primarias psoe

El PSOE está roto en dos: ¿Pedro Sánchez puede doblar el pulso al aparato?

Susana Díaz bate un récord histórico con el apoyo de un tercio de la militancia, pero la sorpresa la da su mayor rival, que sin el apoyo orgánico se queda a solo 5.000 avales de la andaluza

Foto: Un grupo de militantes, encabezados por Santos Cerdán (c), en representación de Pedro Sánchez, entrega 57.369 firmas para su candidatura a las primarias. (EFE)
Un grupo de militantes, encabezados por Santos Cerdán (c), en representación de Pedro Sánchez, entrega 57.369 firmas para su candidatura a las primarias. (EFE)

El PSOE está mucho más dividido de lo que intuían los principales referentes institucionales y del aparato. Está fragmentado en casi dos mitades. Hay partido. Las primarias, que se despejarán el próximo 21 de mayo, van a estar mucho más reñidas de lo que el sector de Susana Díaz esperaba. La presentación de los avales en Ferraz ha servido para medir fuerzas y lleva a una conclusión: Pedro Sánchez tiene posibilidades.

Susana Díaz batió un récord histórico, pero la euforia que exhalaban los suyos se diluyó cuando Sánchez destapó sus avales. Hay incluso dudas con los datos hasta que no se dé la verificación oficial, lo que está previsto en las próximas horas. La líder del PSOE andaluz, la favorita del aparato, la candidata que cuenta con el apoyo de los principales referentes orgánicos e institucionales, como dejó claro en su presentación en Madrid, no logró enterrar a sus rivales en avales.

El PSOE está roto en dos: ¿Pedro Sánchez puede doblar el pulso al aparato?

Con más de 63.000 avales presentados, a falta de la comprobación oficial de Ferraz, el objetivo de Díaz era exhibir su poder interno y dejar sentenciadas las primarias. Un tercio de la militancia, una cifra apabullante, ha firmado por su candidatura. Todo iba sobre ruedas para los susanistas hasta que la candidatura de Pedro Sánchez enseñó sus números. El principal objetivo, que era doblar a Sánchez en avales y marcar distancias para convertir en un camino de rosas las semanas que quedan hasta la votación, quedó muy lejos de cumplirse. Todo queda en el aire hasta que se cierren las urnas en dos semanas.

Con más de 63.000 avales, a falta de la verificación oficial de Ferraz, el objetivo de Díaz era exhibir su poder y dejar sentenciadas las primarias

Con intención, los sanchistas han jugado al despiste hasta el último minuto con el número de avales, dando números por debajo de los que realmente iban a registrar en Ferraz. Sin el apoyo del aparato socialista, en contra de una federación tan poderosa y determinante como la andaluza, Pedro Sánchez reunió 57.369 firmas y se quedó a unos 5.000 avales de Díaz. Un dato muy por encima del número de avales que registró en 2014 (41.338), cuando tuvo el apoyo de la secretaria general del PSOE andaluz.

A la espera de verificación

Sánchez jugó con el factor sorpresa y logró llevarse el titular, desestabilizando además las previsiones de los afines a Susana Díaz. Tanto, que desde el sector de la candidata andaluza mostraron total desconfianza hacia los datos ofrecidos por Sánchez y se mostraron convencidos de que “hay algo raro” y “los números no cuadran”. Un síntoma más de que la guerra interna y la tensión, lejos de amainar tras la presentación de avales, se ha elevado exponencialmente.

Si se confirman todos los datos, habría avalado el 70% de la militancia, una cifra tan histórica y llamativa que un sector del PSOE lanzó la alerta sobre la posibilidad de que haya firmas duplicadas. En ese caso, se anularían para ambas candidaturas, aunque los equipos de Susana Díaz y Patxi López están dispuestos a que se llame al avalista para resolver las dudas. En las primarias de 2014 se emitieron 132.850 votos. De momento, con las cifras presentadas por los candidatos, se superan los 132.000 avales. Jamás los avales han superado a los votos emitidos. Lo normal es que queden muy por debajo.

Los sanchistas se mostraban convencidos de que estos datos refuerzan su idea de que "el candidato de la militancia" puede doblar el pulso al aparato

Los sanchistas se mostraban convencidos de que estos datos refuerzan su idea de que "el candidato de la militancia" puede doblar el pulso al aparato y cargaban de nuevo sus reflexiones con la idea de que el aval, público y con firma, se da en ocasiones bajo presión de los responsables orgánicos e institucionales y que puede cambiarse en el momento del voto secreto y en urna.

¿Y si se retira Patxi López?

Con esta fotografía y superada la primera fase de estas primarias, Patxi López, al límite de los avales necesarios para ser candidato, puede tener un papel mucho más decisivo del esperado. Si se retira o se integra en una de las candidaturas, resultará determinante. Si las fuerzas están tan igualadas como dicen los avales, a falta de verificación oficial, los militantes que han avalado al exlendakari podrían tener la llave con sus votos, abandonar la tercera vía y decantar la balanza a favor de Díaz o Sánchez el 21 de mayo.

Representantes de Patxi López, encabezados por Óscar López (c), entregan 12.000 firmas. (EFE)
Representantes de Patxi López, encabezados por Óscar López (c), entregan 12.000 firmas. (EFE)

“La cifra me ha parecido espectacular. No esperaba tanto, de corazón. La respuesta ha sido infinitamente mayor de lo que esperaba y es un acicate para trabajar más”, señaló Díaz. La candidata andaluza tiene muy claro que no puede dar por hecha la victoria, se declaró “muy prudente y muy respetuosa” y aseguró que estaba “sorprendida gratamente”. No quiso entrar en la diferencia de avales con sus rivales, sí dejó claro que sus apoyos “no han oscilado” y pidió “respeto” hasta que “en horas” Ferraz acabe el escrutinio y se sepan las cifras oficiales de esta primera fase. “El PSOE tiene que salir unido, con moral de victoria y sin complejo con nadie”, abundó Díaz. Igualmente satisfecho y sorprendido se mostró Pedro Sánchez, que en su cuenta de Twitter dejó escrito: “Esto es imparable”.

Sin datos por provincias, el ex secretario general Pedro Sánchez da por hecha su victoria en la Comunidad Valenciana y en Cataluña

De momento, el equipo de Susana Díaz está pendiente del escrutinio de avales por parte de la gestora, y la candidatura de Pedro Sánchez exige ahora el dato por provincias. La gestora ya avanzó que no iba a ofrecer datos de avales por territorios y que dejaba esas cifras en manos de cada candidatura para evitar procesar los datos de los militantes y evitar suspicacias. Cuando se hizo este anuncio, la candidatura de Pedro Sánchez no vio inconvenientes. Ahora sí quiere los datos por provincias, porque creen que la radiografía “puede ser interesante”. Los sanchistas están convencidos de que Susana Díaz arrasa en Andalucía, pero tiene “serias dificultades” en otros territorios clave de Despeñaperros hacia arriba. En la Comunidad Valenciana, los sanchistas se daban por ganadores en avales. En Cataluña, sin datos oficiales, también: 6.058.

El PSOE está roto en dos: ¿Pedro Sánchez puede doblar el pulso al aparato?

Según los datos difundidos por la candidatura de Sánchez, en las federaciones más potentes su candidato habría obtenido un número importante de avales. Serían 8.818 en Andalucía, dato significativo en el feudo de Díaz, el más potente con más de 45.500 afiliados. Habría obtenido 8.105 en Valencia, goleando a su rival y candidata de Ximo Puig, que quedaría por detrás con unos 5.300. Serían además 6.058 en Cataluña (14.000 militantes) y 4.092 en Madrid. Son datos de parte a falta de la verificación de Ferraz.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios