LA OPOSICIÓN PLANEA CONTINUAR LA INVESTIGACIÓN

Un tribunal tumba la comisión de Carmena contra la gestión de Botella y Gallardón

La insistencia de la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha tenido al final sus frutos y un tribunal ha echado por tierra la intención de la actual alcaldesa. El fallo anula la comisión

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (i), conversa con la portavoz del PP en el ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (i), conversa con la portavoz del PP en el ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre. (EFE)

El juzgado número 9 de lo Contencioso Administrativo de Madrid ha decidido paralizar la comisión de investigación que el actual consistorio madrileño había decidido poner en marcha para escrutar los mandatos del PP al frente del ayuntamiento de la capital. La oposición de Esperanza Aguirre, que decidió recurrir dicha comisión por entender que Manuela Carmena quería llevar a cabo una "causa general" contra el PP, ha acabado dando por el momento sus frutos y los populares no tendrán que someterse a dicho examen.

Según la sentencia, que es inequívoca en su fallo, “ningún supuesto específico de investigación se señala, sino que se acuerda investigar todo durante tres legislaturas a ver si hay algo que se descubra”. Aguirre, que compareció ante los medios para explicar el fallo del tribunal, insistió en que para iniciarse una comisión de este tipo, debe haber un objeto concreto a investigar “y no una enmienda a la totalidad” en la gestión del PP durante los últimos años.

El juez declara directamente la “nulidad” de la creación de la comisión en cuestión, por lo que, a ojos de los populares, debe dejar de funcionar inmediatamente. El equipo de Gobierno aún no ha reaccionado y deberá decidir si interpone un recurso de apelación o acata el fallo. El grupo municipal del PP considera esta sentencia “un verdadero varapalo” para Ahora Madrid, máxime teniendo en cuenta que la iniciativa fue promovida por la alcaldesa, “de la que se presuponen conocimientos en derecho, teniendo en cuenta que es jueza”, matizó Aguirre.

La portavoz municipal conservadora reprochó igualmente a los grupos municipales del PSOE y Ciudadanos “haberse retratado” formando parte de la comisión de investigación, “pretendiendo anular al PP por razones electorales”. Aguirre aseguró además que, tras la sentencia conocida este jueves, espera que Carmena “pida disculpas a su grupo, a los señores Gallardón y Botella, a los votantes del PP y a los funcionarios de Madrid, cuya profesionalidad ha quedado puesta en tela de juicio”.

Fotografía de archivo de Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón. (EFE)
Fotografía de archivo de Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón. (EFE)

No deja de ser sintomático que, finalmente, haya sido Aguirre quien acabe echando un auténtico capote a su 'enemigo' en el PP, el exalcalde y expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón, y, de paso, a su sucesora al frente del ayuntamiento, Ana Botella. Aguirre siempre se mostró totalmente en contra de permitir la comisión de investigación si no se especificaba qué se quería investigar. De lo contrario, aseguraba, se convertiría en "una caza de brujas y una especie de causa general contra el PP". Un juez le ha dado la razón, al menos por el momento.

La comisión se aprobó por un pleno el 30 de marzo con los apoyos del equipo de Gobierno de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. El grupo popular dirigido por Aguirre ni siquiera se presentó a la inauguración de la mesa, al entender que se trataba de una "comisión antidemocrática" y una "cacería" contra los años de gestión del PP. Y, de hecho, optó por no participar en ninguna de las reuniones celebradas.

La comisión —uno de los 'proyectos estrella' del concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato— pretende analizar "la gestión y el origen del endeudamiento" con "especial atención a la contratación del sector público municipal" en las últimas tres legislaturas, que llevó al consistorio madrileño a alcanzar una deuda de 7.733 millones de euros en 2012. Ahora Madrid —con el apoyo de los socialistas, liderados por Purificación Causapié— pretende fiscalizar los sobrecostes de las grandes obras o proyectos del PP municipal, como Mercamadrid, Caja Mágica, la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) o Madrid Espacios y Congresos.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Los populares consideraron en su momento que el impulso de la comisión tenía una "clara intencionalidad partidista, política y oportunista", con la que se quiere hacer una "enmienda a la totalidad" de los últimos 12 años de gestión. Algo que para el grupo municipal es "absolutamente antidemocrático" y no responde a la labor propia de la oposición, que debería centrarse en fiscalizar al Gobierno actual.

"Necesitan un chivo expiatorio a su desgobierno", afirmó entonces Henríquez de Luna, que veía esta "comisión-cacería" como un plan para tapar "la falta de proyecto" de Ahora Madrid para la capital española. Aguirre y sus concejales critican que el equipo de Carmena dedique sus esfuerzos a investigar a la formación popular, que "no ha tenido ni un caso de corrupción dentro del ayuntamiento madrileño", en vez de "dedicarse a gobernar, que es para lo que les eligieron".

La oposición plantea continuar la investigación

Los grupos municipales de la oposición consideran que es necesario "analizar qué se hizo bien y mal" durante la gestión del PP en los últimos años. En el caso de Ciudadanos, los de centro aseguran que la sentencia señala "un defecto formal" en la creación de la comisión, pero no discute el fin de la misma. "En el caso analizado no queda acreditado de forma razonable que el Pleno municipal acordara la creación de una Comisión no permanente de investigación con una intención diferente para la que está prevista dicha Comisión", dicta el juez.

Por tanto, el grupo liderado por Begoña Villacís insiste en que la sentencia "no imposibilita" que el pleno analice las acciones de las anteriores corporaciones, ya que "se han producido desfases presupuestarios" motivados por la reforma de la M-30 entre otros, lo que justificaría "sobradamente", según el partido naranja, "la necesidad de conocer los posibles fallos cometidos y así evitar, que en un futuro, se vuelvan a cometer". De hecho, Ciudadanos afirma haber advertido de este problema formal en la junta de portavoces previa al pleno de septiembre.

En el caso del PSOE-M, que insiste en analizar en detalle la sentencia antes de hacer una valoración, sí pone de manifiesto la sorpresa al ver "todo el trabajo y la energía" dedicada por Aguirre para "impedir que se investigue" la gestión de las anteriores corporaciones. Además, su portavoz Puri Causapié asegura seguir considerando "necesario" aclarar "lo ocurrido en el Ayuntamiento, y más a la luz de lo que ya se está conociendo sobre la venta de viviendas a fondos buitre y las contrataciones con empresas de la trama Púnica".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios