la concejala justifica todas sus actuaciones

Mayer ignora a la oposición, descarta dimitir y ve competencias para cambiar el callejero

La esperada Comisión de Cultura se saldó con la comparecencia de Celia Mayer, que no respondió a las preguntas de la oposición, y descartó tajantemente dimitir: "Tengo el apoyo de la alcaldesa"
Foto: La delegada del Área de Cultura, Celia Mayer (Efe)
La delegada del Área de Cultura, Celia Mayer (Efe)

La esperada Comisión Extraordinaria de Cultura presidida por el concejal popular Pedro Corral se celebró esta mañana y, pese a las expectativas generadas, no resolvió ningún enigma sobre las últimas polémicas que han venido sacudiendo el Palacio de Cibeles. La concejala Celia Mayer, poco después de que Manuela Carmena asegurara en la ‘Cadena Ser’ que no tenía pensado el cesar a su edil ya que sería “injusto”, justificó su actuación en las últimas semanas al aplicar la Ley de Memoria Histórica. Mayer se refirió a la retirada de “monumentos franquistas” como las placas en homenaje a ocho frailes carmelitas en el Cementerio de Carabanchel y al sindicalista José García Vara  o el Monolito al Alférez Provisional, asegurando que el traslado, cambio o restauración de estos monumentos, igual que la denominación de las calles de Madrid “son competencias del área de Cultura y la Junta de Gobierno”.

La edil fue muy clara ante los medios de comunicación al descartar su marcha. “No considero dimitir, tengo el apoyo de la alcaldesa y de otra mucha gente que entiende que todo esto sucede por otras cuestiones políticas”, sentenció a su salida de la Comisión, que no estuvo exenta de palabras subidas de tono y malestar generalizado. La portavoz del PP, Isabel Rosell, acusó a la concejala de haber adjudicado “a dedo” el contrato a la cátedra de la Universidad Complutense, y llegó incluso a sugerir que esta actuación “pudo rebasar la legalidad”.

En la misma línea, la concejala de Ciudadanos, Sofía Miranda, reprochó a Mayer que “la cultura no es ningún instrumento ideológico al servicio de las administraciones públicas” y arremetió contra la delegada del Gobierno al “atribuirse el poder” de la retirada o cambios en las calles y monumentos, insistiendo en que “las competencias de la Junta de Gobierno no son suficientes” para realizar todas esas actuaciones. El grupo liderado por Begoña Villacís preguntó a Mayer por el “informe ténico” necesario para llevar a cabo la retirada según la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid que, sin embargo, ningún miembro del gobierno municipal entregó

Mayer, tras su explicación. (Efe)
Mayer, tras su explicación. (Efe)

La comparecencia de la concejala socialista, Mar Espinar, mantuvo un tono de seriedad y reproche absoluto, que llegó a acusar a Mayer de tener un comportamiento propio de una “niña inmadura que quiere quedar bien con sus amigas” y la acusó de haber llevado a cabo “una chapuza detrás de otra” en “ocho meses marcados por el sectarismo y la opacidad”. El equipo encabezado por Puri Causapié, que sostiene a Ahora Madrid en el Ejecutivo municipal, criticó la “falta de rigor y las prisas” de Mayer al aplicar la ley aprobada en 2007 por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, y aseguró ver “fanatismo” en su iniciativa.

Espinar volvió a pedir la dimisión de Mayer, “no por los últimos casos”, sino por la “falta de estrategia cultural, por no desarrollar un modelo para Madrid Destino, ningunear al deporte dentro del área y, en suma, mantener la concejalía en el centro de la polémica”. La socialista instó a Mayer a “seguir el camino marcado por Zapata”, su antecesor que también debió dimitir al poco tiempo de asumir el cargo. También los populares zanjaron su comparecencia pidiendo a Mayer “no escurrir el bulto y váyase a casa”.

La delegada del área, que rechaza de plano la opción de abandonar su concejalía, no explicó la hoja de ruta que el Ayuntamiento desarrollará para aplicar la Ley de Memoria Histórica después de que la cátedra de la Universidad Complutense decidiera dejar de asesorar al consistorio, aunque según explica el equipo de Gobierno “nunca se llegó a firmar el contrato con la cátedra”. En todo caso, Mayer se mostró decepcionada con “el desproporcionado volumen mediático” que en los últimos días tras el estallido del caso de los titiriteros del Carnaval de Madrid ha ido adquiriendo la gestión de su área, “incluida la portada del ‘Financial Times’ y las palabras del ministro del Interior en funciones”. La delegada no tiene dudas: se queda en un Ayuntamiento “que ha actuado de forma responsable”.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

MI AMIGO EL GIGANTE de Steven Spielberg | Tráiler Oficial en español [HD]
El crimen de Daniel Shaver
Una mujer graba la muerte de su marifo afroamericano a manos de la policía en Estados Unidos

ºC

ºC