análisis de una obra clave

25 años de AVE: radiografía económica del pájaro veloz que modernizó Andalucía

Elevó la calidad en las infraestructuras del sur a pesar de su coste y el despilfarro en el abandonado tramo Sevilla-Málaga. Un estudio de Unicaja y expertos analizan su impacto

Foto: Conmemoración en Sevilla del XXV aniversario del AVE Madrid-Sevilla (EFE).
Conmemoración en Sevilla del XXV aniversario del AVE Madrid-Sevilla (EFE).

O Sevilla o Barcelona. La duda era si viajar al pobre sur o a la próspera Cataluña. Ganó Andalucía. Y España. Las brechas se estrecharon y el AVE llegó hace 25 años. El pájaro veloz aterrizó en la capital andaluza y todas las comunidades autónomas, ciudades y pueblos querían otro para ellos. Modernidad, símbolo. Marca España. Un cuarto de siglo después, el Gobierno saca pecho de lo que supuso. ¿Y Andalucía? ¿Qué provecho extrajo una región que aún es de las más pobres de Europa?

Un estudio de Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del grupo Unicaja Banco, certifica la rentabilidad del proyecto con estas cifras: impacto sobre la producción de 9.069,9 millones de euros, durante el periodo de construcción. También, con casi un millón de parados, una incidencia de 66.000 y 128.000 ocupados, a corto y largo plazo, respectivamente. Más: un ahorro en tiempo de desplazamiento cuantificado en 512,8 millones de euros anuales; una reducción de los costes por accidentes, congestión y efectos medioambientales estimado en 33,4 millones anuales, y un gasto turístico asociado de 6.437 millones de euros entre 2008 y 2016.

El análisis, encargado por la cadena SER y presentado ayer por José Manuel Domínguez, director de la División de Secretaria Técnica de Unicaja Banco, muestra cómo el PIB regional ha crecido en términos reales a una tasa media anual del 2,1% (2% en España). De todos modos, el PIB per cápita de Andalucía sigue siendo inferior al del conjunto nacional, situándose en 2016 en niveles del 75,9%.

El arquitecto Salvador Moreno Peralta, Premio Nacional de Urbanismo, recuerda una conversación de hace unos años en Melilla con un colega suyo catalán. Este le argumentó que el AVE debería haber ido primero a Cataluña que a Andalucía. Su tesis consistía en que las infraestructuras hay que hacerlas primero donde más onda productiva tienen. Moreno Peralta cree que conviene impulsarlas en las áreas geográficas más deprimidas. “Es el doble punto de vista que siempre hay que tener presente. Poner infraestructuras en sitios indolentes puede servir para despertar otra conciencia o… para nada”.

El debate radica no tanto en si hay que juzgar a raíz de lo invertido, sino de los réditos que se han podido producir. Si Andalucía continúa en las últimas posiciones en ranking de desempleo, PIB, ratios de educación y bajando en el de sanidad, que era una de las joyas de la corona, ¿sirven para algo infraestructuras como el AVE? “A Andalucía se la puede criticar por un cierto parasitismo y aunque estamos mucho mejor que el resto el resto de los territorios de España también han mejorado muchísimo. Lo que sí es verdad es que al menos no nos podemos avergonzar porque no tenemos aeropuertos sin aviones. Pero mientras tengamos un Gobierno ágrafo preocupado por sus primarias y luego por sus secundarias… Demasiada región para tan poco Gobierno”, remarca Moreno Peralta.

Vista del AVE que hizo por primera vez el trayecto Madrid-Sevilla. (EFE)
Vista del AVE que hizo por primera vez el trayecto Madrid-Sevilla. (EFE)

Las asignaturas pendientes

Al éxito indudable de la línea Madrid-Córdoba y Sevilla, y Córdoba-Málaga, en funcionamiento desde 2006, se le unen varias asignaturas pendientes como la finalización del tramo Antequera-Granada, la prolongación del AVE hasta Almería y su conexión con Madrid, aparte de la prolongación del ferrocarril hasta la Costa del Sol. Incluso existe una idea de impulsar un AVE entre el Aeropuerto de Málaga y Marbella, la ciudad española de más de 100.000 habitantes que nunca ha tenido tren.

Félix romero, concejal del PP y del parlamento andaluz. (EFE)
Félix romero, concejal del PP y del parlamento andaluz. (EFE)

Una de las líneas AVE más deseada es la conexión entre Sevilla y Málaga tras haber enterrado 280 millones de euros. Mariano Rajoy anunció ayer que se licitaría en 2018 esta línea a través del municipio cordobés de Almodóvar del Río. Se pasaría de las dos horas actuales que se tardan entre las dos principales ciudades andaluzas a apenas hora y media. “Es vital este AVE, tiene poco impacto financiero y garantizaría una comunicación más ágil”, apunta Félix Romero, diputado del PP en el Parlamento de Andalucía.

Rafael Salgueiro, profesor titular de Organización de Empresas de la Universidad de Sevilla, tilda de “extraordinario acierto” la construcción del AVE. “Habríamos tardado muchos años en mejorar la comunicación de no haberse construido”. Sobre la Expo 92, cuya imagen va unida a la de la Alta Velocidad, suscribe que en pocos años previos a la muestra universal se produjeron “más inversiones modernizadoras/ transformadoras que en los 25 años posteriores”. Y es que, a su juicio, en cierto modo la Expo (diseño, construcción y gestión) “fue bastante exógena a la ciudad. El lema ‘lo hicimos nosotros’ no se compadece bien con la realidad”.

Salgueiro también lamenta que se produjera “un exceso de expectativas respecto al impacto posterior de la Expo (Cartuja 93) en la economía sevillana”. ¿Y qué falta en el capítulo de infraestructuras en la capital andaluza y en el resto de la región? “En carreteras, aeropuertos y puertos nada que sea realmente importante a escala regional. A escala local: fin de la nueva circunvalación de Sevilla, que no responde tanto a tráficos locales sino interprovinciales. Y el dragado del canal de navegación del río Guadalquivir”.

"Unir todas las capitales de provincia por AVE, incluso las andaluzas, es quizá demasiado caro"

Para Fernando Seco, presidente de Cesur (Asociación de Empresarios del Sur de España), la construcción del AVE a Sevilla y Córdoba supuso “un gran acierto estratégico, desde luego para Andalucía, pero creo que para toda España en progreso económico y social. También es verdad que hemos optado por el AVE como infraestructura de transporte primario y esto resulta muy caro. Gran parte del dinero comunitario nos lo hemos gastado en esta infraestructura y eso no lo entienden bien en Europa, pero ya están empezando a imitarnos otros países, incluso extracomunitarios”.

Según Seco, “unir todas las capitales de provincia por AVE, incluso las andaluzas, es quizá demasiado caro. Porque esto hay que mantenerlo, que es lo difícil y en lo que hay que pensar en el largo plazo. Y no estoy seguro de que sea esto viable con la importante deuda que tenemos. Hay que hacer números para el largo plazo, algo que los políticos no suelen hacer, por desgracia”.

"Corta" visión de los críticos

El ingeniero de Caminos José Alba, consultor especializado en infraestructuras, que fundó en 1982 Urbaconsult, insiste también en la importancia estratégica para España “y muy especialmente para Andalucía”. “Hubo corta visión de los críticos, habituales por otra parte y ha supuesto una aportación al liderazgo tecnológico y a la imagen de España. Se han aprovechado los fondos europeos que otros países no han sabido hacer. Eso supone un acercamiento físico y cultural de poblaciones”.

Javier González de Lara, presidente de la CEA, cree que falta “mucho” por la vertebración, que pasa por conectar en AVE las ocho capitales provinciales

A juicio del responsable de Urbaconsult, España se ha transformado gracias al AVE, pero no sólo a través de la Alta Velocidad, sino también con la red de autovías y autopistas. “Muy poco es lo superfluo, pero la crisis paró bruscamente un proceso que no está completo: hay que terminarlo con la incorporación de poblaciones importantes, con la rentabilización para servicios regionales (especialmente en Andalucía), con mejoras en los servicios a los viajeros y con conexiones intermodales (aeropuertos)”.

Javier González de Lara, presidente de la CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía), cree que aún falta “mucho” por la vertebración, que pasa por la conexión de las ocho capitales provinciales a través del AVE. También considera importante el impulso del corredor ferroviario entre Bobabilla y Algeciras para desarrollar el tráfico de mercancías.

Elena Cortés, parlamentaria de IU y exconsejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, valora "cómo es infinitamente mayor la movilidad en media distancia y cercanías frente al AVE", "Si en España se han hecho 448 millones de viajes en cercanías, en Alta Velocidad apenas han sdo 14 millones". Pero todo el mundo, parafraseando la novela de Mario Vargas Llosa, quiere tener una estación/paraíso de AVE a la vuelta de la esquina.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios