INassa tiene acciones en otras 20 empresas

El principal socio del Canal en Iberoamérica es una empresa 'offshore' en Panamá

El 18% de Inassa, matriz del grupo al otro lado del Atlántico, pertenece a la firma Slasa. Cifuentes amenaza a un directivo de Inassa con destituirle si no comparece en la Asamblea

Foto: Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y expresidente del Canal.
Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y expresidente del Canal.

El principal socio del Canal de Isabel II en Iberoamérica es una empresa 'offshore' creada en Panamá que tiene entre sus directivos testaferros profesionales que ocupan cargos en casi 300 sociedades. Aunque la firma panameña pertenece realmente a tres empresarios colombianos que también son socios a título personal del Canal en el 'holding' que la mayor empresa pública de la Comunidad de Madrid tiene en Colombia. Se trata de Inassa (Sociedad Interamericana de Aguas y Servicios SA), la matriz sudamericana del Canal de la que a su vez dependen otras 20 compañías en diversos países. El 81,24% de Inassa pertenece al Canal a través de Canal Extensia. Otro 18,76% es propiedad de Slasa (Sociedad Latinoamericana del Agua SA), creada en abril de 2001 en Panamá.

El Gobierno regional de Cristina Cifuentes, que ha heredado todos los negocios empresariales que el Canal inició en Iberoamérica bajo los ejecutivos de Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre e Ignacio González, se ha comprometido a realizar una auditoría profunda de las filiales del Canal al otro lado del Atlántico, y a abrir "un periodo de reflexión" para decidir el futuro del Canal en Sudamérica. Inassa es la cabecera del grupo, con participaciones en 20 sociedades en Colombia, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Brasil, Costa Rica, México y Uruguay. El último presidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino, fue destituido por Cifuentes a mediados de abril después de que El Confidencial desvelara que aparecía en los ya famosos papeles de Panamá ocupando cargos de responsabilidad en tres firmas de Hong Kong constituidas por el bufete Mossack Fonseca.

Inassa es la cabecera del grupo, con participaciones en 20 sociedades en Colombia, R. Dominicana, Ecuador, Panamá, Brasil, Costa Rica, México y Uruguay

Las aguas no bajan tranquilas en Inassa. En una carta fechada el 9 de junio, remitida a la diputada socialista Mercedes Gallizo, el consejero Ángel Garrido, número dos de Cifuentes y a la sazón actual presidente del Canal, asegura que destituirá a otro directivo de Inassa si este se niega a comparecer en la Asamblea de Madrid, en la comisión de estudio de la deuda que ha puesto en marcha la oposición. Se trata de Diego García Arias, mano derecha del ya destituido Rodríguez Sobrino, que escribió a la Asamblea rechazando la petición de comparecencia hasta que no le autorizara la junta directiva de Inassa. "Dada la mayoría del Canal en el citado órgano de gobierno, tenemos el firme propósito de pedirle expresamente su asistencia, y ante una respuesta negativa, solicitaríamos su destitución inminente", señala Garrido a Gallizo.

A cierre de 2015, Inassa tenía unos activos valorados en 126 millones de euros. El 81,24% de Inassa pertenece al Canal. Otro 18,76% es propiedad de Slasa (Sociedad Latinoamericana del Agua SA). Y tres empresarios colombianos, Luis Nicolella del Cano, Enrique Miguel Guerlain y Nelson Polo Carbonell, suman a título personal un porcentaje del 0,000018%. Slasa fue creada en abril de 2001 por el bufete panameño De Obaldía & García de Paredes. Como agente residente de la firma figura Carlos Alberto de Obaldía, que también aparece en los papeles de Panamá porque trabaja con Mossack Fonseca. La ley panameña obliga a que toda sociedad anónima constituida en el país cuente con una figura jurídica que la represente y que pague las tasas anuales para que pueda seguir operativa. 

Testaferros como directivos

La firma panameña cuenta con varios directivos que en el registro mercantil suman cerca de 300 cargos en otras sociedades, actuando de testaferros para varias compañías. Aunque los verdaderos dueños de Slasa son los tres empresarios colombianos antes citados, según fuentes de Inassa. Dos de ellos, Nicolella y Polo, tienen asiento en la junta directiva de Inassa, a pesar de que nominalmente suman el 0,000018% de las acciones, un porcentaje que no les daría derecho a ello. Pero se sientan en la junta por su representación en Slasa. 

España no considera paraíso fiscal a Panamá desde julio de 2011, cuando entró en vigor entre ambos estados el convenio de doble imposición con cláusula de intercambio. Pero antes de esa fecha, el secreto bancario y una fiscalidad prácticamente inexistente convertían al país centroamericano en el destino ideal para crear sociedades 'offshore'. Bajo esta definición se encuentran las empresas creadas según las leyes de un Estado extranjero y cuya actividad se realiza fuera de la jurisdicción en la que está registrada. Slasa está creada en Panamá, donde apenas tiene actividad, aunque participa en una potente empresa colombiana. Slasa, según fuentes del Canal, se dedica a "la financiación, inversión, consultoría, operaciones mercantiles e ingeniería relacionadas con el ciclo integral del agua".

Tanto el PSOE como Podemos llevan meses denunciando la falta de transparencia y las complicadas telarañas societarias que ocultan a las filiales del Canal al otro lado del Atlántico. La diputada Mercedes Gallizo ha pedido la comparecencia para dar explicaciones de Edmundo Rodríguez y Diego Arias. Los dos han rechazado la petición, el primero alegando que fue destituido y ya está fuera de Inassa, y el segundo, que necesita autorización. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el consejero de Presidencia, Ángel Garrido.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el consejero de Presidencia, Ángel Garrido.

Ante las críticas y las informaciones periodísticas, la presidenta Cristina Cifuentes y su consejero Ángel Garrido han decidido cortar por lo sano y ya han ordenado varias destituciones al margen de la del expresidente de Inassa. La directora financiera del Canal, María Fernanda Richmond, también fue destituida tras detectarse anomalías en la desastrosa operación de compra de la filial brasileña del Canal, Emissao Engenharia e Construçoes, SA LtdaComo publicó El Confidencial, en noviembre de 2013 el Ejecutivo presidido entonces por Ignacio González pagó 21,4 millones por esta sociedad, que un año después tenía un valor contable de solo cinco millones, cuatro veces menos. Cifuentes quiere llevar estas anomalías a la Fiscalía

Cifuentes también ha ordenado que se convoque el consejo de administración de la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla SA ESP (más conocida como la Triple A colombiana) para que se destituya al gerente general, Ramón Navarro Pereira, que también aparecía en los papeles de Panamá. El Canal tiene el 82% de la Triple A. El Canal también es socio en otra empresa colombiana de un empresario investigado por la Fiscalía de ese país por vínculos con grupos paramilitares.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios