EL PROGRAMA SE ELEVA A UN COSTE DE 24.000 MILLONES

Airbus, con 7.000 millones de pérdidas en el A400M, se digitaliza ahora para sobrevivir

La multinacional aeronáutica europea revisa sus protocolos para ejecutar un mantenimiento predictivo y minimizar los errores en todas sus factorías. Es el plan que impulsa su CEO

Foto: Dirk Hoke, CEO de Airbus.
Dirk Hoke, CEO de Airbus.

Ponerse las pilas. A Airbus Defence & Space no le queda más remedio que modernizarse… para poder sobrevivir con unas mínimas garantías de futuro. Con 7.000 millones de pérdidas en el programa del A400M, el avión estrella de la aeronáutica europea cuya FAL (línea de ensamblaje final) se elabora en Sevilla, ahora ha implantado “un proyecto de digitalización” encaminado a “evitar errores", según ha afirmado Dirk Hoke, CEO de Airbus Defence & Space desde enero de 2016.

Hoke, alemán y que habla español aprendido en Argentina (pero sin acento de aquel país), tiene formación de ingeniero mecánico y pensó en un principio que le iba a costar mucho más el salto de Siemens, donde trabajaba, a Airbus. Se dio cuenta que el ‘focus’ debería estar en la tecnología. Definió estrategia, primero con un análisis de mercado “y ver la posición hacia donde podíamos encaminarnos”, explica Hoke.

¿Qué problema tenía Airbus y ahora van a intentar cambiar? La información desperdigada entre sus diferentes factorías europeas. Es decir, cada uno haciendo la guerra por su cuenta y sin intercambiar referencias. “Nuestra gente no había pensado que nuestros productos están muy unidos y además pueden tener datos únicos”.

La clave está en la implantación de servicios de mantenimiento predictivo. En San Pablo (Sevilla), donde radica la FAL, dicen que han progresado “mucho” en la digitalización para “aumentar la tecnología y utilizarla para el montaje de los aviones”. En esta línea, impulsan la creación de una nueva línea de aviones no tripulados comerciales (drones) tras su experiencia en los militares.

El CEO de Airbus admite que hasta ahora tampoco había utilizado servicios digitales a los clientes. También reconoce que en el programa A400M las noticias han sido “muchas” y “malas” el año pasado. “Este avión es muy complejo y también es lo más moderno del mercado. Todos los clientes lo quieren y el problema que tuvimos el año pasado con el motor nos dejó en una situación muy complicada”, destacó Hoke.

El "estrés del equipo" de Sevilla

La multinacional entregó el año pasado 17 aviones. Para este año no quieren dar cifras, aunque el presidente de Airbus España, Fernando Alonso, dijo que oscilarían entre los 19 y 22 aparatos. “El estrés del equipo en Sevilla fue inmenso. Han trabajado noches y fines de semana. Hay mucha pasión por el A400M y la motivación es gigante para lograr el éxito del avión. Estamos muy orgullosos de este producto. Sabemos que hay problemas, pero vamos a convencer al mercado de que es el mejor producto”, explicó el CEO.

Fotografía de archivo de un Airbus A400M. (Reuters)
Fotografía de archivo de un Airbus A400M. (Reuters)

Alonso radiografía con más detalle en qué consiste la digitalización. A saber: cambiar el paradigma para, por ejemplo, realizar un mantenimiento tras equis horas de vuelo y hacerlo antes de que los equipos fallen. Se trata de “minimizar los posibles errores utilizando algoritmos inteligentes para los aviones”, indica el presidente nacional de Airbus.

El número uno de la multinacional en España no quiere desvelar el número de exportaciones tras el parón del año pasado

Sobre el A400M, el número uno de la multinacional en España no quiere desvelar el número de exportaciones tras el parón del año pasado. “En 2017 estamos volando y nuestros clientes nos ayudan”. Hay negociaciones avanzadas con el Gobierno de Indonesia, interesado en este avión. En México también se ha mostrado interesado el Ejecutivo de Peña Nieto en una reciente misión comercial.

Airbus también se plantea un cambio en el diseño del C-295 (“el futuro del cambio no está claro; no creemos que será alargado y no puede ser igual que el que se diseñó hace 20 años”) y no avanzó nada sobre posibles cambios en el A380 que, junto al A350 y el A400M, es la ‘joya de la corona’ de la multinacional, que trasladó a Getafe el retrofitado del avión en vez de mantenerlo en Sevilla, cuya industria aeronáutica sufre con continuas empresas del sector en concurso de acreedores. Airbus justifica el cambio de ubicación en que el retrofitado y el ensamblaje “se parecían mucho”. Sobre la decisión del abandono de Andalucía del desarrollo del avión A330 MRTT, la compañía se justifica en que los equipos de ingeniería se encuentran en Madrid.

No piden “dinero fresco”

Dirk Hoke admite que en una reunión mantenida con los ministros de Defensa europeos se aclararon “sobreentendidos” sobre el futuro del A400M. Aseguran que no pidieron “dinero fresco”, como sí solicitaron en 2010. “Pedimos comprensión ante la dificultad de cumplir los requerimientos técnicos extremadamente ambiciosos para adaptar el plan de entrega y evitar picos y valles para prologar la vida al máximo del programa”.

Y añadió el presidente de Airbus: “La rotación es necesaria para ser competitivos y lo haremos más que en el pasado. Lo que hemos hecho es romper lo que hacíamos antes. Antes, cuando teníamos un problema, nos preguntábamos cuál es el problema que habíamos tenido. Ahora nos preguntamos quién ha tenido un problema antes y cómo se ha resuelto. Estamos en un momento de cambio, sí o sí, dictado por nuestros clientes…”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios