primarias psoe

Guerra psicológica: Díaz y Sánchez se dan por ganadores y se arrogan el ‘voto oculto’

El exsecretario general cree que subirá en Andalucía y Extremadura y confía en el ‘antisusanismo’, mientras que la presidenta andaluza espera crecer en Cataluña y Valencia

Foto: Susana Díaz, el pasado 7 de mayo en Zaragoza. (EFE)
Susana Díaz, el pasado 7 de mayo en Zaragoza. (EFE)

Las primarias del PSOE han entrado en estado de guerra psicológica: propaganda pura para controlar y modificar conductas. Cuando la campaña empieza de forma oficial y ya hay un debate con fecha, será el lunes 15 de mayo, los principales candidatos, Susana Díaz y Pedro Sánchez se esfuerzan por llegar sonrientes y con halo de triunfadores a su único cara a cara. Cada equipo además promete guante blanco y moderación y apunta a la crispación y la agresividad del contrario en una estrategia de libro.

Desde ambas candidaturas se esfuerzan en proclamarse como vencedores, con el recuento de avales ya finalizados y 6.539 votos a favor de Susana Díaz. Los de su candidatura insisten en que las urnas reproducirán los números de los avales con una subida de votos a favor de Díaz sobre todo en Cataluña, donde la participación en esta primera fase estuvo muy por debajo de la media, y en la Comunidad Valenciana, donde confían en que se corrija la goleada a favor de su adversario. La presidenta de Andalucía ha cambiado su agenda y volverá a Cataluña antes de que termine la campaña, confirmó su equipo.

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, durante el acto político. (EFE)
El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, durante el acto político. (EFE)

Desde las filas de Pedro Sánchez repiten que tiene muchas posibilidades de ganar apelando a la máxima de que “el aval es cautivo y el voto libre”. Se muestran convencidos de que hay ‘voto oculto’ en Andalucía y Extremadura que dará una diferencia de votos a favor de Sánchez mayor de que la que arrojaron ya los avales. Apuntan a que existe ‘antisusanismo’ y se muestran convencidos de que eso los reforzará en el recuento de papeletas.

O yo, o la extinción del PSOE

Es un hecho que en el actual clima de polarización, las primarias del PSOE se han convertido en una votación a dos vueltas. El papel de Patxi López es cada vez más invisible, los suyos se limitan a llamar a la moderación y advertir sobre el riesgo de destrucción del partido. Aunque la gestora haya decidido no ofrecer avales territorializados, los equipos han hecho sus cuentas rastreando los datos ofrecidos por el contrario en los distintos territorios.

Apretarán, sobre todo, donde vean que hay más militantes que no han participado porque creen que es ahí donde quedan, pocos, indecisos. Los de Díaz con una consigna clara: o ella o el caos y la desaparición del PSOE a manos de Podemos. Los de Sánchez con otro argumento igual de grueso: o él o la extinción del partido a manos de las élites que se ‘entregaron’ al PP y derrocaron al secretario general. Ya caben pocos matices en los relatos.

Con esos números en la mano, en la candidatura del exsecretario general insisten en que Sánchez es ganador en toda la cornisa del Norte del país y tiene posibilidades de crecer en Andalucía y Extremadura, donde dan por hecho que hay un importante voto oculto. Utilizan esa expresión para referirse, sobre todo, a militantes que hayan prestado su apoyo a Díaz por “presiones del aparato”. En ambas autonomías gobierna el PSOE y aparte del orgánico se despliega un importante poderío institucional. “A partir de ahora guante blanco”, insisten , añadiendo que ven a Susana Díaz “muy nerviosa”.

Los equipos de los principales rivales aseguran ver muy nerviosos y crispados a sus adversarios

Dando por buenos los datos ofrecidos por las candidaturas, en el caso de Andalucía habría por encima de un 55% de apoyos a favor de Díaz frente a menos de un 20% de Sánchez, con un militancia muy tensionada, que habría participado en esta primera fase casi en un 80% del censo. Los datos son similares en Extremadura, aunque aquí la participación de la militancia ha estado por debajo, aún siendo muy alta, se calcula por encima del 60%.

El candidato a las primarias del PSOE Patxi López en una rueda de prensa. (EFE)
El candidato a las primarias del PSOE Patxi López en una rueda de prensa. (EFE)

Un 80% avaló en Andalucía

“En Andalucía habrían quedado sin avalar menos de 9.000 militantes si nos creemos los datos de las candidaturas. El que no ha puesto su firma es, en un porcentaje muy minoritario, porque se lo esté pensando. La participación será muy similar, en ese 80%, y se reproducirán los números”, insisten desde la candidatura de Díaz negando sorpresas. Para contrarrestar ese argumento de voto cautivo insisten en que habría que pensar en crecer en aquellas comunidades donde la participación de la militancia ha estado muy por debajo de la media y señalan directamente a Cataluña.

Sus afines creen que Susana Díaz (974 avales) tiene mucho margen de crecimiento entre los militantes del PSC frente a Pedro Sánchez (6.058 avales) con una participación que ronda el 50% (14.000 militantes). “El militante de Cataluña tiene mucho más fácil depositar su voto en urna en secreto a favor de Susana Díaz que firmar un papel”, señalan desde las filas de la candidata andaluza. También señalan margen de crecimiento en Baleares o Galicia, aunque aquí la militancia es mucho menor, y en Valencia.

La dirigente andaluza confía en crecer entre la militancia del PSC y el exsecretario general se confía a los 'bastiones' de su rival

Son argumentos y cuentas hechas por los partidarios de la presidenta de la Junta para contrarrestar a su principal rival. Insisten en que Sánchez “ha tocado su techo” con los avales e incluso se muestran convencidos de que los ‘sanchistas’ pensaban que iban a ganar en la primera vuelta e iban a quedar por encima en avales. Digan lo que digan, desde luego el primer golpe de efecto, aunque sea por la gestión de expectativas, se lo llevó Sánchez pese a la supremacía de avales de Díaz.

“Si creen que van a ganar por qué están tan nerviosos, por qué están tan crispados”, insistían fuentes próximas a Díaz. “Quienes no han avalado ya a Sánchez es gente que no está en la pelea, quien esté con Sánchez, los que están en ‘la rebelión’, ya han dado su firma. En esa bolsa de militantes, Susana (Díaz) que garantiza estabilidad y equilibrio es la que puede crecer”, transmitía un dirigente del PSOE muy metido en la batalla.

Por debajo, tratando de aprovechar el efecto multiplicador en las redes sociales, los partidarios de Díaz pedían la desautorización del alcalde de Calasparra (Murcia) que en un acto como telonero de Sánchez llamó a la andaluza “faraona” y habló de prácticas mafiosas del aparato socialista. También cargaban contra el diputado por Valencia José Luis Ábalos. Como respuesta el recuerdo del equipo de Sánchez al episodio de descalificativos del diputado malagueño Miguel Ángel Heredia y una máxima: “Bajemos el diapasón”. Todos dicen estar en estado zen y todos están en plena guerra y nerviosos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios