uno de los heridos, en estado grave por un golpe en la cabeza

Pánico en la Madrugá: varias estampidas interrumpen algunas procesiones de Sevilla

Alrededor de las 4 de la madrugada, varias personas comenzaron a dar golpes y gritar que había "una bomba". La Policía confirma que se trata de delincuentes comunes con antecedentes. Hay heridos

Varios conatos de estampida han interrumpido algunas de las procesiones de la tradicional Madrugá de la Semana Santa sevillana después de que un grupo de personas desatara la histeria colectiva de varios de los asistentes. La Policía ha detenido a ocho personas por desorden público y proferir gritos de amenazas. Además, se les han confiscado objetos metálicos como barras de hierro y un destornillador que usaron para hacer ruidos contundentes.

El juzgado en funciones de guardia de detenidos en Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión provisional para tres de las ocho personas que han sido detenidas. En concreto, el juez ha acordado prisión provisional para los tres detenidos que portaban barras metálicas, por los presuntos delitos de desórdenes públicos agravados, tipificados en los artículos 557 y 557 bis 3 del Código Penal, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, que han explicado que las otras cinco personas han quedado en libertad con cargos.

Uno de los cinco detenidos que han sido puestos en libertad es un senegalés que gritó en plena calle varias veces la frase "Alá es grande", aunque el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, ha descartado que tenga relación con ningún grupo islamista.

[Álbum: la Semana Santa, en imágenes]

Entre los heridos, hay uno que se encuentra en estado grave por un traumatismo craneoencefálico. Se encuentra ingresado en la Unidad de Ciudados Intensivos de un hospital sevillano.

Tres de los detenidos son delincuentes comunes con antecedentes según ha confirmado la Policía Local y uno de ellos acumula más de 36 detenciones. "Gritaban 'bomba'. Espero sanciones ejemplares", asegura David Gómez, uno de los miles de asistentes a las procesiones sevillanas. "Ninguno de los detenidos es de nacionalidad árabe. Los rumores son falsos", apuntan los investigadores a través de Twitter.

En un breve comunicado, el servicio de Emergencias de Sevilla ha asegurado que se han producido varias carreras pero que la calma "se ha recuperado progresivamente".

Varios heridos e instrumentos destrozados

Los conatos de estampida han provocado 17 derivaciones hospitalarias por traumatismos y ataques de ansiedad. Las 'carreras', que han tenido lugar en puntos próximos a la Carrera Oficial, principalmente al paso de la Hermandad de la Macarena en la calle Sierpes y en la zona de Salvador, han provocado cierta sensación de pánico entre los nazarenos y los asistentes.También se ha provocado otra pequeña estampida en un punto cercano a la Hermandad de Los Gitanos en su salida.

[Vídeo: 'Avalancha en la procesión del Cautivo de Málaga']

Debido a lo ocurrido, algunas cofradías han suspendido el recorrido. Es lo que ha ocurrido con la banda de San Juan Evangelista, que acompaña a la Esperanza de Triana, que ha tenido que abandonar la estación de penitencia por la "pérdida y deterioro" de sus instrumentos.


Las autoridades han señalado que los conatos de estampida han sido una reacción por miedo, aunque han insistido en que no tienen origen en ninguna amenaza real. Además, están "analizando completamente la información para determinar las causas de lo ocurrido", y han subrayado que "no hay causa de alarma".

Emergencias de Sevilla y el propio Ayuntamiento han hecho un llamamiento a la calma y, siguiendo sus indicaciones, la gente ha empezado a recuperar la calma y las cofradías, a reordenarse. Según testigos presenciales, el público ha respondido con aplausos y palabras de ánimo dirigidas a los nazarenos de La Macarena que, en un momento de nervios provocado por la incertidumbre generada en plena calle Sierpes, no han podido contener el llanto.

Estos incidentes han recordado el caos vivido en la Madrugá del año 2000, cuando tuvieron lugar varias avalanchas, carreras multitudinarias y una confusión generalizada que aún permanecen en la memoria colectiva.

"El susto más grande mi vida"

Muchos han sido los que, teléfono en mano, han publicado imágenes de lo ocurrido y han transmitido el "pánico" sentido.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios