ERA MIEMBRO DEL GRUPO SEPTIEMBRE NEGRO

La comunidad judía de Barcelona se moviliza contra Colau por invitar a una terrorista

Leila Khaled presumía de que su primer novio fue "mi kalashnikov" y se convirtió en la primera mujer en secuestrar un avión con el grupo terrorista palestino

Foto: Leila Khaled.
Leila Khaled.

Las comunidades judías de Barcelona han alzado la voz contra la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, y su equipo de Gobierno, al que acusan de antisemitismo. Las diferentes comunidades estudian una estrategia conjunta que podría llevar a un boicot a la Administración local barcelonesa por parte de las grandes instituciones israelíes. ¿El motivo? Diversas ‘afrentas’ del consistorio barcelonés hacia el Estado de Israel y la guinda: la invitación a una terrorista palestina a participar en un festival a mediados de este mes de mayo.

Desde el Ayuntamiento se niega la mayor. Leila Khaled es una de las invitadas a un acto que se celebra entre el 12 y el 14 de mayo en el centro de Fabra y Coats, patrocinado por el Ayuntamiento. Desde el consistorio, se intenta poner distancia con este acto. “Leila es la invitada al Festival Literal, una celebración literaria organizada por una entidad privada. El Ayuntamiento sólo participa porque hemos subvencionado ese festival con 10.000 euros a través del Instituto Municipal de Cultura. Pero no programamos ni escogemos a los ponentes. Únicamente interferimos si hay proclamas de odio o racismo, y no es el caso”.

Pero la invitación a Khaled ha herido susceptibilidades. Según un informe reservado al que ha tenido acceso El Confidencial, la polémica invitada es la presidenta de la Unión General de Mujeres Palestinas, miembro del Consejo Nacional Palestino y miembro del Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Nacida en Haifa (Israel) el 1 de enero de 1944, Leila se trasladó en 1948 a Jordania, donde vive en la actualidad, y se alistó en el Movimiento Nacionalista Árabe creado por George Habash, que años más tarde se convertiría en el FPLP. Tras pasar dos años en Kuwait reclutando terroristas, a principios de 1969, según el informe aludido, se integró en los campos de entrenamiento que esa organización tenía en Jordania y el 29 de agosto de ese año, en compañía de Salim Al-Aisawy, secuestró un avión de pasajeros de Estados Unidos que se dirigía a Tel Aviv durante una escala en Roma. Los terroristas desviaron el avión a Damasco, donde evacuaron a los 116 pasajeros antes de volar la aeronave. Tras el secuestro, Leila obligó al piloto del avión a sobrevolar Haifa, su ciudad natal, a la que no podía viajar por estar ocupada por el Ejército de Israel.

"Mi primer novio fue el kalashnikov"

Por aquella época se hicieron públicas algunas fotos de la terrorista con un rifle AK-47 y ‘kefiya’, por lo que, según el informe en poder de este diario, “se sometió a varias cirugías plásticas para dificultar su identificación y localización”. En concreto, se le realizaron seis operaciones de nariz y barbilla. Un año más tarde, el 6 de septiembre de 1970, Leila y el nicaragüense Patrick Argüello intentaron secuestrar el vuelo 219 de Ámsterdam a Nueva York “como parte de una serie de secuestros casi simultáneos llevados a cabo por el FPLP. El ataque fue frustrado cuando fuerzas de seguridad israelíes mataron a Argüello y capturaron a Khaled, que portaba dos granadas de mano”. El 1 de octubre, tras estar detenida 28 días, fue puesta en libertad gracias a un canje de prisioneros. Fue una de las operaciones más espectaculares del grupo Septiembre Negro: el secuestro simultáneo de cuatro aviones.

Leila no es una cualquiera. De hecho, fue la primera mujer que participó en una operación terrorista de cierta envergadura como era el secuestro de un avión. El informe reservado aludido señala una de sus frases en una entrevista a una publicación radical de hace cuatro años: “Mi primer novio fue el ‘kalashnikov”.

Su compromiso se resume en un anillo que llevaba en su mano derecha, en el que sobresalía, engarzada, una bala. “La hice con la anilla de una granada, la primera que lancé en mi instrucción militar. Simplemente, la enrollé en una bala”, se vanagloriaba años después. La terrorista llegó a escribir una autobiografía en la que afirmaba que se sometió a la cirugía plástica sin anestesia general.

En el año 2002 el Reino Unido le denegó el visado por sus antecedentes, a pesar de que ahora asegura que ya no cree en el secuestro como forma legítima de protesta. Como miembro del Consejo Nacional Palestino, es una asidua a actos del Foro Social Mundial.

Condena a Israel

El Ayuntamiento barcelonés aprobó hace unos días, en la Comisión de Presidencia, una declaración de condena a la ocupación israelí y “las políticas de ocupación de los territorios palestinos y el expolio, explotación y destrucción de las riquezas y recursos naturales del pueblo palestino”. El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, fue el encargado de presentar la declaración institucional, aprobada con los votos de Barcelona en Comú, PSC, ERC y la CUP. El PDeCAT se abstuvo, mientras que Ciudadanos y PP votaron en contra.

Fotografía de archivo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el teniente alcalde, Gerardo Pisarello. (EFE)
Fotografía de archivo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el teniente alcalde, Gerardo Pisarello. (EFE)

Fuentes del consistorio barcelonés señalan a El Confidencial que la declaración aprobada “sigue los parámetros de otras declaraciones similares de organismos internacionales como la UE, la ONU o la Corte Internacional de Justicia y se encuadra dentro de la petición de respeto a los derechos humanos. No se habla de antisemitismo ni de boicot a nada de los judíos”.

Desde el consistorio se admite preocupación por el tema, pero se insiste también en que la alcaldesa “ha asistido a ocho actos oficiales de la comunidad judía en dos años, mientras que no ha asistido a ninguno de la comunidad musulmana, ya fuera por cuestión de agenda o de oportunidad. Estuvo presente, por ejemplo, en los dos actos en conmemoración del Holocausto y en la celebración de la noche de los cristales rotos. Y siempre que la comunidad israelí ha necesitado algo, los hemos atendido, por lo que pueden estar seguros de que no existe ningún sentimiento de antisemitismo en el consistorio”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios