la financiación ilegal de CDC

CDC mantuvo a su extesorero tras el caso Palau y le dio el despacho de Xavier Trias

Osácar seguía teniendo despacho y ordenador en la sede del partido. Los investigadores dicen que la placa que colgaba de la puerta era la del exalcalde de Barcelona

Foto: Artur Mas y Xavier Trias en acto cierre campaña de CiU. (EFE)
Artur Mas y Xavier Trias en acto cierre campaña de CiU. (EFE)

El partido de Artur Mas mantuvo a su tesorero Daniel Osácar llevando las cuentas de la formación política a pesar de su dimisión a finales de 2010, cuando se vio obligado a dar un paso atrás salpicado por el caso 'Palau'. A esta conclusión llegan los investigadores después de irrumpir este viernes de las sedes de la Fundación CatDem y de CDC. Durante el registro comprobaron que Osácar seguía teniendo despacho y ordenador en la sede del partido.

Guardia Civil y Fiscalía Anticorrupción acudieron la mañana del viernes al domicilio de Osácar, a quien interrogaron como extesorero de la Fundación CatDem, investigada por el presunto cobro del 3% de comisión ilegal por parte de la sociedad Teyco, propiedad de la familia Sumarroca. Una vez iniciado el registro, el exdirigente catalán reconoció que su ordenador se encontraba en la sede de Convergència, lo que provocó el traslado de los agentes y fiscales hasta CDC.

Artur Mas en un mitin de Junts pel Si. (EFE)
Artur Mas en un mitin de Junts pel Si. (EFE)

Osácar, que se trasladó la sede después del registro de su domicilio, les dirigió hasta un despacho donde había una mesa, un ordenador y una silla. El extesorero insistió en que trabajaba desde allí, aunque justificó que lo hacía únicamente en calidad de militante. La sorpresa de los agentes fue que la placa que colgaba de la puerta de ese despacho era la de Xavier Trias, exalcalde de Barcelona y uno de los hombre fuertes de Convergència. Sin embargo, el extesorero insistió que el ordenador sólo lo usaba él. Personal del partido allí presente aseguró que Trias nunca acudía a aquel despacho a trabajar.

Con estos hechos, los investigadores sospechan que, a pesar de que Osácar dimitió por su implicación en el 'caso Palau' por el cobro de comisiones de Ferrovial, ha permanecido estos últimos cinco años trabajando para el partido. Estos hechos recuerdan a lo ocurrido con el extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, cuando al saltar el escándalo de sus cuentas en Suiza se descubrió que seguía trabajando en la sede del partido a pesar de haber dimitido tras su imputación en el 'caso Gürtel'.

Mas aupó a Osácar

En 2005, fue el propio Artur Mas quien aupó a Osácar a la tesorería para gestionar las cuentas del partido y fue éste también quien anunció en 2010 que dimitía únicamente por su avanzada edad. En ese momento tenía 75 años. Y a pesar de que ya había sido señalado en el 'caso Palau' por su posible participación en una financiación ilegal del partido, Mas aseguró que ese no era el motivo real sino el de "su deseo de dedicar más tiempo a la familia".

Tras su renuncia, Osácar fue imputado y a día de hoy se encuentra acusado pendiente de sentarse en el banquillo por un asunto en el que se enfrenta a siete años y medio de cárcel. A pesar de las explicaciones dadas en su momento, el viernes se descubrió que sigue trabajando para el partido.

Fue el propio Artur Mas quien aupó a Osácar a la tesorería para gestionar las cuentas del partido y fue éste también quien anunció en 2010 que dimitía

Osácar, antes de ser tesorero de Convergència, lo fue de la Fundación Trías Fargas, después CatDem, vinculada al partido. Es más, cuando el viernes entraron en la sede de la fundación, allí explicaron a los agentes que el despacho del actual administrador, Andreu Viloca, estaba en la sede de la formación política, en la calle Córcega.

Además, cuando llegaron al despacho la Guardia Civil encontró en su trituradora algunos papeles en los que se podía leer la palabra Teyco y algunas cifras, hecho que está siendo investigado porque la destrucción de pruebas es motivo suficiente para acordar el ingreso en prisión de una persona.

Financiación ilegal, cohecho, blanqueo...

El 'asunto Torredembarra' ha cogido dimensiones hasta hace poco inesperadas. Un pequeño caso de cohecho a un alcalde a cambio de otorgar la adjudicación de un aparcamiento a la empresa Teyco está tomando visos de una presunta financiación ilegal de CDC, que lidera Artur Mas.

Jordi Sumarroca Claverol, hijo de uno de los fundadores de CDC, habría pagado una comisión de 1,4 millones de euros al que fuera alcalde de esa localidad tarraconense, Daniel Masagué, el titular del Juzgado número 1 del Vendrell acordó la detención, entre otros, del empresario así como la entrada y registro de su domicilio y empresa.

Registran la sede de CDC, el domicilio del extesorero de la fundación Catdem y cuatro ayuntamientos catalanes. (EFE)
Registran la sede de CDC, el domicilio del extesorero de la fundación Catdem y cuatro ayuntamientos catalanes. (EFE)

Precisamente, de ahí apareció un papel que daba al juez, Fiscalía Anticorrupción y Guardia Civil la pista de que había algo más que el pago al alcalde. Un documento con cifras detalladas de adjudicaciones en varios municipios gobernadas por Convergència con el cálculo del 3% de cada una de ellas, hizo sospechar que podía haber un pago sistemático de ese 3% de comisión ilegal por parte de Teyco.

Junto con datos también encontrados sobre CatDem, los investigadores llegaron a la conclusión que esas cantidades se pagaban a la fundación vinculada a CDC y, por tanto, que su destinatario fuera realmente el partido. Los investigadores concluyeron que esas cantidades se pagaban a la fundación vinculada a CDC y, por tanto, que su destinatario era realmente el partido

Los delitos recogidos por el juez para acordar la entrada y registro de la fundación son cohecho, prevaricación, blanqueo de capitales y financiación ilegal. Aunque estos delitos recaen sobre la fundación, fuentes del caso señalan que no se puede olvidar que CatDem y CDC son, en esencia, los mismo, y el hecho de que el despacho del administrador del primero esté en la sede del segundo es una prueba de ello.

Penalistas consultados por este diario recuerdan que las fundaciones históricamente se han creado para canalizar las donaciones que los partidos no pueden recibir por la ley de financiación de partidos políticos.

Por ahora, el caso seguido en el Juzgado del Vendrell se centra en los pagos realizados por el grupo Teyco, de la familia Sumarroca, muy vinculada a la familia Pujol. Sin embargo, en las entradas y registros realizados en la conocida como 'Operación Petrum II' se ha incautado numerosa documentación que podría dar señales del pago del 3% por parte de otras empresas adjudicatarias, que se pagaría a la formación a través de donaciones a la fundación, lo que ya llevaría a una investigación propia sobre la financiación ilegal del partido.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios