recibida con el himno catalán 'els segadors'

Mas, Puigdemont y cargos soberanistas arropan a Forcadell en su declaración judicial

La presidenta del Parlament dice que permitió el debate y votación del documento que abre la puerta a una vía unilateral hacia la independencia "conforme a la ley". Su declaración ha durado 35 minutos

Rodeada de los líderes del independentismo catalán, con el expresident de la Generalitat Artur Mas a la cabeza de la marcha y el himno catalán 'Els Segadors' de fondo, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha acudido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para declarar como investigada por desobedecer al Tribunal Constitucional al haber permitido el debate y votación de un documento de la comisión de estudio del proceso constituyente catalán que abre la puerta a una vía unilateral hacia la independencia.

Mas, Puigdemont y cargos soberanistas arropan a Forcadell en su declaración judicial

Su declaración apenas ha durado 35 minutos y solo ha respondido a las preguntas de su abogado asegurando que ha actuado en todo momento "conforme a la ley" y que el debate sobre el 'procés' en el Parlament fue un acto político. "Si la gente en la calle puede hablar de independencia, ¿cómo no van a poderlo hacer los parlamentarios?", ha cuestionado explicando que como presidenta del Parlament "tengo el deber de proteger la inviolabilidad de los diputados" e instando a los jueces "a proteger la mía". A su salida, y ya en rueda de prensa, ha destacado que "lo que está en juego en este momento es la democracia" y no su futuro político, sobre el que ha dicho que si es inhabilitada "sería inconcebible" y un "ataque grave a la democracia".

De nuevo, la declaración judicial de un cargo independentista se ha convertido en un gran acto de reivindicación del mundo del soberanismo, que ya ha advertido de que si Forcadell es inhabilitada "seguirá siendo la presidenta del Parlament" según ha asegurado el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, esta misma mañana, que ha decidido abandonar la comitiva de apoyo a Forcadell a medio camino seguiendo lo acordado y el criterio utilizado por Artur Mas de no acompañar a las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau hasta ese mismo tribunal para declarar por la consulta soberanista del 9-N.

Forcadell ha salido de su despacho del Parlament pasadas las 8:30 horas, donde en el exterior le esperaban Puigdemont, Artur Mas y todos los miembros del Govern, entre ellos Oriol Junqueras, Raül Romeva o Marta Rovira , así como varios miembros de la CUP como Mireia Boya o Eulàlia Reguant. También el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián y el portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot -la marca de Podemos en Cataluña- en el Parlament, Lluìs Rabell. Por su parte, el equipo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha hecho acto de presencia con su número dos, Gerardo Pisarello, después de asegurar este jueves que "con ella se está juzgando a todo un pueblo".

​"Fuera, fuera justicia española"

A su salida del despacho, Forcadell ha sido recibida por un nutrido grupo de alcades soberanistas que han alzado sus varas de mando en señal de apoyo, una imagen casi idéntica a la de octubre de 2015 cuando Artur Mas declaró ante el TSJC por la consulta del 9-N. Durante el recorrido hacia el TSJC se han escuchado gritos de "¡Independencia!" y "Fuera, fuera justicia española" y se ha colocado en la cabecera de la marcha la palabra 'Democracia'.

Mas, Puigdemont y cargos soberanistas arropan a Forcadell en su declaración judicial

Desde primera hora de la mañana, cerca de 300 personas han esperado a Forcadell en el exterior del Palacio del Parlament con banderas independentistas y pancartas con el lema 'Esto también va de democracia' y 'Todos somos Forcadell'. Sin embargo, el grueso del apoyo estaba a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, donde más de un millar de personas la han esperado. Antes de su entrada al TSJC, los principales líderes del independentismo así como las decenas de anónimos que se han acercado hasta allí han cantado al unísono 'Els Segadors'.

Artur Mas: "Esto no se para"

Artur Mas junto a Forcadell, Junqueras y Puigdemont. (Efe)
Artur Mas junto a Forcadell, Junqueras y Puigdemont. (Efe)

Mientras la presidenta del Parlament declaraba ante el juez, Artur Mas se ha dirigido a los medios de comunicación para retar al Gobierno de que el 'procés' "no se detenderá" y que actos como el de hoy "dan más fuelle a la causa soberenista".

En declaraciones a TV3, el expresident de la Generalitat ha dejado claro que no acatarán las decisiones judiciales y que "nada ni nada parará esto". "Esto sigue adelante, ya hemos dado muchas pruebas y las seguiremos dando", ha continuado considerando que la idea de la independencia de Cataluña "no es un delito ni un pecado sino simplemente una idea pacífica". Además, ha considerado "escandaloso" que la presidenta del Parlament tenga que declarar "por dejar hablar y votar en un Parlamento" y, en cambio, se archive la causa contra el exministro Jorge Fernández Díaz pese a haber "conspirado".

Misma línea ha seguido el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, que ha denunciado que "en ninguna democracia se juzga a alguien por favorecer el debate político" felicitando a los independentistas por haber ofrecido una "imagen de unidad de la democracia y los demócratas". El conseller de Exteriores de Cataluña, Raül Romeva, ha destacada que "la credibilidad del Estado de derecho está en cuestión y fuera lo están viendo".

Iglesias: "Me avergüenza como español"

Ante esto, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha subrayado que este viernes "no se juzga a nadie por defender unas ideas sino desobedecer a una sentencia de un tribunal".

El que también ha dado su opinión sobre esta cuestión ha sido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que le "avergüenza como español y demócrata" que Forcadell declare ante el juez "por permitir una votación que convoca un referéndum".

Por su parte, Ciudadanos ha calificado de "espectáculo" el 'séquito' que ha acompañado a Forcadell hasta el juzgado. El declaraciones a RNE, el vicepresidente del Congreso, Ignacio Prendes, ha dicho que este gesto de los independentistas "demuestra que hace mucho tiempo que el Govern se ha olvidado de los problemas reales de la gente como el paro, los servicios públicos y la financiación". Además, ha alertado de que es "extremandamente peligroso" que personas como Carme Forcadell "se consideren por encima de ley".

El líder de la formación naranja, Albert Rivera, ha destacado que los primeros que deben de cumplir con las leyes son los cargos públicos. "La ley no es un capricho, es una obligación y una garantía", ha dicho.

Idéntico punto de vista tiene el PSOE. El portavoz del grupo socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha señalado en declaraciones a TVE que "no me gustan estas prácticas" porque son "poco respetuosas con la independencia judicial".

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios