteles con capacidad para celebrar ferias y congresos.

En España hay 34 centros de congresos. En 2015 (últimos datos) albergaron 316 congresos y 301 convenciones con la asistencia de 868.000 asistentes, moviendo unos 1.300 millones de euros. El propio Ministerio vaticinaba en 2015 un auge de los eventos corporativos en los cuatro sectores más activos: tecnología de comunicación y de la información, automóvil, farmacia y construcción. 

Madrid ha hecho mucho por el turismo de negocios. Por ejemplo, hace una década, en el año 2006, no aparecía en los 20 primeros puestos que elabora la Asociación de Congresos y Convenciones Internacionales (ICCA). En 2013 alcanzó el segundo puesto por detrás de París. En 2015 está en la quinta posición, con 171 eventos. 

"Los congresos internacionales se captan normalmente con dos o tres años de antelación si son de tamaño pequeño o medio, pero los grandes necesitan entre cuatro y seis años. El ranking del ICCA revela que Madrid ha recogido los frutos de todo el trabajo y esfuerzo realizado. Por el mismo motivo, dejar de invertir implica que la balanza se vuelva a mover, pero en sentido contrario", explican desde Madrid Foro Empresarial.

"La capital necesita una sede con espacios multifunción que tengan una gran sala plenaria que pudiera llegar a 4.000 personas, con salas grandes, diáfanas y techos altos flexibles para hacer paralelas, exposición, zonas de pósters, zonas de 'catering'. Así se han diseñado los nuevos palacios de congresos que hay en Europa, y en Barcelona la prueba es el CCIB. Deberíamos tener un CCIB en Madrid pero aumentando la capacidad y por supuesto, mucho mejor situado. Claramente el Palacio de Congresos de Castellana es la última oportunidad que queda".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios