cifuentes le quiere fuera

El PP no tiene dinero para despedir al gerente de Esperanza Aguirre

Beltrán Gutiérrez Moliner pide "lo que le corresponde por ley" tras 19 años en el partido, una cifra superior a los 100.000 euros. El PP nacional intenta pactar con él una rebaja de esa cantidad
Foto: Beltrán Gutiérrez (centro) acompaña a Aguirre al juzgado en una imagen de 2014. (Gtres)
Beltrán Gutiérrez (centro) acompaña a Aguirre al juzgado en una imagen de 2014. (Gtres)

El Partido Popular sigue negociando el despido de Beltrán Gutiérrez Moliner, exgerente del PP de Madrid y hombre de máxima confianza de Esperanza Aguirre durante más de una década. Cristina Cifuentes, actual presidenta regional y presidenta de la gestora que dirige los designios de la formación en Madrid, le quiere fuera, pero hay un obstáculo que está impidiendo que su marcha se materialice: su indemnización por despido tras 19 años en nómina es alta y aún no se ha llegado a un acuerdo entre ambas partes porque el partido quiere rebajar la cifra que le corresponde por ley, ya que las arcas del PP no pasan por su mejor momento.

Beltrán Gutiérrez está imputado actualmente en dos procedimientos judiciales: las tarjetas 'black' de Caja Madrid (se gastó 58.000 euros) y el caso Púnica. Durante años ha sido uno de los principales colaboradores de Esperanza Aguirre dentro del PP de Madrid y titular de las llaves de la tesorería del partido. A principios de octubre de 2014 dejó la gerencia del PP de Madrid y su puesto como asesor del grupo municipal en el Ayuntamiento de Madrid, salpicado por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid, entidad en la que fue consejero. Aunque dejó la gerencia y el consistorio, siguió estando a sueldo del partido bajo el paraguas y la protección de Aguirre. Nunca fue dado de baja.

La situación económica del partido no es la más boyante: el PP ha perdido nueve millones de euros tras los resultados de las elecciones de diciembre

La llegada de Cifuentes a la presidencia de la gestora del PP de Madrid suponía 'de facto' la marcha definitiva de Gutiérrez Moliner. Pero de eso ya ha pasado más de un mes y a día de hoy el exgerente sigue a sueldo del partido, en calidad de administrativo, con una nómina de 3.000 euros al mes. "Es el PP nacional quien tiene que despedirle, pero tras 19 años en el partido solo quiere lo que le corresponde por ley", señala una fuente cercana al exgerente. "No quiero hablar. Todo está yendo sin problemas ni tensiones", comenta el propio Beltrán Gutiérrez a El Confidencial.

Pero hay un problema. El PP no quiere pagarle la indemnización por despido improcedente ni el finiquito que le correspondería por ley, superior a los 100.000 euros, y quiere negociar esa cifra. La situación económica del partido no es la más boyante. Los resultados electorales de diciembre le han supuesto dejar de ingresar nueve millones de euros para sus gastos de funcionamiento debido a la caída de votos y escaños obtenidos. De momento, ya se han producido contactos telefónicos entre el abogado del PP y el abogado de Gutiérrez Moliner, después de que se tuvieran que aplazar encuentros personales entre ambas partes (el abogado del exgerente no es de Madrid y las citas no se pueden producir con cierta asiduidad). Cifuentes le quiere fuera sí o sí. Aunque ya no tiene ninguna función en la nueva gestora, la figura de Gutiérrez Moliner supone un vínculo con un pasado que la presidenta regional quiere romper definitivamente.

Registros en su despacho

Hasta hace poco, Beltrán Gutiérrez tenía despacho en la primera planta de la calle Génova, sede del PP de Madrid. Hasta allí acudieron el pasado 11 de febrero agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para registrarlo y revisar su ordenador de trabajo. Lo había ordenado el juez Eloy Velasco, instructor del caso Púnica, después de que el empresario David Marjaliza, principal imputado, ayudara a identificar unas siglas que aparecían en la agenda del exconsejero Francisco Granados (actualmente en prisión). La investigación apunta a que Javier López Madrid, consejero de OHL, pudo financiar ilegalmente al PP madrileño. Beltrán Gutiérrez ha negado a la UCO ser el 'BG' que aparece en la agenda de Granados. El magistrado investiga 584 millones en obras que la Comunidad de Madrid ha adjudicado a OHL entre 2004 y 2013.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

La firma de Beltrán Gutiérrez aparecía en los ya famosos recibos de Fundescam, la fundación del PP de Madrid que recaudó mucho dinero entre empresarios para financiar campañas electorales y que facturó a empresas de la trama Gürtel. Él era apoderado de la fundación. En una de las grabaciones del sumario, aparece Francisco Correa acusando a Beltrán de pedirle una comisión a cambio de zanjar una deuda que el PP de Madrid mantenía con sus empresas: "Han llamado de Génova para pactar lo de la deuda. Y me voy a calzar a Beltrán... porque va a venir a la reunión un tío de confianza de Esperanza y le voy a decir que todo esto es porque me pidió comisión, y como yo me negué me dijo que me iba a joder el dinero que me corresponde, que era unos 10 o 12 millones" (escuchar audio).

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Jesús Ángel García Bragado, el otro abanderado español en Río
Bob esponja episodio el garabato musical
Green Beret

ºC

ºC