DOS HERIDOS LEVES EN MÁLAGA

Peleas, el ISIS y una estampida: radiografía de una psicosis en las procesiones

La avalancha del Lunes Santo en la estación de penitencia de Jesús Cautivo de Málaga fue por un bulo. Algunos oyeron disparos e incluso que un camión había arrollado al público

Foto: Bolardos de hormigón antiatentados en el centro de Málaga. (Toñi Guerrero)
Bolardos de hormigón antiatentados en el centro de Málaga. (Toñi Guerrero)

“Nos despertamos cada día con el sobresalto de un nuevo atentado en Europa y eso ha provocado una psicosis colectiva”. Quien habla es Mario Cortés, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga. Este Lunes Santo, a las dos de la madrugada, en la procesión del Cautivo, 'el Señor de Málaga', alguien oyó disparos, que un camión había arrollado al público, sangre, navajas. Nada de eso era cierto.

Una simple pelea entre varias personas, en un punto concreto del centro de Málaga (en la concurrida calle Carretería), arrastró a las masas, presas del terror a un atentado del ISIS en las procesiones. Interpretaron que “pasaba algo”, según explica Cortés a El Confidencial. Las carreras de un lado para otro causaron dos heridos leves. Los causantes de la avalancha no han sido detenidos. La investigación continúa abierta.

Surgen dos preguntas. ¿Es segura la Semana Santa de Málaga? ¿Hace falta más seguridad? La Policía Nacional y la Local han desplegado 1.500 agentes que tienen previsto 8.000 servicios entre el Domingo de Ramos y el Viernes Santo. Además, está prohibido el paso de camiones de más de 7.500 kilos por el centro de la ciudad a partir de las 16:00 y existe un sistema operativo de videovigilancia conformado por 17 cámaras.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha admitido que el sistema de videovigilancia no alcanza la zona donde se produjo la estampida. El plan de activación de cámaras impulsado en 2009 se quedó corto para las aspiraciones del alcalde, y ahora parece dispuesto a intentar la ampliación del sistema que no pudo lograr hace ocho años.

El hermano mayor de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo, Ignacio Castillo, que realiza su estación de penitencia desde el barrio de la Trinidad, exigió más presencia policial y pidió a la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga un cambio de itinerario para poder adelantar su horario y no tener que encerrarse a altas hora de la madrugada.

Peleas, el ISIS y una estampida: radiografía de una psicosis en las procesiones

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, argumenta en declaraciones a este diario que existían los dispositivos suficientes de Policía Nacional y Local, y admite que habrá más seguridad el Miércoles Santo y Jueves Santo, los dos días donde se prevé más aglomeración de público en las calles de Málaga. “Esos días lo vamos a reforzar, pero no tenemos problemas porque también tenemos policías de paisanos, que no son visibles; no hay que dar pistas”.

Briones admite que se sufre en toda España “un pánico latente” a un posible atentado y que la situación es “crítica”. “Eso ni lo podemos negar, ni evitar, pero no podemos tener un policía cada 10 metros: no hay ningún Gobierno que soporte eso. Hay un ambiente de nerviosismo generalizado y hay que tener la mente muy fría”. Seis de cada 10 españoles consideran que existe mucho o bastante peligro de sufrir un atentado terrorista del ISIS.

El recuerdo de la Madrugá de Sevilla

El representante gubernamental quiere restar importancia al suceso y dice que “todos los años, en algún momento, se han producido situaciones de estampida”. El caso es que desde 1994 no se recuerda en episodio similar en la Semana Santa de Málaga. Y fue también al paso del desfile procesional de Jesús Cautivo y a escasos 100 metros de donde se produjo la estampida de este Lunes Santo. En aquel momento, alguien lanzó unos petardos. También hubo el rumor de un tiroteo.

La célebre Madrugá de Sevilla también vivió una jornada de sobresalto en el año 2000 con más de 100 heridos en plena avenida de la Constitución. En el año 2009 se produjo un incidente en la calle San Pablo, cuando la policía detuvo a un hombre que estaba golpeando a su esposa y algunos transeúntes intentaron colaborar en su detención. En ese momento pasaban por el lugar los últimos nazarenos de El Calvario y los primeros de la Esperanza de Triana, y se produjo un conato de carreras de unas 100 personas que creó la alarma.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios