sigue sin confirmar su candidatura a primarias

Díaz se pone flamenca y celebra la arcadia feliz de Andalucía antes de irse a Madrid

"El PSOE es mi pasión", la líder socialista abarrota un mitin con más de 2.000 personas para dejar claro que "los socialistas andaluces no le han fallado nunca a España y al PSOE"

Foto: Susana Díaz, a su llegada este 4 de marzo al acto de celebración del Día de Andalucía, en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz, a su llegada este 4 de marzo al acto de celebración del Día de Andalucía, en Sevilla. (EFE)

El PSOE andaluz abarrotó el salón de un hotel sevillano para festejar, con retraso, el 28 de febrero, Día de Andalucía. El mitin se convirtió en un acto de homenaje superlativo a Susana Díaz, que tardó más de quince minutos solo en atravesar el salón hasta llegar a la primera fila. Se sabía que la dirigente socialista no iba a confirmar su candidatura. Lo hará apurando plazos, antes de que acabe marzo y el PSOE dé el inicio, posiblemente el 1 de abril, a las primarias y a la presentación de candidaturas.

El guion de su futura campaña se dejó oír este sábado. "Somos socialistas sin apellidos ni etiquetas", "cada uno vive el socialismo como le da la gana", "el PSOE es mi pasión y mi compromiso estar al servicio de los ciudadanos, arreglando sus problemas...", proclamó entre grandes aplausos. "Sumando, siempre sumando", repitió en clara alusión a Pedro Sánchez, a quien acusan de dividir y romper el partido. "La gente quiere que vuelva el PSOE pero no el pasado, quiere que vuelva un PSOE que sepa de dónde viene, a quién se debe y que represente a España", dijo antes de que sonara el himno de Andalucía y sonó a lema de sus primarias.

Díaz se pone flamenca y celebra la arcadia feliz de Andalucía antes de irse a Madrid

La presidenta andaluza, que se sabía foco de todas las miradas este sábado, se puso muy flamenca. No solo por la música que amenizó el acto sino porque sacó pecho sin cortarse sobre Andalucía y el PSOE andaluz y exhibió fuerza y músculo en el que será el último gran acto, unas 2.000 personas, antes de que la líder de Triana se convierta en candidata a las primarias.

Unidos y desacomplejados

Su discurso se convirtió en un alegato a favor de Andalucía y contra el tópico. "Aquí estamos, unidos y desacomplejados", avisó. Los socialistas admiten su preocupación por que la campaña de las primarias socialistas pivote sobre la fractura norte-sur o denueste a los socialistas andaluces. Ya circuló un documento anónimo dentro del partido que atacaba el modelo del PSOE-A como caduco e identificado con las redes clientelares o casos de corrupción como los ERE. Hubo palmas para Manuel Chaves o José Antonio Griñán, que serán pronto juzgados por el caso ERE, y a los que Díaz mencionó de pasada."Los socialistas andaluces no le hemos fallado nunca a Andalucía, a España y al PSOE", sostuvo. "Somos el partido de los andaluces, no tenemos que disfrazarnos de nada", añadió. También reivindicó un pacto federal para España y aseguró que "la fuerza de los socialistas es la igualdad".

Díaz se pone flamenca y celebra la arcadia feliz de Andalucía antes de irse a Madrid

Decenas de autobuses

Muchos militantes se quedaron fuera del salón. Hubo autobuses contratados hasta desde agrupaciones de Sevilla capital, algo que no es habitual. Mientras que el equipo de Pedro Sánchez presume de apoyos, de captación récord de fondos, de participación abrumadora en su documento político, de lleno absoluto en cada acto que celebra en España... aquí está Susana Díaz. Ese fue el mensaje.

Los sanchistas no ocultan que los militantes andaluces, más de 45.500, tendrán en su mano decidir el futuro secretario general del PSOE y admiten que lograr un 40% de votos andaluces, dañando la supuesta hegemonía de Susana Díaz en el sur, sería la clave. Como respuesta, el aparato andaluz montó toda una exhibición de fuerza de las que a la dirigente sevillana tanto le gustan. Reunió unas 2.000 personas, cifras oficiales. Más que Pedro Sánchez en el anuncio de su candidatura a pocos kilómetros, en la localidad de Dos Hermanas.

Díaz se pone flamenca y celebra la arcadia feliz de Andalucía antes de irse a Madrid

Defensa anónima de los servicios públicos

El acto estuvo conducido por el periodista Paco Perujo, alguien muy querido por la prensa andaluza. Se oyeron tangos y rumba, cantados por Marina desde Jerez. Acto seguido, el PSOE andaluz eligió a un grupo de profesionales anónimos que subieron al escenario a reivindicar su trabajo y los servicios públicos. "Hacen falta algunos arreglillos, pero pocos", dijo una profesora de la enseñanza pública y esa fue la autocrítica mayor a pesar de que en los últimos meses, las mareas blancas por la sanidad y verde por la educación han llenado en sucesivas protestas las calles. Un médico, una investigadora, una maestra, un universitario, un emprendedor... La penúltima, una madre cuidadora de 75 años con una hija de 33, que ahora está en una residencia. "¿Y esto a quién se lo debemos? A nuestra Junta de Andalucía", proclamó y hubo aplausos. Poco después la presidenta del PSOE se refería al caso de Laura, que se operó a vida o muerte en la sanidad andaluza. La aludida se puso en pie y recibió un sonoro aplauso.

El PSOE andaluz eligió a un grupo de profesionales anónimos que subieron al escenario para reivindicar su trabajo y los servicios públicos

El PSOE se esforzó por mostrar la 'arcadia feliz' de Andalucía, donde reina la paz, la felicidad y la tranquilidad. Hay buena gestión, una Junta eficaz, servicios públicos de nivel garantizados, un clima político de estabilidad y cero preocupación por la situación ante la sucesión de Susana Díaz; donde no será un problema compatibilizar la secretaría general y la presidencia de la Junta o donde no hay vértigo por el resultado en unas nuevas elecciones después de 40 años de socialismo... Este es el retrato de los socialistas que quieren aupar a Susana Díaz a Madrid. Un argumentario que empiezan a desplegar con tanta fuerza que en ocasiones asfixia y todavía queda.

No se sabe si Susana Díaz cambiará el cliché para saltar a Ferraz, si pulirá su defensa de Andalucía o si se atreverá a llevar el flamenco a sus actos por España y a las personas anónimas a las que ella se dirige por su nombre de pila rozando las lágrimas en ocasiones. Ella ya lo dijo hace cuatro años en su primer pleno tras tomar posesión como presidenta de la Junta de Andalucía: "Soy Susana Díaz Pacheco", inaugurando un estilo propio. Unas formas demasiado populistas para algunos pero que, al menos entre los militantes socialistas andaluces, funciona y emociona. De Despeñaperros para arriba, está por ver.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios