compró la concesionaria a acs en 2010

JP Morgan se frota las manos con la reforma de la estiba por la revalorización de Noatum

El banco compró en 2010 por 720 millones el gran concesionario de terminales en España. Insiste en que su inversión es "absolutamente a largo plazo", pero la nueva ley impulsaría su activo

Foto: El presidente de Noatum, Chris Gray, y el CEO, Douglas Schultz, con la exministra Ana Pastor y Ximo Puig, en Valencia. (Efe)
El presidente de Noatum, Chris Gray, y el CEO, Douglas Schultz, con la exministra Ana Pastor y Ximo Puig, en Valencia. (Efe)

Cumplir con el mandato de Bruselas y mejorar la competitividad del transporte marítimo en las terminales españolas son las razones que explican la reforma de la Ley de Puertos que planea Fomento para liberalizar el sector de la estiba. Sin embargo, el cambio del modelo en la carga y descarga de mercancías inyectaría también un chute de adrenalina en el balance de algunas de las concesionarias de las terminales portuarias, que verían reducidos sus costes si, finalmente, ganan las tesis de una reducción de salarios en el colectivo de estibadores y una mayor flexibilidad en las formas de contratación y de organización del trabajo.

La matriz de Noatum cerró 2015 con patrimonio negativo y un pasivo consolidado de 600 millones. Una reducción de costes mejoraría su balance

Una de las mayores concesionarias de España es Noatum Ports. La antigua filial de ACS opera una de las terminales de mercancías del Puerto de Valencia (su principal negocio), otra en Santander, en Bilbao, en Málaga, Sagunto, Las Palmas y otra de automóviles en Barcelona, además de plataformas logísticas en Zaragoza o Madrid. Muchos de estos negocios son rentables y generan millones de euros en ingresos de explotación, pero las fuertes inversiones y la carga de deuda necesarias para su ejecución aún lastran las cuentas de resultados de Noatum Ports Holdings, la matriz domiciliada en la calle Goya de Madrid.

La sede de JP Morgan en Nueva York.
La sede de JP Morgan en Nueva York.

Noatum Ports es propiedad de fondos institucionales asesorados desde el grupo JP Morgan Chase. En 2010, el banco de inversión con sede en Nueva York gestionó la compra a la ACS de Florentino Pérez de la filial portuaria Dragados SPL, a la que cambió la denominación por Noatum Ports. La operación corporativa se cifró entonces en 720 millones de euros.

La accionista única de Noatum es Turia Ports Investments Holdings (CV), una sociedad domiciliada en Holanda, donde aprovecha las ventajas fiscales para este tipo de conglomerados. Está participada por inversores institucionales, en su mayoría fondos de pensiones. JP Morgan Asset Management y la holandesa Dutch Pension Fund Stichting Pensioenfonds ABP ejercen de gestores y asesores de la inversión, según explica la propia Noatum en sus comunicaciones oficiales.

Un cambio en el modelo de la estiba permitiría a Noatum, como al resto de concesionarias, mejorar su cuenta de resultados y, por tanto, revalorizaría el activo de JP Morgan y ABP con vistas a una posible venta. Las patronales portuarias están defendiendo reducciones de costes cercanas al 30%, derivadas del cambio en las condiciones laborales de los estibadores y en minoración de tasas de atraque. Sin embargo, fuentes oficiales de Noatum insisten en que la vocación del inversor es “absolutamente a largo plazo” y en que, tras casi siete años, no ha dado señales de querer desprenderse de su participación para obtener plusvalías, objetivo último de este tipo de operaciones. Fuentes de JP Morgan en España remiten a sus oficinas en Londres o Nueva York a la hora de dar una opinión sobre los planes de permanencia en su participada.

A la hora de buscar compradores, todo el mundo en el sector mira a los chinos. Cosco y China Merchants tienen el ojo puesto en Valencia

La matriz Noatum Ports Holdings presenta todavía unos balances consolidados complicados, con un patrimonio neto negativo de 95 millones de euros y reservas en números rojos de 179 millones en 2015. La cuenta de explotación es positiva, pero el pasivo financiero sigue provocando pérdidas. La compra por parte de JP Morgan coincidió con los peores años de la crisis y con un descenso en el tráfico internacional de mercancías que no comenzó a repuntar hastas 2014. No obstante, muchas de las participadas del grupo están saneadas, por lo que la situación real de la concesionaria presenta incógnitas si se vendiese en conjunto y algunas ventajas en caso de una comercialización progresiva por partes.

La terminal que opera en el Puerto de Valencia es la joya de la corona de Noatum en España, con un patrimonio neto de 150 millones de euros. (Valenciaport)
La terminal que opera en el Puerto de Valencia es la joya de la corona de Noatum en España, con un patrimonio neto de 150 millones de euros. (Valenciaport)

La filial valenciana Noatum Container Valencia es la joya de la corona, con un patrimonio neto superior a los 150 millones de euros en 2015. Las cuentas de 2016 todavía no son públicas, pero en el sector se da por hecho que los resultados deberían ser mejores en todos los aspectos como consecuencia del incremento acumulado en el tráfico de mercancías. La importancia de la terminal valenciana es estratégica. Aunque la matriz está domiciliada en Madrid, es en Valencia donde Noatum tiene su base de operaciones y el despacho principal de su consejero delegado, Douglas Schultz.

Noatum no ha dejado de realizar inversiones en los últimos años, lo que explica que su pasivo consolidado supere los 600 millones de euros. En Valencia está cumpliendo con sus compromisos de inversión en la terminal, con más de 100 millones de euros previstos.

China siempre está en las quinielas

La clave del futuro societario de Noatum está no solamente en que se mantengan o crezcan los flujos de tráfico de mercancías o de que mejore su cuenta de resultados, sino también en que haya grupos internacionales interesados en realizar una inversión financiera-logística de estas características. En este contexto, los grandes operadores navieros chinos siempre están en las quinielas. Compañías de capital estatal como China Merchants o Cosco, en pleno proceso de fusión con China Shipping, tienen enormes intereses en consolidar sus anclajes con las terminales que dan entrada el mercado europeo.

El pasivo de Noatum Ports Holdings a cierre de 2015.
El pasivo de Noatum Ports Holdings a cierre de 2015.

Este mismo mes de febrero, el responsable de Cosco, Huang Cunxun, visitaba Valencia para mantener encuentros con operadores como Noatum o APTM y mostrar su compromiso con las terminales valencianas. No obstante, las autoridades chinas también están buscando alternativas propias, como la ampliación del Puerto de Tánger o la apuesta que Cosco ha hecho por Grecia, donde se ha adjudicado la terminal de El Pireo en el proceso de privatizaciones que ejecuta el gobierno de Alexis Tsipras por mandarto de Bruselas.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios