buscan salir de la cárcel con fianza o atenuar penas

Los cabecillas de la Gürtel quieren ser Blesa y Urdangarin (pero no tiran de la manta)

Crespo se considera “maltratado” por estar en prisión. Correa ofrece repatriar fondos ya embargados para atenuar el delito fiscal, pero no secundará confesiones en la financiación del PP

Foto: Pablo Crespo (i) y Correa, en su llegada a uno de los juicios de la trama Gürtel. (EFE)
Pablo Crespo (i) y Correa, en su llegada a uno de los juicios de la trama Gürtel. (EFE)

Los abogados de los cabecillas de la trama Gürtel no paran. Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez encaran una sucesión de juicios que se va a prolongar al menos un par de años, cuyo primer capítulo se ha saldado con penas de entre 13 y 12 años que los ha llevado a la cárcel. Los tres han sido condenados por el amaño de los contratos del pabellón de la Generalitat valenciana en Fitur, una fallo que los aboca a pasar muchos años entre rejas si tiene continuidad con la siguiente causa que sigue en la lista, la de la financiación ilegal de las campañas populares de 2007 y 2008, que debe juzgar la Audiencia Nacional.

Este juicio debía celebrarse a partir del próximo lunes 13 de marzo, pero ha sido aplazado por enfermedad del magistrado y de una de las fiscales anticorrupción. La posición de salida de Correa y sus cómplices es complicada, porque nueve de los empresarios acusados en la pieza del delito electoral han firmado escritos de conformidad con la Fiscalía, en los que admiten que realizaron aportaciones económicas a las empresas de la trama Gürtel, con el fin de financiar actos electorales en la Comunidad Valenciana de la campaña de Francisco Camps en la campaña de las elecciones autonómicas de 2007 y en las generales de 2008, que perdió Mariano Rajoy.

Correa ha puesto a disposición de la Audiencia fondos de Suiza que ya tenía bloqueados pero, de momento, no contempla confesar delitos

Correa, Crespo y Pérez ‘el Bigotes’ están muy lejos de sumarse a ese festival de confesiones. Ninguno de ellos se ha puesto en contacto con la Fiscalía o las acusaciones para ‘tirar de la manta’ o admitir las donaciones ilegales, lo que sería además la puntilla definitiva para el resto de acusados como Vicente Rambla, Ricardo Costa o David Serra.

Iñaki Urdangarin ha quedado libre sin fianza tras su condena por el caso Nóos. (EFE)
Iñaki Urdangarin ha quedado libre sin fianza tras su condena por el caso Nóos. (EFE)

El abogado de Correa, Juan Carlos Navarro, ha optado por una estrategia distinta: poner a disposición tanto del tribunal de Fitur (el TSJCV) como de la Audiencia Nacional los 22 millones de euros que ya tiene bloqueados por la Justicia en el Credit Suisse de Suiza, para facilitar el abono de la responsabilidad civil de la causa de Fitur, de la financiación ilegal y de las piezas restantes. Se trata, según admiten desde el entorno de Correa, de una maniobra unilateral que busca atenuar las penas futuras por delito fiscal, un “gesto de buena voluntad”, que no implica ni acuerdo con la Fiscalía ni con Abogacía del Estado, reconocen.

Correa está dispuesto a reconocer hechos, pero no delitos. De hecho, la estrategia de su defensa sigue siendo buscar la absolución o la nulidad de las sentencias en recursos de casación ante el Supremo. En esta línea, aunque con diferencias, se mueve también la defensa de Pablo Crespo, que ha anunciado un recurso ante el alto tribunal tras la sentencia de Fitur.

"A mi defendido se le maltrata y se le discrimina", dice el abogado de Pablo Crespo sobre su encarcelamiento y la libertad de Urdangarin o Rato

El letrado del número dos de Gürtel, Miguel Durán, tampoco ha iniciado contactos con la acusaciones para buscar acuerdos de conformidad en las causas pendientes. Insiste en la inocencia de su cliente y ha presentado ya hasta dos escritos de alegaciones a la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia valenciano, comparando la situación de Crespo, en prisión provisional ineludible, con la de Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres, los responsables de Afinsa o Miguel Blesa y Rodrigo Rato en el caso de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid. Todos ellos han quedado en libertad con mayores o menores medidas cautelares a la espera de que se resuelvan los recursos contra sus condenas.

Rodrigo Rato y Miguel Blesa.
Rodrigo Rato y Miguel Blesa.

“A mi defendido se le maltrata y se le discrimina y se le somete a una pena anticipada ajena a los principios jurisprudenciales y a los más elementales derechos y principios constitucionales, cuando, día sí día también, se siguen dictando resoluciones radicalmente contrarias a la que se ha dictado en el presente procedimiento, dice Durán sobre el envío a prisión de Crespo tras la condena a 13 años de Fitur.

El abogado no duda en trasladar al caso de su cliente algunos de los polémicos argumentos que han llevado a la Audiencia Nacional a no enviar a la cárcel a Blesa o Rato, como el hecho de calificar de “intachable” su comportamiento durante el procedimiento judicial del uso fraudulento de las tarjetas de la caja madrileña o el inequívoco “arraigo en su país en todos los órdenes de su vida”, que reducen el riesgo de fuga a juicio del tribunal.

De momento, Correa, Crespo y Pérez siguen en prisión a la espera de su próximo juicio, para el que todavía no hay fecha, tras el aplazamiento de la pieza de la financiación ilegal del PP valenciano. Sus defensas son conscientes de que una próxima condena los aboca a pasar más de 15 años en prisión, por acumulación de penas. Sin embargo, siguen sin tirar de la manta. Quizá se les pasó el arroz.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios