REFERÉNDUM CATALÁN

Puigdemont llama a Cataluña a movilizarse y el Gobierno le insta a que acuda al Congreso

El presidente catalán sigue adelante con su desafío soberanista tras ponerle fecha al referéndum mientras el Gobierno insiste en el diálogo y en que la consulta "no se celebrará"

Foto:  El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este sábado la fortaleza de la ciudadanía para sacar adelante el proceso soberanista y ha advertido de que, mientras a los políticos los pueden inhabilitar, "a todo un pueblo movilizado no le podrán hacer ni cosquillas". Puigdemont se ha pronunciado así en su intervención en Lloret de Mar, en el marco del Consejo Nacional del PDeCAT un día después de anunciar que el 1 de octubre se llevará a cabo el referéndum independentista.

El dirigente catalán ha insistido en que a los políticos les pueden "inhabilitar, suspender, amenazar y querellar", pero "a la gente se le tiene que tener mucho respeto". "Con este proceso se acaba el momento del protagonismo principal de la política y llega el de la ciudadanía", ha añadido Carles Puigdemont, que ha pedido a los contrarios al referéndum, que tengan "la honestidad de mirar a los ojos al pueblo de Cataluña y que se atrevan a decirle que no tiene derecho a decidir su futuro".

Para Puigdemont, el clima en el que hasta ahora se ha gestado todo el proceso sufre un cambio con el anuncio de la fecha y pregunta de la consulta, porque ahora "quien tiene el mando son los 7,5 millones de catalanes", que, el 1 de octubre, apretarán "el botón" para decidir "libremente" qué país quieren. El presidente de la Generalitat ha retado a los opositores, sin citar directamente al Gobierno de España, a convencer al pueblo de que "una docena de magistrados del Tribunal Constitucional saben más que 7,5 millones de catalanes lo que les conviene".

Puigdemont llama a Cataluña a movilizarse y el Gobierno le insta a que acuda al Congreso

Carles Puigdemont ha considerado que "se tendrán que esforzar un poco más" y se ha preguntado también sobre los argumentos para justificar que es mejor quedarse en un Estado y con una Constitución "que la mayoría de ciudadanos de Cataluña no votaron". "El respeto no se consigue ni dando miedo ni amenazando ni prohibiendo", ha indicado Puigdemont, para quien ha llegado "la hora de los catalanes y catalanas".

El máximo responsable del Govern ha pedido a los opositores "que dejen de esconderse con la bandera constitucional" y que le digan a la ciudadanía: "Siempre estaréis tutelados". "Si tienen la valentía que reclaman a los otros", ha precisado Carles Puigdemont, "que vayan y lo digan en estos 112 días -los que faltan para el referéndum- a los catalanes mirándoles a los ojos".

Por último, Carles Puigdemont ha criticado en todo este tiempo "indignidades, como la venganza ruin y mezquina que el Estado está organizando para hacer daño a las personas y familias de Joana Ortega, Irene Rigau, Francesc Homs y Artur Mas", inhabilitados por su participación en la organización de la consulta del 9N.

Por su parte, la secretaria general de ERC y portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira, ha asegurado que el Gobierno sabe que para organizar una jornada electoral "no son imprescindibles los funcionarios" y que serán los diputados y cargos públicos los que asumirán las responsabilidades del referéndum independentista. En declaraciones a RAC1, Rovira ha dicho que la Generalitat está trabajando con el censo, los colegios, las urnas, "con todas las cosas necesarias para poder hacer un referéndum con garantías".

El Gobierno insiste en que vaya al Congreso

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha recordado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que sigue en pie "la invitación" para que explique en el Congreso de los Diputados sus pretensiones y le ha pedido que concrete la fecha para poder organizarlo. En declaraciones a los periodistas, antes de participar en un acto del Partido Popular de Palencia, Méndez de Vigo ha lamentado la sucesión de anuncios sobre el "referéndum de autodeterminación" en Cataluña y ha insistido en que el Gobierno tiene una posición "meridianamente clara" al respecto.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo. (EFE)
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo. (EFE)

Tanto, que ha vuelto a repetir que "ese referéndum de autodeterminación" no tendrá lugar. También ha recordado que el Gobierno tiene "la mano tendida" a todo el que quiera dialogar "sin fecha de caducidad", dentro de la ley y allí donde reside la soberanía nacional, que es el Congreso de los Diputados. "Si la pretensión de los secesionistas es realizar un referéndum de autodeterminación, solo se puede hacer dentro de la ley y eso implicaría modificar la Constitución", ha reiterado Méndez de Vigo.

Por eso, ha recordado que el Gobierno ha invitado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a que acuda al Congreso para exponer "sus pretensiones" y escuchar democráticamente al resto de grupos políticos. Ha insistido en que esa "invitación" sigue en pie, porque el Gobierno considera que es "lo correcto y razonable", y le ha pedido a Puigdemont que les informe de cuándo la va a aceptar para poder organizarla.

Con todo, el portavoz del Gobierno ha enviado un mensaje de tranquilidad a los catalanes y ha asegurado que no se van a tolerar actos ilegales en Cataluña porque los derechos de los españoles son iguales en todo el territorio nacional, y también en Cataluña. "Y por tanto las ilegalidades, los actos contrarios a la Constitución, no van a suceder", ha concluido.

"La fecha no ayuda a desbloquear la situación"

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha dicho que el Ejecutivo tomará acciones "en consecuencia y de manera proporcional" si la Generalitat rompe la legalidad vigente. En declaraciones a TV3, Millo ha dicho que el presidente de la Generalitat, al poner fecha y pregunta al referéndum de independencia, hizo algo "que sabe que no puede hacer, y esto no ayuda" a desbloquear la situación, sino que implica "poner palos en las ruedas", además de ser únicamente "la expresión política de una voluntad".

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. (EFE)
El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. (EFE)

"Si él decide romper la legalidad vigente, estaría atentando contra los derechos de los ciudadanos, y el Gobierno español, por tanto, tomaría acciones en consecuencia, de manera proporcional a la dimensión de las acciones que el Govern decida llevar a cabo como consecuencia esta expresión política de voluntad", ha señalado Millo.


El delegado del Gobierno ha insistido en que, por el momento, el anuncio de Puigdemont de la fecha y la pregunta del referéndum "no es nada más que una expresión política de una voluntad" y por ello, en otra entrevista a RAC1, ha destacado que desea conocer el acta de la reunión extraordinaria del Consell Executiu en la que se acordó el calendario. "Me interesa poder leer esa acta para ver exactamente, sobre el papel y firmado por los asistentes, cuál es el compromiso y cómo lo piensan desarrollar. Sería necesario leer ese documento, ver qué dice, estudiarlo y, a partir de aquí, tomar medidas, si es necesario", ha señalado.

En este sentido, ha avisado a políticos, funcionarios y empresas que "corren el riesgo" de ser inhabilitados si participan "en procedimientos ilegales", y ha recordado que "esto ya ha pasado", en alusión al expresidente catalán Artur Mas y a las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios