el pleno aprobó que devuelva el dinero

El alcalde de Leganés se despidió de la VISA municipal con tres mariscadas de 658 euros

El socialista Santiago Llorente renunció en septiembre a la tarjeta municipal que usaba para gastos de representación. Antes la utilizó en dos cenas y una comida en dos marisquerías

Foto: Santiago Llorente, alcalde de Leganés.
Santiago Llorente, alcalde de Leganés.

El alcalde de Leganés, el socialista Santiago Llorente, se despidió a lo grande de la VISA municipal que utilizó durante meses para pagar, según su equipo, almuerzos y cenas de representación. El regidor asegura que dejó de utilizar la tarjeta en septiembre, tras las críticas de la oposición, y ese mes, concretamente el día 14 a las 15.12 horas, el alcalde abonaba su última comilona desembolsando con la VISA del Ayuntamiento 150 euros en la marisquería San Ignacio, en el centro comercial San Ignacio de Loyola, situado en el barrio madrileño de Aluche. El pleno del Ayuntamiento aprobó el pasado 10 de noviembre una moción no vinculante para que Llorente reintegre todo el dinero que se ha gastado en comidas desde que llegó al cargo en junio de 2015.

Cuatro comensales, según la factura, que degustaron una tortilla de merluza y berberechos, seis zamburiñas, un pulpo a la brasa, un bacalao, una merluza y un rodaballo. Todo ello regado con agua y dos botellas de Gran Lagar de Bouza, un vino albariño. No es el único gasto que hizo Llorente en una marisquería. En el mes anterior, agosto, hay otras dos facturas el 16 y el 18 de agosto en el restaurante Aris, una marisquería de Leganés. La primera suma 232,5 euros, y la segunda, otros 275,5 euros. Se trata de dos cenas.

En la primera, la del día 16, el alcalde invitó a sus acompañante a dos raciones de gambas, dos de pulpos, dos de croquetas, dos de calamares y dos ensaladas. Acompañado de agua y 13 cervezas. La segunda, la del 18, no especifica. Se supone que son 10 menús de la marisquería a 27,55 euros cada uno, lo que elevó la factura a los 275,5 euros. Como ya publicó El Confidencial, el alcalde también se gastó 478,23 euros con la VISA municipal en una sidrería de Oviedo cuando regresaba de Asturias después de presenciar un partido de fútbol del equipo del municipio, que en mayo de 2016 militaba en Segunda División. Dos jornadas después culminó su ascenso a primera división. 

El menú para celebrar la victoria estaba compuesto por cuatro platos de embutidos, cuatro platos de setas rebozadas con cabrales, cuatro cachopos de ternera, cuatro entrecots y, para beber, 26 bebidas: vino, cerveza, sidra, coca-colas y agua. Para culminar, dos ruedas de postres combinados y una ronda de chupitos. La oposición llevaba toda la legislatura denunciando que Llorente usaba a su antojo la VISA municipal, dotada con fondos públicos, y que apenas ofrecía información sobre estos gastos. El alcalde aseguró que renunció a ella en septiembre.

Llorente ya explicó en rueda de prensa que acompañó al equipo a Oviedo porque jugaba un partido clave. "Al final del encuentro opté por invitar a la Junta Directiva del Club Deportivo Leganés y fuimos a cenar 20 personas. La factura ascendió a 478 euros, 25 euros por persona, en un restaurante de Oviedo. Es verdad que ese gasto se produjo y lo hice", señaló.

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés aprobó el pasado 10 de noviembre una moción, propuesta por ULEG (que tiene seis ediles), que pidió la reprobación del alcalde, su dimisión y que devolviera todo el dinero gastado con "su tarjeta Ñam". La moción, que no es vinculante, se aprobó con los votos de ULEG y de cuatro ediles no adscritos (que antes pertenecían a Leganemos). Se abstuvieron PP, Ciudadanos y los dos concejales de Leganemos. "El señor Llorente debería ser consciente de que estos gastos extra se han convertido en un sobresueldo personal, que además no declara en su IRPF", señalan desde ULEG, que cifra en 7.500 los gastos del alcalde con la VISA municipal.

Botellas de agua en los plenos

"Estos gastos corresponden a gastos de representación y se refieren a gastos disponibles en todos los ayuntamientos para este concepto. En ningún caso se han adquirido con esta tarjeta productos o bienes. Todos ellos corresponden a encuentros institucionales o relacionados con la actividad municipal mantenidos con representantes de otras administraciones, por ejemplo consejeros de la Comunidad de Madrid, asociaciones empresariales de la ciudad, entidades locales o medios de comunicación", explicó ya un portavoz del consistorio, que recalcó que "ninguno de estos gastos corresponde a actividades políticas personales o privadas del alcalde".

El ayuntamiento explica que, por ejemplo, en estos gastos se incluye la adquisición de las botellas de agua que consumen todos los concejales en las sesiones del pleno municipal o la tradicional comida de Navidad con los medios de comunicación local, a la que asisten desde hace más de 20 años todos los redactores que cubren la información de la localidad. "También se abonan con esta tarjeta el café que se sirve en las ruedas de prensa o el almuerzo con los alcaldes de ciudades hermanadas que han visitado Leganés". Por último, "el gasto realizado por Llorente en lo que va de legislatura supone una mínima parte del que se ha realizado en el consistorio en etapas anteriores". Con respecto a la oposición, todos los grupos municipales cuentan con una asignación económica para el desempeño de su labor.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios