SE EMBOLSÓ 601.000 EUROS

Pujol Jr. cobró por la compra de la sede de Isolux sin aparecer por su despacho

Los 601.000 euros se materializaron en diciembre del 2001 cuando recibió una remesa de la empresa Adhoc Estrategia. Detrás de la compañía estaba Tejedor, que ha desgranado a la UDEF los pormenores de la operación

Foto: Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

Jordi Pujol Ferusola cobró una comisión de 100 millones de pesetas en 2001 sin haber movido un dedo. Fue en la operación de compra de los terrenos de la multinacional Isolux, donde se realizó una enrevesada operación que terminó redundando en un beneficio para los bolsillos de Jordi Pujol. Quien pagó fue la Isolux, empresa de su amigo Luis Delso, también investigado.

Este cobro se materializó en la cuenta corriente de Pujol el 5 de diciembre del 2001 cuando recibió de la empresa Adhoc Estrategia una remesa de 601.012,10 euros. Detrás de esa compañía estaba María del Carmen Tejedor, que el pasado 19 de octubre desgranó ante los inspectores de la UDEF los pormenores de la extraña operación.

En el año 2001, Isolux propuso a un amigo suyo, Francisco Olivares, comprar unos terrenos ubicados en la carretera de Andalucía, cerca de Madrid. Los terrenos eran propiedad de la empresa Méndez y Pastor, en la que era socio Lorenzo Méndez. Pero para las necesidades de Isolux se necesitaban unos terrenos adyacentes por lo que Olivares le propuso a María del Carmen Tejedor crear una empresa y comprar los terrenos aledaños, ante la posibilidad de que a su empresa no se los vendieran.

“Para convencer a quien era propietario de la parcela restante y que no conociera que se la estaba vendiendo a Méndez y Pastor, Francisco Olivares le propuso a María del Carmen Tejedor que constituyera una sociedad, finalmente denominada Adhoc Estrategia, con la cual compraron la mencionada propiedad, reunificando luego todas las propiedades dentro del patrimonio de Adhoc Estrategia, con la finalidad de vendérselas después a Isolux”, explica el informe.

Cuando Tejedor, Olivares y Méndez acudieron a la sede de Isolux a recoger los talones de la compra, “les pidieron que suscribieran el contrato de prestación de servicios con Iniciatives, Marketing i Inversions (Imisa) y aceptaran el pago de 100 millones de pesetas a esa empresa. Aceptaron realizarlo dado que a ellos no les afectaba, pensando que se trataba de algún chanchullo de Isolux, motivo por el que incluso en su contabilidad describieron a Iniciatives, Marketing i Inversions como un comisionista sin conocer qué persona física se encontraba realmente detrás de esta empresa”.

“Es una comisión ilegal”

Imisa era una de las compañías con las que Jordi Pujol Ferrusola cobraba sus comisiones. El porqué cobró por la operación de compra de los terrenos de la sede de Isolux es una incógnita. Lo cierto es que el demoledor informe de la UDEF detalla que el precio de salida de la propiedad era de 1.988.386.810 pesetas “a los que hay que añadir el IVA más la cantidad de 100 millones de pesetas en concepto de honorarios por la gestión de la venta a favor de Imisa”. Ello, según los investigadores, sería “una percepción de comisión ilegal, amparada en la realización de un servicio inexistente, con la consecuente emisión de una factura falsa”. Y subrayan que “carece de cualquier lógica que Adhoc Estrategia contratara a otra empresa para hacer lo que es su propio desempeño, la intermediación de una venta en Madrid. Más aún cuando la contratada era una sociedad con sede en Barcelona y sin presumible experiencia alguna en esta práctica”.

Informe de la UDEF en el que aparece Adhoc Estrategia.
Informe de la UDEF en el que aparece Adhoc Estrategia.

El informe de la UDEF especifica que en su declaración del pasado 19 de octubre, Tejedor dejó claro que la “inclusión espuria de Imisa fue una exigencia de los directivos de Isolux”. En una declaración manuscrita, Tejedor también señalaba que quien llevó toda las gestiones de la compraventa fue Lorenzo Méndez, sin que interviniese nadie ajeno en todo el proceso. Con ello, quedaba claro que Jordi Pujol Ferrusola cobró la comisión por obra y gracia de la cúpula de Isolux, aunque no había movido ni un dedo.

Nota manuscrita de Tejedor.
Nota manuscrita de Tejedor.

El informe explica que la primera operación económica de Pujol Jr. con el Grupo Isolux “que temporalmente ocasionó inyección de fondos en Imisa queda meridianamente clara en el asiento 411 de Imisa, según el cual el 28 de febrero del 2001 se habría emitido una factura a Isolux de México SA de CV por importe total de 45.829.638 pesetas [275.000 euros], que fue cobrada el 30 de marzo del 2001”. Al año siguiente, en mayo del 2002, la compañía Isolux vuelve a pagar a Jordi Pujol Ferusola 90.151,94 euros. Esa operativa “a todas luces es más incriminatoria y marca una metodología y forma de actuar”, que se habría extendido durante “bastante tiempo”. En realidad, Pujol Júnior ya había firmado un primer contrato con su amigo Luis Delso en 1996 con el objeto de promover negocios en África.

Lluvia de millones

En anteriores informes, la policía ya había dejado patente que la relación del grupo Isolux con el primogénito del clan Pujol tiene dos vertientes: “Por un lado, el desvío de fondos a posiciones financieras bajo la esfera de dominio de Jordi Pujol Ferrusola bajo el argumento de existencia de una prestación de servicios de intermediación; y, por otro lado, la confluencia de intereses en negocios inmobiliarios”, que dejaron “ímprobas ganancias al investigado”. En uno de los informes, por ejemplo, destacaban varias facturas pagadas al activo 'dinamizador económico': una de 464.000 euros en 2006; otra por el mismo importe en 2007; una tercera por 348.000 euros, también en 2007; una por 299.473,07 euros en 2010; otra de 91.872 euros, también en ese año; una por 180.777,84 euros en 2011; una segunda en ese ejercicio por 30.466,83 euros; y una por 49.805,09 euros en 2012. En total, casi 1,5 millones de euros en esos cinco años.

Oficinas de la empresa Isolux Corsán. (EFE)
Oficinas de la empresa Isolux Corsán. (EFE)

Ese mismo informe relata que “las relaciones de Jordi Pujol Ferrusola con el grupo Isolux se remontarían al año 2000 y estarían relacionadas con un negocio que emprendió esa mercantil en Gabón, conexo con un proyecto de instalación de una línea de distribución eléctrica”. Según parece, esos negocios fueron abonados por Isolux a Pujol Júnior ocho años más tarde. También destacan que cuando el juez pidió a Isolux que detallara sus negocios con el primogénito del clan Pujol “olvidaron incluir en su respuesta relaciones comerciales ascendentes a 1.276.000 euros” que se debían a “una supuesta colaboración en proyectos de construcción y concesiones de infraestructuras en México”. Solicitados los documentos concretos de esas operaciones, Isolux no los entregó al juez.

También destacan un proyecto denominado Azul de Cortés, que no era otra cosa que una inversión inmobiliaria de 6,5 millones de dólares en la que participó como intermediario Julio Bonis, exconsejero de presidencia de Canarias, que había estado implicado en un escándalo de corrupción (recalificación de terrenos) en Tenerife por el que huyó a América. Bonis se negó a declarar ante la UDEF porque ya tenía su residencia legal en México y no le era posible desplazarse a España. Según la policía, Pujol invirtió en ese negocio 1,7 millones de dólares.

Según otro informe judicial, Pujol Ferrusola “cobró 605.589,74 euros de Isolux Ingeniería, sociedad constructora propiedad de Luis Delso, adquirente de los derechos del fideicomiso en México de Imisa, que dejó más de 15 millones de euros en las arcas de esta sociedad de Jordi Pujol Ferrusola. El Grupo Isolux tiene ingentes intereses económicos en España, muchos de ellos inexorablemente vinculados con la Administración pública”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios