ENTREVISTA A LA PORTAVOZ MUNICIPAL DE CIUDADANOS

¿Operación Villacís?: "Gobernar ya Madrid solo serviría para cosechar malos resultados"

Villacís situará la política municipal como una gran prioridad en la hoja de ruta de la nueva ejecutiva de C's. Sobre entrar en gobiernos, insiste en no precipitarse. "Llegará nuestro momento"

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid está decidida a convertir la política municipal en uno de los grandes ejes de su partido. Begoña Villacís (Madrid, 1977) ha entrado en el nuevo núcleo duro de Albert Rivera, que este domingo presentará oficialmente a su comité ejecutivo tras ganar las primarias internas. La dirigente madrileña formará parte de la llamada ejecutiva permanente, llamada a convertirse en el cuadro de mando de la formación. Villacís aplaude la propuesta de eliminar la socialdemocracia del ideario e identifica la esencia de su partido con el progresismo, no es partidaria de "entrar por entrar" en gobiernos y, sobre todo, insiste en que la política es una carrera de fondo. "Nuestro momento va a llegar". El suyo propio espera que llegue al Palacio de Cibeles.

Pregunta (P): Entra usted en la ejecutiva permanente de Rivera ocupando la cartera interna de política municipal. ¿Es la asignatura pendiente de Ciudadanos? ¿Será una cuestión prioritaria en la hoja de ruta?

Respuesta (R): Bueno, es una asignatura abordada desde que entramos en municipios en 2015. Por supuesto, el partido nace en el Parlament, y una vez empezamos la verdadera expansión territorial la política municipal necesita tener la importancia que merece. Para mí es la más importante porque es la que toca al ciudadano directamente. Me gusta dónde estoy ahora, no tanto por pertenecer al permanente, sino porque el hecho de que la política municipal esté representada en ese núcleo duro simboliza la importancia que le quiere dar el partido. Eso es lo que voy a hacer, ponerlo en la hoja de ruta como una de las grandes prioridades de Ciudadanos.

P: El comité ejecutivo al que pertenece ha ganado las primarias del partido. Y aunque Rivera ha ampliado mucho el número de integrantes de 23 a 37 da la impresión de que ese primer anillo de poder no ha cambiado demasiado. ¿Hay una sobrerrepresentación catalana?

R: Nosotros somos un partido que predica justamente que no hay catalanes y madrileños. Que somos todos españoles. No tenemos esos complejos. Al final, es un núcleo que tiene mucho que ver con lo que históricamente ha sido Ciudadanos, un partido que ha crecido mucho en los últimos tiempos pero que cuenta con gente que lleva peleando mucho tiempo contra el independentismo, y esas personas se constituyeron como las de confianza. Y yo creo que la gestión y el crecimiento del partido las avala. Es normal que se mantengan. Y ahora nosotros no nos miramos como diciendo "vosotros sois los catalanes y nosotros los madrileños". Somos Ciudadanos y punto. Y espero que esos complejos lleguen lo más tarde posible a mi partido.

La portavoz municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento visita la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)
La portavoz municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento visita la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)

P: La semana que viene celebran su asamblea general. La dirección defiende en la ponencia sobre ideario que se elimine el concepto de socialdemocracia, lo que en facciones del partido interpretan como un viraje hacia el liberalismo y el centro-derecha.

R: Lo bueno es que se produzcan esos debates. Si no los hubiera sería un síntoma muy malo del estado de la democracia en el partido. Los debates siempre enriquecen. Yo creo que hablamos de ejes distintos. Los grandes avances sociales y civiles en este país no han venido de la mano de la socialdemocracia, sino del progresismo. Que muchos cambios hayan venido de la mano del PSOE no garantizan una socialdemocratización. Pongo ejemplos muy claros como el matrimonio homosexual. No representa a la socialdemocracia, sino que es parte de una sociedad que quiere progresar y evolucionar. Yo identifico lo progresista con leyes que son reformistas, con un partido que quiere ser evolutivo y que civil y socialmente quiere seguir avanzando. La ley del divorcio también entiendo que es progresista y no socialdemócrata. Como la dependencia. Y ese término nos define muy bien. Con respecto a la otra parte: el liberalismo, considero que casa muy bien con el progresismo. Porque creo que nos centra. Nosotros, por otro lado, siempre hemos huido de las etiquetas.

"Entrar en gobiernos por entrar no es la cuestión. Hagámoslo cuando sea nuestro momento, que llegará. Esto es una carrera de fondo"

P: Ciudadanos ya ha dejado claro que a partir de 2019 planteará la entrada en gobiernos autonómicos. En la asamblea es otro de los grandes asuntos a debatir. ¿Hay que dar ese paso también en las ciudades?

R: 'A priori' no hay distinciones por lo autonómico o municipal. Las distinciones vendrán por otro lado. Entrar por entrar tampoco es la cuestión. A nadie se le escapa que cuando empiezas a trabajar en algo nuevo los primeros tiempos son de aprendizaje. La buena noticia es que hemos aprendido muy rápido y nosotros, por ejemplo, con siete concejales hemos currado mucho. Estos años te permiten ver la ciudad de una manera muy distinta, con mucho más conocimiento y estás más preparado para afrontar otros retos como es el gobierno. Al final, la oposición se puede hacer de muchas formas. Yo creo que nosotros la hacemos bien porque tenemos espíritu crítico y al mismo tiempo proponemos. Es constructiva, pero no deja de ser oposición. Nosotros lo que queremos es gobernar para aplicar nuestras ideas y hacer lo que mejor se nos da: gestionar.

P: Entonces, ¿no sería importante hacerlo antes de 2019 para que los ciudadanos les vean gestionando antes de ir a votar?

R: Creo que no por una sencilla razón. Hay que ser coherente con tus votantes y tus afiliados. Si has explicado una cosa es importante mantener la palabra. Es verdad que en ocasiones no te queda más remedio que cambiar tu decisión, pero tú has explicado las cosas de una manera a la gente. Muchas veces tenemos la tentación de tomar decisiones precipitadas como si la política fuera una cosa de un día para otro. No hay que olvidar que esto es una carrera de fondo. Nuestras políticas son de plantar y cosechar. Por eso creo que la respuesta es no. Que hay que hacerlo cuando lo planteemos con tranquilidad, que los afiliados también lo decidan... Esto es como una empresa. Los planes estratégicos se hacen a cuatro, seis o diez años. No puedes implantar tus políticas en un año. Hay que hacer las cosas bien. Hagámoslo cuando sea nuestro momento. Y nuestro momento va a llegar porque va a depender de que la gente sepa cómo trabajamos. En el Parlamento se está valorando y yo creo que eso traerá resultados.

"Los grandes avances sociales y civiles en este país no han venido de la mano de la socialdemocracia, sino del progresismo. Con eso nos identificamos"

P: Se lo digo porque, en el caso del ayuntamiento, si hubiera un entendimiento entre PP y PSOE ahora que las relaciones son otras en el Congreso, podría producirse un cambio de Gobierno en Madrid. No sé si usted se ve como eje de ese acuerdo.

R: Yo no lo veo posible. ¿Cuánto llevo en la política? No llega a dos años. Y de momento el único Partido Socialista que he tenido la oportunidad de conocer bien es el del ayuntamiento. Y tiene un comportamiento más parecido a una facción de Ahora Madrid que del histórico Partido Socialista. No ha sido una muleta sino un fijo. No veo al PSOE del Ayuntamiento explorando otras alternativas. También le digo que entrar en el año tres o cuatro sería solo para cosechar los malos resultados de la gestión del equipo de gobierno actual. Es decir, que crecemos más lento que la Comunidad y el Estado, en términos de PIB también, en empleo también pese a que históricamente nunca había ocurrido... Yo lo que quiero es implementar nuestra gestión desde el principio, de forma seria y rigurosa. Y ahora que conocemos el Ayuntamiento estaríamos en perfectas condiciones para hacerlo.

P: Y en la gestión actual, ¿cuáles son las mayores urgencias?

R: Hay que distinguir las urgencias a largo y corto plazo. A largo, me preocupa el turismo. No tenemos ni siquiera un área de gobierno, no se está haciendo nada en ese sector. Preocupación también por las inversiones, algo en lo que no se trabaja y estamos generando una suerte de inseguridad jurídica que está evitando que mucha gente que quiere no invierta en Madrid. Preocupación también por el desempleo. Cuando tus alergias ideológicas pesan más que tu sentido de responsabilidad, al final consigues que el desempleo no baje. Todos estos son planteamientos que hay que hacer a largo plazo. Ocurre que tener que apagar siempre un fuego nuevo te quita tiempo para pensar hacia dónde tenemos que ir.

Con respecto a los temas más urgentes. Limpieza, que no se está abordando. Se plantean muchas mesas, la mesa de limpieza, la mesa de esto y de lo otro, pero no se soluciona nada. Me acuerdo de que en mi empresa se decía "aquí hay gente que se reúne y gente que trabaja". Pues es lo mismo. También el tema de la seguridad: no se está hablando lo suficiente y nos debería preocupar a todos porque Madrid siempre ha sido y sigue siendo una ciudad segura, pero en el ultimo año —estoy comparando noviembre de 2015 con noviembre 2016— la delincuencia ha subido un 12%, todos los delitos relacionados con robos o hurtos. En barrios como el de Tetuán un 20%. La incautación de armas, un 107%. Sabemos que el nivel de patrullaje ha bajado, que se han desarticulado unidades de investigación de la policía altamente especializadas... No reconocen [por el Gobierno] que la máxima garantía de la libertad es la seguridad. Tenemos un problema con muchos vecinos que pasan miedo en sus portales. Un ayuntamiento tiene que garantizar limpieza, seguridad, alumbrado..., las cosas básicas.

Begoña Villacís asegura que la política es una 'carrera de fondo' y que el momento de Ciudadanos 'llegará'. (Carmen Castellón)
Begoña Villacís asegura que la política es una 'carrera de fondo' y que el momento de Ciudadanos 'llegará'. (Carmen Castellón)

P: Peatonalización de Gran Vía..., ¿sí o no?

R: Como todo en la vida, no puedes llegar un buen día y decir "voy a peatonalizar la Gran Vía". No se pueden tomar esas decisiones tan alegremente. Lo primero que hay que hacer es un estudio de impacto, saber qué consecuencias va a tener en el tráfico, en los aledaños de Gran Vía, en los comercios de la zona, en los aparcamientos, en los bulevares o calle 30 que es por donde la gente se desvía para llegar a ese mismo sitio. Hay que reunirse con la gente afectada y con los vecinos. Este Gobierno no ha hecho ninguna de esas cosas. Ahora que se dan cuenta y dicen ser el Gobierno de la participación se les ha ocurrido hacer una encuesta. Pero falta una pregunta: si verdaderamente quiere la gente quiere cortar la Gran Vía. O somos participativos o no lo somos. Nosotros podríamos haber criticado gratuitamente el corte, pero no lo hicimos. Lo que hemos pedido es que nos enseñen esos estudios de impacto y los datos. Estamos esperando.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios