Estudio comparativo de cómo se ha hecho el ajuste en las CCAA

Cataluña recortó más que nadie en lo social pero a costa de mantener otros gastos

Durante esos siete años, el ajuste aplicado por la Generalitat en sanidad, educación y otras coberturas sociales fue del 26,6%. Más que nadie, a cambio de mantener otras partidas
Foto: El expresidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)

Entre los años 2009 y 2015 Cataluña recortó más gasto social que cualquier otra comunidad autónoma. Y no sólo en términos absolutos, en una comparación relativa también ganaría. Durante esos siete años, el ajuste aplicado por la Generalitat en sanidad, educación y otras coberturas sociales fue del 26,6%. Ninguna otra autonomía ahorró tanto en estas partidas pero con una cara oculta. A cambio, el gobierno del entonces presidente Artur Mas fue el que menos rebajó la partida de otros gastos, que no está vinculada a las áreas sociales. En eso Cataluña fue de las que menos redujo ese componente presupuestario, apenas un 20% a lo largo de ese mismo período.

Esto es lo que se refleja del estudio comparado del gasto de las CCAA de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales. Según este informe, Cataluña es la autonomía que durante estos años de crisis más se ha desviado de la media española, tanto en lo que respecta a gasto social, ahorrando mucho más; como en los gasto general, reduciéndolo mucho menos.

Así el conjunto de CCAA no recortaron en gasto social, sino que durante el período lo incrementaron en su conjunto un 3% en siete años. En 2015 esta cifra en el conjunto de autonomías sumaba 99.874 millones.

En Cataluña, en cambio, el proceso ha sido el contrario: la tijera se ha aplicado, sobre todo, en el gasto social. Ha recortado más que nadie: 5.438 millones menos, más de 722 euros por habitante entre lo que se dedicaba en 2009, cuando empezaron los políticas de contención presupuestaria, hasta el año pasado.

En cambio, en lo que respecta a gastos generales, Cataluña ha sido de las menos aplicadas. El conjunto de las Comunidades Autónomas recortaron en presupuestos no vinculados a sanidad, enseñanza y protección social en los últimos siete años sólo un 26%, cerrando en 37.445 millones el ejercicio de 2015. Puede parecer mucho, pero no resiste la comparación con el esfuerzo hecho por otros gobiernos autonómicos, que resultó muy superior. Excepto en el caso catalán.

Cataluña ajustó mucho menos que la media española en la áreas ajenas a lo social: el antes mencionado 20% menos de gasto. Es verdad que CCAA comparables, como Madrid todavía hicieron un recorte menor en esa misma partida. En el caso de la comunidad madrileña, un 11%. Pero a cambio de recortar mucho menos que los catalanes en gasto social, apenas un 9% entre 2009 y 2015. Si Cataluña recortó 5.438 millones Madrid en el mismo período sólo redujo el gasto social en 1.315 millones, una cuarta parte que la Generalitat. Por habitante, la comparación entre Cataluña y Madrid todavía resulta más sangrante: los 722 euros menos para cada catalán versus 223 euros por cada madrileño.

Una conclusión política es que en contra del discurso oficial, el ejecutivo de Artur Mas hizo durante la crisis un ajuste más duro que el PP en Madrid pese a que en teoría los populares son más liberales en lo económico que CDC.

Divergencia catalana

La divergencia catalana se mantiene se hagan como se hagan las comparaciones: más en recorte social y menos en gastos generales. Andalucía, que por volumen económico sería similar a Cataluña, aplica un patrón diferente. La comunidad andaluza sólo redujo su gasto social entre 2009 y 2015 un 12%, según el estudio. Por el contrario, los gastos de fuera del ámbito social se recortaron un 33%. El impacto de este ajuste de casi 3.000 millones en siete años tiene un impacto de 345 euros por andaluz, la mitad que en Cataluña.

Los datos arrojan como conclusión que el gobierno de CDC haya aplicado el ajuste de manera mucho más radical que el PP, en teoría mucho más liberal

Está comúnmente aceptado que todas las CCAA del arco mediterráneo están infrafinanciadas. Sería el caso de Cataluña, pero también el de la Comunidad de Valencia, de Murcia y de Baleares. Pues bien, todas ellas recortaron menos que Artur Mas en el período estudiado en el área social. El impacto en el gasto social de los valencianos se limitó al 9% entre 2009 y 2015 en términos absolutos 1.111 millones, una cuarta parte que Cataluña. ¿Cómo hizo Valencia su ajuste entonces? Pues en los gastos generales, justo los que menos ha tocado Cataluña. El recorte en esta partida en Valencia fue el doble que en Cataluña, del 47%.

Arco mediterráneo

Lo mismo pasa en Baleares, donde el gasto social apenas se toca: un 4,76% en ese período. En cambio la partida de gastos ajenos la protección y formación de los ciudadanos se redujeron un 26%.

Desde la Generalitat se presume de que han sido los que más se han aplicado en las políticas de austeridad. Y es cierto. Pero la austeridad se ha cargado más sobre las áreas que más afectaban a la ciudadanía, mientras que no ha sido así en el resto de autonomías. Otro ejemplo sería Murcia, también muy perjudicada por el actual sistema de financiación, que sólo bajó su gasto social un 9,4%, mientras que en los generales el ajuste fue mucho mayor, del 33%.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Carolina Marín: "Es un sueño hecho realidad"
LOS GANGLIOS Color de Rosa
LOS GANGLIOS : El Regalo

ºC

ºC