Hablar de la familia y herencia Larios (Marqués de Paul) sale muy caro

Están partidos en dos. Sin embargo, sus asuntos de familia son cuestión privada. Y la justicia está convencida de que las disputas sobre la herencia del difunto
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Están partidos en dos. Sin embargo, sus asuntos de familia son cuestión privada. Y la justicia está convencida de que las disputas sobre la herencia del difunto Marqués de Paul, amasada por la familia Larios durante siglos, no son de interés público. Al menos así lo ha fallado un juzgado de primera instancia de Madrid, que ha condenado al penúltimo medio que escribió sobre dicho asunto (la revista Época, del Grupo Intereconomía) a una indemnización de 30.000 euros.

    Los dos controvertidos reportajes publicados por el semanario en abril y mayo de 2012, que hacían referencia a la herencia envenenada de los Larios, suponen para la juez una intromisión a la intimidad y una vulneración del derecho al honor del actual Marqués de Paul, Carlos Gutiérrez-Maturana Larios Altuna, cuyas vicisitudes familiares por un patrimonio que rondaría los 500 millones de euros "carecen de interés social, político o económico", según recoge la sentencia.

    El contenido de esos reportajes ha vuelto a tener eco unos meses después en otro medio de ámbito nacional, esta vez el diario El Mundo. En su edición del pasado sábado, el periódico publicó un reportaje similar al denunciado meses atrás, en el que la juez apreció ánimo vejatorio o difamatorio. En esta segunda ocasión, con una mayor difusión y notoriedad, la información recogía una foto del aludido Marqués de Paul en una cacería con su amigo el Rey Juan Carlos

    Más allá de los tribunales, la disputa por el patrimonio de los Larios se libra en los medios. Está en juego la herencia millonaria que dejó Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios y Pries a su muerte en 2004. Medio siglo antes, el Marqués de Paul heredó la fortuna de José Antonio Larios y Franco, IV Marqués de Larios, quien le había adoptado como hijo tras casarse con Pilar Pries, viuda del militar Carlos Gutiérrez-Maturana y Mathieu, con quien no tuvo más descendencia natural.

    A partir de entonces, el titular de una de las mayores fortunas de España pasó a ser Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios y Pries y rehabilitó para sí, tras no heredar el título nobiliario de su padre adoptivo, el de Marqués de Paul. Tras su fallecimiento, el imperio familiar quedó en manos de su segunda esposa Barbara Kalachnikoff y de sus hijas, relación de poderes que revirtió a su favor Carlos Gutierrez-Maturana-Larios y Altuna, hijo del primer matrimonio y actual Marqués de Paul.

    La disputa familiar ha llegado hasta el Tribunal Supremo. De momento, tras años de refriega, los acontecimientos han permitido al primogénito hacerse con el control y la gestión de la fortuna, que sólo a través de la corporación Sociedad Azucarera Larios posee más de 10 millones de metros cuadrados y explota una finca agrícola y cinegética de 11.000 hectáreas en Albacete conocida como Dehesa de Los Llanos. Como parece, mucho suelo a repartir entre hermanastros.

    El Confidente
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Iglesias: "Si Rajoy fracasa, Sánchez y yo estamos de acuerdo en dialogar para formar un Gobierno progresista"
    SECUESTRO. Tráiler final en español HD. En cines 19 de agosto
    LOS CABALLEROS BLANCOS - Trailer en español HD

    ºC

    ºC