rafa garcía, el aspirante de ferraz contra ximo puig

El ‘señor sí o sí’: así es el alcalde no tan joven elegido por Sánchez para desbancar a Puig

Afable, cercano con sus vecinos y poco dado a los conflictos, Rafa García ha hecho de la política su profesión. Las primarias del PSPV le proyectan como valor de futuro aunque pierda

Foto: Rafa García, alcalde de Burjassot, en la presentación de su candidatura a las primarias del PSPV, este 19 de junio. (EFE)
Rafa García, alcalde de Burjassot, en la presentación de su candidatura a las primarias del PSPV, este 19 de junio. (EFE)

Rafael García no fue alcalde de su ciudad a la primera. En su bautizo como candidato en las municipales de 2011 tuvo que pactar con Compromís para hacer buenos sus ocho concejales y evitar que el Partido Popular arrebatase al PSPV-PSOE la vara de mando de Burjassot por primera vez en democracia. El ahora candidato del sanchismo a las primarias de la federación socialista valenciana cedió la alcaldía los tres primeros años a la formación nacionalista y se reservó el último ejercicio en un acuerdo del Gobierno de coalición que incluyó también a Esquerra Unida (IU). En Compromís recuerdan esta negociación con cierta sorna, en el sentido de que cuando pusieron ese reparto de 3-1 sobre la mesa de García sabían que el dirigente socialista no tenía muchas más opciones. “Era eso o pasar a la oposición, sin salario como concejal liberado, algo que Rafa nunca había experimentado”, afirman personas que participaron en esas conversaciones.

El ‘señor sí o sí’: así es el alcalde no tan joven elegido por Sánchez para desbancar a Puig

Y es cierto. Rafa García, licenciado en Historia del Arte, decidió pronto hacer de la política su profesión. De forma directa o indirecta ha estado vinculado al Ayuntamiento de Burjassot, como responsable de la empresa municipal, como asesor o como concejal. Tampoco es que se haya hecho de oro con cargo a la caja de esta población de menos de 40.000 habitantes del área metropolitana de Valencia. En la declaración de bienes (vea aquí el documento) que presentó cuando optó a la relección en las municipales de 2015, en cuyo acto de estreno electoral contó con el respaldo de Ximo Puig y José Luis Ábalos, reflejó una nómina de poco más de 2.500 euros mensuales, un piso adquirido en 1995 con un valor catastral de 40.148 euros, un Opel Zafira y una deuda bancaria de casi 9.000 euros repartida entre el banco Sabadell y el Barclays.

Nacido en 1971 (46 años), casado en separación de bienes y con dos hijos, Rafa García no desaprovechó la oportunidad que le dieron sus padrinos José Luis Andrés Chavarrías (su antecesor socialista) y Pepe Ruiz, dos históricos del partido en su pueblo y en la federación valenciana. En los algo más de tres años que lleva al frente del ayuntamiento, el aspirante sanchista ha desplegado una escuela de cercanía y proximidad que le lleva a tener una presencia constante en la vida social cultural y vecinal de su localidad, donde ahora mismo no tiene contestación ni oposición que ponga en riesgo su cargo. Como alcalde se ha ganado, de momento, la confianza de sus vecinos y presenta un balance de buena gestión, también en lo económico, con reducción de la deuda municipal.

Rafa García (i), con Pedro Sánchez en el 39º Congreso del PSOE, con Idoia Mendia y Luis Tudanca.
Rafa García (i), con Pedro Sánchez en el 39º Congreso del PSOE, con Idoia Mendia y Luis Tudanca.

Ese estilo afable, poco dado a los conflictos y de contacto permanente con el habitante de a pie (tiene más de 6.000 seguidores en Facebook, donde responde directamente quejas vecinales en el marco de su iniciativa de “alcalde a domicilio”) le ha llevado a ganarse también fama de esquivo a la hora de tomar decisiones arriesgadas en la gestión. Entre los comerciantes de Burjassot se ha extendido el sobrenombre de ‘señor sí o sí’, por su predisposición favorable a cualquier petición que recibe de sus electores, aunque eso le lleve en ocasiones a tener que conjugar exigencias que son incompatibles entre sí. En cualquier caso, se trata de una característica, la de tener siempre una sonrisa y una respuesta amable, que comparte con su contrincante, el ‘president’ Ximo Puig, aunque es afabilidad no se traduzca después en hechos concretos.

Rafa García es consciente de que ha asumido un reto importante, como es tratar de ganar unas primarias a un presidente autonómico que aspira a revalidar su cargo y que, de momento, no tiene ninguna intención de irse. Lo ha hecho empujado por el nuevo secretario federal de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y avalado por Pedro Sánchez, deseoso de cobrarse la pieza aparentemente más débil del susanismo en declive y relamerse en el placer de la venganza, según critican los afines a Puig, aunque ello implique debilitar la figura de un barón socialista que llegó al poder tras más de veinte años de dominio del Partido Popular.

Ábalos ha puesto al servicio de su aspirante toda la maquinaria de plataformas y cuadros que respaldaron a Sánchez en la Comunidad Valenciana contra Susana Díaz. Es lo mismo que el propio García hizo cuando colaboró en el ‘reventón’ del pabellón de Burjassot en el que el reelegido secretario general del PSOE abrió su campaña coincidiendo con el despliegue que Susana Díaz hizo en Ifema, rodeada de toda la vieja guardia del puño y la rosa.

Los sanchistas creen que el viento juega a su favor por la inercia de revolcón incontestable del líder del PSOE en la segunda federación socialista con más militantes el pasado 22 de mayo, donde cosechó el 62,77% de los votos. Aunque no dan la batalla por ganada, los seguidores de Puig opinan que el resultado no será ni de lejos el mismo, porque se trata de dos procesos distintos y bien diferenciados y que la militancia no permitirá que se debilite la figura del presidente de la Generalitat. Pero pase lo que pase el domingo 16 de julio, Rafa García habrá ganado, porque el proceso ya lo ha proyectado como valor de futuro dentro de su partido.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios