secretario de los empresarios de sada

Las otras polémicas del empresario que equiparó homosexualidad con incesto

Eduardo Lorenzo, que dimitió tras sus opiniones homófobas, atribuye el maltrato a "causas naturales" y resta importancia al 'bullying' en otros artículos

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

La fama que no ha alcanzado como empresario ni como abogado se la ha labrado como articulista Eduardo Lorenzo Martínez, el secretario de los empresarios de Sada (A Coruña), que utilizó un periódico de la organización para ventilar sus opiniones sobre la homosexualidad, un “fenómeno” que equiparó al incesto y la poligamia. El revuelo provocado por el artículo ha terminado por provocar su dimisión y la del presidente de la organización empresarial, Bernardo Valiña, director de la publicación, además de la intervención de la Fiscalía, que estudia si autor y editor incurrieron en delito.

El artículo titulado "La homosexualidad es pecado" se publicó en el número de mayo de 'Mariñán', una revista mensual editada por la Asociación de Empresarios de Sada e As Mariñas (Aesada) con una polémica línea editorial que linda en ocasiones con el franquismo. Eduardo Lorenzo dispone en ella de una columna estable en la que hace gala de su incorrección política, que utiliza tanto para atacar a los homosexuales como para relativizar el acoso escolar o encontrar explicaciones “naturales” a la violencia machista.

A esta cuestión dedicaba su colaboración de marzo, en la que concluía que “quizás haya algo de primitivo y antropológico en maltratar, algo natural, por más que sea detestable en nuestra sociedad”. Una situación que atribuía a que hombres y mujeres son distintos. “Por eso no soporto a las feminazis que ven el machismo acechar detrás de un hombre que abre una puerta a una mujer, detrás del que orina erguido, detrás del que regala flores, detrás (encima) de la postura del misionero”, enumeraba, para concluir: “Una peineta para tod@s ell@s".

El abogado relata con lujo de detalles en esa columna cuál es su tipo del sexo opuesto, al declararse un apasionado de la “mujer pizpireta cuando se contonea mientras friega la loza, con su cuerpo amoldado al mandil, a la esponja y el Fairy”. Su prototipo femenino es la mujer “que se maquilla y depila, y no aquellas que visten con ropa de género neutro, al estilo de 'garçon' de comuna, camiseta a rayas, pelo corto o a lo vasco, uñas con grasa de motor”.

El articulista confesaba haber sido un niño “abusón”y que su especialidad era fijarse en los defectos físicos de los mas débiles

En noviembre del pasado año, y a propósito de varios casos de acoso escolar en Lugo, el abogado y empresario escribía otra polémica columna en la que ensalzaba a sus protagonistas como “dignos sucesores” del ardor guerrero de las legiones romanas de la antigua Lucus Augusti, cuyos “primeros pinitos pugilísticos”, para su disgusto, fueron “elevados a portada” en la prensa nacional. El revuelo social del 'bullying' lo considera “desproporcionado”, siempre que no medien lesiones graves. “Probablemente su causa radique en los complejos de los nuevos padres que anhelan que sus hijos se desarrollen en un ambiente floral, entre el buenismo más pacato”, opina. El articulista confesaba en el artículo haber sido un niño “abusón”, aunque “en grado contenido”, y que su especialidad era fijarse en los defectos físicos de los mas débiles. “Así me ganaba mi sitio en la manada. Imagino que no causé daños mayores; a lo sumo, alguna sesión de hipnosis regresiva en el diván, años más tarde”.

Eduardo Lorenzo. (Twitter)
Eduardo Lorenzo. (Twitter)


No solo los artículos de Lorenzo generan controversia. También la provocaron las opiniones vertidas en distintos números del periódico de los empresarios sobre los Franco y el pazo de Meirás. 'Mariñán' publica habitualmente noticias irónicas sobre la obligación de abrir el pazo al público, reiteradamente incumplida por la familia Franco. “El pazo de Meirás es la clave de todos los problemas de Sada. Solucionado este, solucionado todo. Lo demás puede esperar”, bromeaba en grandes titulares en su número de marzo.

En octubre pasado, un artículo del director y entonces presidente de la asociación establecía una relación directa entre las estancias del dictador en el pazo sadense y una supuesta época dorada en este municipio, para referirse con nostalgia a un esplendor económico en el que “Sada se veía colmada de gente”. “Hace años veraneaba en el ayuntamiento de Sada el Caudillo igual que sucede hoy en día en Mallorca, donde veranean los Reyes de España”, escribía Bernardo Valiño, que elogiaba a la “élite social” que se concentraba en torno al pazo de Meirás. “Muchos miembros de esa élite no solo veraneaban aquí”, sino que “algunos de ellos, además de edificar sus residencias veraniegas, alquilaban o vivían de forma casi permanente o visitaban con frecuencia nuestro ayuntamiento y los del entorno después de pasada la etapa estival, porque eso daba cierto caché”, rememoraba en su artículo, que lamentaba que “con la desaparición del jefe del Estado, la demanda se fue diluyendo lenta pero inexorablemente”.

Pero el artículo "La homosexualidad es pecado", publicado en el número de mayo, sobrepasó todas estas polémicas. En el texto que ha provocado su dimisión, calificado por su director de “valiente y correcto”, el exdirigente de los empresarios de la localidad coruñesa asegura no tener nada contra los homosexuales “respetables”, pero otra cosa muy distinta es ser “un maricón ostentoso”. Lorenzo aborda en él los supuestos tabúes que impiden expresarse libremente sobre la homosexualidad, unas barreras que se muestra dispuesto a romper. Lo hace para equiparar esa condición con el incesto y solo un escalón moral por encima de la pedofilia. Así, se adentra “en el pantanoso terreno de lo natural o contranatura”, aunque exceda “las modestas aspiraciones” de su artículo, para advertir que en la homosexualidad existen “comportamientos otorgados con plena validez por quienes participan de tales actos”. Solo esto lo salva a su juicio de quedar encuadrado en el mismo plano que la pedofilia o el bestialismo, “pero a la par, siguiendo este mismo argumento, del incesto o la poligamia”.

Eduardo Lorenzo, abogado de profesión, se refiere de forma específica a la celebración en Madrid del Día del Orgullo Gay, con un desfile en el que “pululan lo grotesco, lo carnavalesco, con engendros, andróginos y estrógenos con patas”. El exdirigente de la patronal de Sada, población de 15.000 habitantes muy próxima a A Coruña, ataca al Partido Popular —uno de los principales anunciantes en la revista 'Mariñán'— por su negativa a revisar la ley de matrimonio homosexual o la que permite la adopción por parte de parejas del mismo sexo, una actitud que atribuye a las “presiones del 'lobby' gay” y al “miedo a la pérdida de apoyos electorales”. Es una posición “que muchos calificarían de cobardía o traición”.

El fenómeno de la homosexualidad, relata en uno de sus párrafos, ha pasado de estar perseguido, con encarcelamientos “a veces indiscriminados”, a ser “un fenómeno intocable y completamente equiparable en derechos a un modelo de familia tradicional”, una situación que lamenta, pero que circunscribe “al ámbito nacional, dado que en según qué países la situación es muy diferente”. Se adorna en su prosa el articulista, que describe a los homosexuales como a aquellos que “vestían demasiada pluma y eran conocidos en los ambientes carcelarios como las palomas”.

Con la llegada al Gobierno del PP en 2011, “podría pensarse un cambio de tendencia legislativa en el trato hacia este fenómeno”, escribe Eduardo Lorenzo. “Pero nada más lejos de la realidad, su acción de gobierno sobre este punto únicamente se limitó a mantener intangible lo que las resoluciones del Tribunal Constitucional avalasen”, se queja el abogado, que asegura que es esa una posición “que muchos calificarían de cobardía”. “En definitiva, no querían meterse en otro berenjenal”.

"Una cosa es el homosexual discreto y respetable y otra muy distinta el maricón ostentoso”, concluye la columna del abogado

El artículo cita al Nobel Camilo José Cela que, preguntado sobre el colectivo gay, respondió: “No estoy a favor ni en contra de sus reivindicaciones, me limito a no tomar por el culo”, para apostillar: “Siguiendo con tal afirmación, tampoco un servidor discute sus derechos o reivindicaciones, ni aún la legitimidad de las mismas”. Pero advierte que es cosa distinta que el asunto se convierta en un tabú “sobre el que no cabe debate alguno”. “Este proceder cohonesta muy poco con una democracia donde tenemos que aceptar —faltaría más— un desfile anual por conocido barrio madrileño, pululando lo grotesco, con engendros, andróginos y estrógenos con patas: las locas de toda la vida”. Que lo acepte por obligación no quiere decir que uno “no pueda ser libre de venerarlo, criticarlo, ensalzarlo o denostarlo, al gusto, porque una cosa es el homosexual discreto y respetable y otra muy distinta el maricón ostentoso”, concluye.

Antes de presentar su dimisión, Eduardo Lorenzo defendió en declaraciones a 'Faro de Vigo' su libertad de expresión “por encima de herir ciertas sensibilidades”. El secretario de los empresarios insistía en supuestas razones naturales para equiparar homosexualidad e incesto. “Una y otra no difieren desde el punto de vista natural, no permiten la procreación de la especie”, argumentó.

El artículo provocó un gran revuelo en redes sociales y el estupor de los grupos municipales de Sada. El BNG anunció que presentará una moción de condena al artículo. Sadamaioría, al que pertenece el alcalde, se puso en contacto con los colectivos LGTB para expresarles su “repulsa” por las afirmaciones discriminatorias en un medio en el que colaboran “muchas personas que rechazan absolutamente esas manifestaciones”. Este domingo, varios cientos de personas se concentraron en Sada para expresar su repulsa por el artículo homófobo del abogado y empresario.

La Fiscalía Provincial de A Coruña ha abierto diligencias por el artículo, a raíz de una denuncia presentada por un colectivo LGTBI. Las actuaciones de la Fiscalía tienen por objeto determinar si hay indicios de delito en los hechos denunciados. De ser así, el ministerio público presentará la correspondiente querella en el juzgado.

Galicia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios