Propuesta para elevar el tope salarial

En Marea introduce la doble escala salarial en sus cargos públicos

La formación en la que se integra Podemos Galicia propone elevar el tope de ingresos a los diputados que renunciaron a sueldos mayores

Foto: Luis Villares, portavoz de En Marea. (EFE)
Luis Villares, portavoz de En Marea. (EFE)

El dinero vuelve a enturbiar la convivencia en En Marea, el partido político que comparten entre otros Podemos Galicia, Esquerda Unida y las Mareas ciudadanas. Ya ocurrió cuando diputados críticos de la formación morada se negaron a donar parte de su salario a esta organización política. O cuando se filtró, probablemente desde dentro de la organización, la exigencia de su portavoz, Luis Villares, de una “compensación de las rentas salariales” que dejó de percibir al renunciar a su plaza de magistrado para dedicarse a la política. Ahora vuelve a hacerlo con la propuesta de elevar el tope salarial de sus cargos públicos que pierdan dinero por entrar en política.

La propuesta será debatida este domingo en el plenario de En Marea, la asamblea del espacio de confluencia, que se celebra en Santiago. Su trasfondo está íntimamente relacionado con el caso del propio Villares, quien renunció a su sueldo como magistrado cuando se convirtió en 2016 en candidato a la presidencia de la Xunta y posteriormente en diputado. Fue como una “compensación de las rentas salariales” que dejó entonces de percibir, como justificó aquella petición, que incluía también personal de apoyo, un chófer y un secretario, para ejercer sus funciones como representante del primer partido de la oposición en Galicia.

La regla general mantiene que cada cargo cobre un máximo de tres salarios mínimos al mes

La nueva propuesta, que figura en la nueva carta financiera de En Marera, propone modificar el sistema económico que se impulsó tras las elecciones autonómicas, al introducir una excepción a los límites establecidos para sus cargos públicos. Así, se dispone que aquellos que hayan visto minorada su renta con su actividad política respecto a la profesional puedan cobrar más, y se reduzca por lo tanto la parte que deben destinar al partido. Desde el sector crítico, encabezado por la Marea Atlántica del alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, se entiende esta iniciativa como “un techo salarial para precarios mediante el lucro cesante”.

De aprobarse tal y como está planteada, la nueva carta financiera establecerá una doble escala salarial, al diferenciar entre los que tenían rentas mayores y menores antes de iniciar su actividad política. Excepciones al margen, la regla general mantiene que cada cargo cobre un máximo de tres salarios mínimos al mes, lo que supone 14 pagas anuales de 2.123 euros, sin contar gastos. El resto de lo que les corresponda será donado.

Luis Villares se defendió de las críticas señalando el caso de Podemos. El magistrado en excedencia señaló que “es común en el espacio de confluencia” en el ámbito estatal que aquellos cargos que pierdan dinero como consecuencia de su entrada en política reduzcan la aportación que están obligados a realizar al partido. Puso en valor el portavoz de En Marea el “esfuerzo” de esta organización por adaptar su modelo al de los otros partidos integrados o, dicho de otra forma, por “copiar directamente” su sistema. “No estamos inventando nada nuevo”, subrayó Villares, que incidió en que la propuesta de modificación de la carta financiera tiene como objetivo “homologar” la existente al resto de fuerzas del “espacio de ruptura a nivel confederal”, en referencia al Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Xulio Ferreiro, alcalde de La Coruña.(EFE)
Xulio Ferreiro, alcalde de La Coruña.(EFE)

La nueva carta financiera fue propuesta por la Coordinadora al Consello das Mareas, que le dio su visto bueno para ser ratificada en el plenario de este domingo. En ese documento también se establece que el máximo salarial pueda incrementarse 353 euros al mes por personas a cargo, hasta un máximo de 1.400. Son todas ellas condiciones que, dice el documento, “podrán ser revisadas en el caso de lucro cesante que con carácter irreversible sufra una persona electa o por cargas económicas acreditadas”. La carta no establece en qué condiciones se deberá realizar la revisión en el primero de esos casos.

El sistema establece “con carácter excepcional y solo para la legislatura en curso” que los diputados que lo soliciten puedan distribuir del modo que consideren “éticamente más justo” el 50% de la parte que exceda al límite salarial, mientras que el otro 50% será donado a En Marea, lo que se interpreta como un método de conciliar las donaciones a este partido con las que realicen a Podemos sus siete parlamentarios. La carta prohibe también a todos sus cargos suscribir planes de pensiones privados financiados con fondos públicos.

La formación de Xulio Ferreiro se sintió traicionada con la maniobra realizada por En Marea

El régimen económico que el grupo parlamentario de En Marea aprobó en noviembre del pasado año no llegó a cumplirse, después de que Podemos demandara a sus diputados, la mitad del total del grupo, que también aportasen parte de sus ingresos al partido morado. Aquel sistema no establecía un tope salarial, sino donaciones proporcionales al salario de cada uno de sus parlamentarios. Un diputado raso, al que le corresponderían 4.811 euros brutos, aportaría un 20% a En Marea. Las divergencias internas provocaron que algunos de los diputados de Podemos hayan renunciado a financiar a este partido.

La dirección nacional de Podemos envió recientemente a sus parlamentarios gallegos un documento en el que les pide que certifiquen por escrito que son cargos de su partido, independientemente de la fórmula jurídica con que concurriesen a los comicios, lo que les vincula al código de donaciones salariales de la formación que lidera Pablo Iglesias y supone una amenaza de expulsión en caso de incumplirlo. Los diputados de Podemos en el grupo de En Marea están inscritos a título individual en un partido que surgió como instrumental, pero se ha constituido como uno de corte tradicional.

En esta ocasión, las críticas al sistema de donaciones no llegan de Podemos. De un lado, dirigentes de la nacionalista Anova como Pepe Arias censuraron la medida: “Si hablamos de ruptura, conceptos como lucro cesante no pueden estar en nuestra cartografía”. Pero son más intensas las que surgen en el entorno de la Marea Atlántica coruñesa, que entroncan con el distanciamiento que mantienen con Villares desde hace meses. El diciembre pasado, la formación de Xulio Ferreiro se sintió traicionada con la maniobra realizada por el portavoz de En Marea, quien se alió con sectores minoritarios para afianzar su liderazgo orgánico, un puesto que estaba inicialmente vetado al portavoz parlamentario.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios