el pederasta de la coral aprovechaba salidas con los niños

La Policía destapa 20 años de abusos sexuales a menores en una coral de Valencia

Lluvia de denuncias contra el expresidente de la coral de Quart de Poblet después de que llegase a la Audiencia un primer caso de tocamientos a un niño de 12 años en un viaje a Austria

Foto: El expresidente de la coral de Quart de Poblet, denunciado por abusos a menores.
El expresidente de la coral de Quart de Poblet, denunciado por abusos a menores.

La Policía Nacional ha destapado un caso de abusos a menores por parte del expresidente de una escuela coral infantil de Valencia que podría haberse prolongado durante más de dos décadas. El caso se inició el pasado mes de agosto, cuando los familiares de un niño de 12 años denunciaron al responsable de una academia de canto del municipio de Quart de Poblet por haber abusado presuntamente de su hijo en el transcurso de un viaje a Austria. El asunto llegó al juzgado de instrucción número seis de Valencia, que el 21 de septiembre ordenó la detención del agresor para que declarase en sede judicial.

Tras la declaración, el denunciado fue puesto en libertad provisional con cargos con una orden de alejamiento del menor, que, según su relato, fue víctima de tocamientos durante la noche, después de verse obligado a compartir habitación y cama. Al tratarse de un posible delito cometido fuera de España, el instructor decidió inhibirse en favor de la Audiencia Nacional. 

La aparición del caso generó un fuerte revuelo en la coral de Quart de Poblet y entre las familias. El denunciado, de 53 años, que niega los hechos, decidió renunciar al puesto que ocupaba desde hace más de dos décadas con la intención de defenderse de acusaciones que calificaba como falsas, según explicó al resto de responsables de la entidad.

Según las víctimas, el denunciado aprovechaba las salidas y viajes con la coral para abusar de ellos. (EFE)
Según las víctimas, el denunciado aprovechaba las salidas y viajes con la coral para abusar de ellos. (EFE)

Sin embargo, apenas cinco días después de producirse la detención y puesta en libertad del expresidente de la coral, y tras difundirse los hechos, el 26 de septiembre, el Grupo de Menores de la Jefatura Superior de Policía (Grume) registró una nueva denuncia contra la misma persona por parte de un joven de 26 años que aseguraba haber sufrido también abusos sexuales cuando tenía entre 10 y 11 años y formaba parte de la coral. Según su relato, el denunciado les invitó a él y a otros compañeros a acudir a su domicilio para ver películas pornográficas en varias ocasiones. También dijo haber sido víctima de tocamientos y abusos por la noches en las excursiones que realizaban con la coral, cuando el denunciado ejercía de monitor, según las diligencias previas a las que ha tenido acceso El Confidencial y que han sido judicializadas en el Juzgado de Instrucción Número 6 de Valencia.

El niño del que surgió la primera denuncia había recibido formación en el colegio sobre cómo reaccionar ante los abusos de un adulto

El 30 de septiembre, el Grume registró una nueva denuncia, esta vez de una persona de 36 años, en la que relataba un 'modus operandi' muy similar por parte del denunciado. Cuando se producían salidas para dar conciertos y otras excursiones con la coral, el expresidente de la misma se las arreglaba para dormir en la misma habitación y en la misma cama, donde se producían abusos. En este caso, la presunta agresión sexual se produjo en 1992, durante un viaje a Francia, lo que indica que los abusos se habrían estado produciendo desde hace más de dos décadas.

La Policía Nacional ha presentado en total cuatro declaraciones nuevas, todas ellas de personas que ya son mayores de edad, además de la que dio origen al caso, siempre con relatos muy similares: presuntos abusos cometidos con niños de entre 10 y 13 años de edad después del que el presunto pederasta se las arreglase para dormir o quedarse solo por las noches con los menores en escenarios como Brive (Francia), Sevilla, Moraira o Alborache (Valencia).

El abogado de una de las familias pide a otras posibles víctimas que acudan a denunciar para que los hechos se esclarezcan

La denuncia de este verano que dio origen el caso se produjo tras el relato de un niño que había recibido consejos y formación en su colegio sobre cómo identificar y reaccionar ante un caso de abuso de menores por parte de personas adultas. Tanto este primer denunciante como los que han aparecido posteriormente han puesto el caso en manos de sus abogados. Julio Merelo, abogado de dos de los denunciantes, señaló a El Confidencial que es necesario hacer “una llamada social para que estos hechos desaparezcan de nuestra sociedad, pero también para se esclarezcan”. Merelo demandó además a otras posibles víctimas que presenten las denuncias correspondientes. “Nos ha sorprendido que las denuncias posteriores son de personas ya adultas. Estamos hablando de que probablemente esto puede haber ocurrido durante muchos años”. De hecho, los abusos denunciados más antiguos se remontan a 1992.

Según el letrado, las declaraciones indican que el presunto abusador “aprovechaba la confianza de las víctimas y el estar fuera de sus domicilios”. “El 'modus operandi' es muy similar y las circunstancias son muy similares en todos los casos”, indicó. “Hoy mismo he hablado con la procuradora de Madrid y me ha comunicado que el Juzgado Central de Instrucción ya ha aceptado la competencia y la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha presentado una querella por la primera denuncia”. Lo lógico es que ahora el juzgado de Valencia remita el resto de denuncias a las instancias judiciales territoriales que correspondan o las causas se acumulen en la Audiencia. 

 
Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios