PRIMARIAS DEL PSOE

Misa de romeros y primarias en casa de ‘Triana Díaz’

La aspirante a liderar el socialismo español vota en el barrio donde vive. Su hermana lo intenta, pero no puede. Y su padre lo tiene claro: "Yo aquí voto al PSOE y al Betis"

Foto: Laura Díaz Pacheco, la hermana de Susana Díaz, tras no poder votar en la Agrupación de Triana-Los Remedios (Agustín Rivera).
Laura Díaz Pacheco, la hermana de Susana Díaz, tras no poder votar en la Agrupación de Triana-Los Remedios (Agustín Rivera).

El padre de ella. El fontanero del Ayuntamiento. Todavía no ha votado a su hija (Susana) aunque técnicamente puede hacerlo, si le apetece, por Patxi o incluso por Pedro.

-No sé, mi ‘arma’, acabo de llegar. No hace ni un segundo- contesta.

El padre de ella es afiliado socialista. La pregunta parece ofender. Disculpas.

- ¡Hombre, por Dios! Voto aquí, al PSOE y al Betis. A los dos.

Es la una de la tarde y el padre de Susana Díaz merodea por la Plazuela de Santa Ana esquina con Rodrigo de Triana, el que avistó América. Las Indias. Si esto es Triana, estamos en domingo y hay elecciones primarias, por aquí debe haber votado ya Susana Díaz. Sí, lo ha hecho. Luego, los detalles.

Quien no puede hacerlo (todavía) es Laura, que se va. Laura Díaz Pacheco es la hermana de la presidenta de la Junta y aspirante a la poltrona de Argüelles: Ferraz, 70. Laura no figura en las listas de la Agrupación Local Triana-Los Remedios. Se lo dice Fran, el secretario de organización. ¿Dónde votará Laura?

- "No se lo digas, no", le anima el conductor de un coche a Laura.

Laura sí es transparente. Lo hará en la sede provincial, en la calle Luis Montoto. El caso es que no pudo hacerlo en la agrupación de su hermana y a las 14 horas tiene que trabajar. Va con el tiempo justo. Se monta en el vehículo. El padre quiere votar al gual que otros 180 de 342 afiliados en la agrupación que ya lo han hecho a esa hora.

[Sigue en directo la jornada de primarias del PSOE]

Todo hace indicar que se superará el 70% de votos, como apunta el arquitecto Jaime Montaner, exconsejero de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. “El momento más duro para el partido fue en los setenta cuando vivimos la crisis con las reformas y rupturas, mucho más que ahora o en los noventa con los guerristas y los renovadores”.

Afónica: y entre la fiesta... y el funeral

Susana Díaz ha acabado la campaña muy afónica. Aún le queda tiempo para la fiesta o duelo de esta noche en territorio Federal. Entra en la cabina de votación (su papeleta es la central) y saluda con besos y abrazos a compañeros y compañeras. Niños, niñas, mujeres, hombres, directivos y 'mediopensionistas'. Todo el partido. Triana para ella, mientras se celebra la misa de romeros de la Hermandad del Rocío y suenan los primeros cohetes que no son para Susana.

Susana Díaz: "Comienza la cuenta atrás, a partir de mañana se va a levantar el PSOE"

Díaz (casi nadie la llama por su apellido, tampoco por el acrónimo SD) lleva un colgante con su nombre y varias pulseras que le han regalado en la campaña (una de la Virgen de Covadonga y otra de Huesca). Viste un blusa color nude que es similar a la de una periodista de televisión que le pregunta si es supersticiosa. Dice que no lo es. José María Moriche, su marido, y su hijo están en el centro de la Plazuela mientras la presidenta andaluza está encantada con la movilización del partido. No cree, ni de lejos, que se vuelva en su contra. Toda la marea a su favor, vaticina.

Tiene ganas de hacerse la accesible, la simpática. Sonríe mucho y entra de nuevo en la agrupación para volver a dar besos y más abrazos. Los que sean necesarios. La quieren (no todos: los sanchistas la saludan sin fervor) y hay hasta un grupo de veinteañeros de Lugo, desde el jueves en la capital andaluza para disfrutar los conciertos de Interstelar (han "alucinado" con Fangoria) que no saben que allí está Susana. Ellos sólo quieren comedias entretenidas.

- ¿Ahí es? Pues a nosotros ni nos va ni nos viene. Todos son iguales-, dice un chico que lleva puesta una camiseta negra que dice 'Prague. Kafka'.

[Álbum: los socialistas eligen a su próximo secretario general]

Los camareros de la taberna Plazuela siguen sirviendo Cruzcampos a discreción. De repente, pasa un tipo con barba vestido de novia. Es la despedida de soltero de un grupo de mallorquines entremezclados con un trianero de Pedro Sánchez que no quiere dar su nombre porque valora su intimidad. No utiliza las redes sociales, ni tiene Whatsapp. Este afiliado, con más de 30 años de militancia y que admite estar “inquieto” por el resultado de esta noche, se pregunta: “¿Y si al final Susana consigue menos votos que avales? Tú pregúntatelo”.

Joaquín Díaz fue entre 1997 y 2015 concejal del Ayuntamiento de Sevilla. Es secretario provincial de esta agrupación y vota –por supuesto– a Díaz. Hace más de 40 años que es afiliado socialista. “Pedro y Patxi son muy respetables, pero Susana es una elección de futuro. Hay que votar con visión de país, más que visión de Andalucía”.

Los cohetes se suceden. Las flautas y el tamborilero de la Hermandad del Rocío de Triana despiden a Susana Díaz, lista para tomar el AVE a Ferraz. Otro tren más.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios