futuro gobierno

Podemos empuja desde Andalucía contra el pacto de PSOE y Ciudadanos

El partido de Pablo Iglesias busca coartada en el Gobierno de Susana Díaz, con el apoyo de Albert Rivera, para votar en contra de un acuerdo similar que haga a Pedro Sánchez presidente
Foto: Teresa Rodríguez en un mítin en Aljaraque (Huelva). (EFE)
Teresa Rodríguez en un mítin en Aljaraque (Huelva). (EFE)

Un pacto de PSOE y Ciudadanos con la abstención de Podemos, que quedaría en la oposición dispuesto para acuerdos puntuales que propicien reformas legales de calado. Esa es la ecuación más cómoda, la fórmula soñada por Pedro Sánchez para convertirse en inquilino de La Moncloa a principios de marzo. La posibilidad que también acarician algunos en la formación de Albert Rivera, convencidos de que conviene alejarse de un PP acorralado por la corrupción. Podemos, hasta nueva orden, tiene claro que en ese caso no se moverá del ‘no’ al PSOE. No hay discrepancias internas sobre ese rechazo, de momento. Se preparan para cuando la presión aumente.

“No nos planteamos la abstención de ninguna manera”, advierten con firmeza fuentes de la dirección andaluza. Desde Andalucía, su secretaria general, Teresa Rodríguez, defiende sin medias tintas el no a un Gobierno de PSOE y Ciudadanos que asegura que no es más que una ‘pseudo gran coalición’. Podemos se mantuvo firme en su no a Susana Díaz hasta el último minuto, aunque en aquélla ocasión sí hubo fricciones internas y la dirección nacional de Pablo Iglesias sí estaba de acuerdo con explorar espacios de encuentro con el PSOE.

Ahora el partido buceará en el diario de sesiones del Parlamento andaluz para tratar de demostrar que un gobierno en el ámbito nacional como el andaluz deja fuera la agenda social de emergencia para los ciudadanos y tiene “tics” de políticas de derechas, según fuentes de este partido. Los últimos debates de sesgo más ideológico como reclamar a la Iglesia que devuelva los bienes inmatriculados, como la Mezquita de Córdoba, o medidas de calado para frenar los desahucios, en los que el PSOE ha votado en contra o “se ha puesto de perfil”, servirán como argumentos para justificar un no a los socialistas si dependen de Ciudadanos.

Susana Díaz en el parlamento de Andalucía. (EFE)
Susana Díaz en el parlamento de Andalucía. (EFE)

El ejemplo de Andalucía para explicar el 'no'

Teresa Rodríguez, que es miembro del consejo ciudadano estatal, ha señalado sin medias tintas en los órganos internos de su partido su rechazo frontal a que Podemos respalde en el Congreso una fórmula de gobierno similar a la que existe en Andalucía. De momento, la cúpula de Madrid, con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón al frente, no ha dado ningún mensaje en otro sentido. Para la dirección del partido en Andalucía después de que el líder de Podemos presentara un gobierno de coalición cerrado a Pedro Sánchez y aspirara a la vicepresidencia, un gesto que el PSOE consideró una “humillación”, no es posible dar marcha atrás en esas posiciones. La ejecutiva andaluza sí apoya un gobierno de PSOE y Podemos pero no avalará “en ningún caso”, insisten, una abstención para dar paso a Pedro Sánchez.

Las relaciones de Podemos y PSOE en Andalucía son muy tensas. De hecho los socialistas denuncian una pinza entre el partido de Pablo Iglesias y el PP. No dicen eso las estadísticas de las votaciones en el Parlamento. Hasta el pasado periodo de sesiones, Podemos votó más con el PSOE que con cualquier otro partido. Coincidió 35 veces con los socialistas y 20 con los populares, según datos ofrecidos por Podemos. De hecho, los socialistas en Andalucía sí que miran a izquierda y derecha, como ahora defiende Pedro Sánchez, según le convenga.  

Albert Rivera y Juan Marín, de Ciudadanos. (EFE)
Albert Rivera y Juan Marín, de Ciudadanos. (EFE)

Cuando se trata de parar iniciativas polémicas de Ciudadanos como la subida del presupuesto a la educación concertada o la supresión del impuesto de Sucesiones, se unen los votos de PSOE, Podemos e IU. Cuando se trata de salvar sus propias iniciativas, el Gobierno de Susana Díaz busca la complicidad de Ciudadanos, que muchas veces con su abstención salva sus propuestas. No es siempre así. Los socialistas están también empezando a probar que se tumben sus propuestas con el voto en contra de todo el arco parlamentario, como ocurrió por ejemplo con el decreto de los interinos.

En este último pleno, Podemos pone el acento en que el PSOE se haya alineado con el PP y con Ciudadanos para evitar una ley de emergencia habitacional y emergencia energética, que sólo contó con el voto de Izquierda Unida. También tumbaron una proposición en contra de las inmatriculaciones de las Iglesias que exigía a la Junta reclamar los bienes atribuidos sin la debida justificación. PSOE y Ciudadanos se abstuvieron y el PP votó en contra. Son dos de los ejemplos que Podemos utilizará desde Madrid para cargarse de argumentos en contra de que en el ámbito nacional se reedite un gobierno de Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Los andaluces quieren su grupo 'confederal'

En Podemos saben de política y como admiten fuentes de la dirección del partido en Andalucía ahora mismo se trata de “ganar la batalla del relato político”. Los socialistas los acusarán de haber evitado la regeneración política en España. Las reflexiones de este partido insisten en que si votando en contra de un Gobierno de PSOE y Ciudadanos se entregara el poder al PP “sería más complicado”. Pero, aseguran, ese no es el caso. Dan por hecho que su no reiterado en las sesiones de investidura de Pedro Sánchez abocará a nuevas elecciones y no a que continúe el PP en el poder. Y si algo no temen es que se repitan los comicios. Incluso en Andalucía, donde Podemos obtuvo un resultado por debajo del logrado en otras comunidades históricas, en este partido se sienten preparados para afrontar los que serían sus quintos comicios en año y medio, desde las europeas de mayo 2014. La secretaria general de Podemos en Andalucía asegura que a ella nadie le ha llamado la atención por unos resultados electorales “discretos” en esta comunidad, cuatro puntos por debajo de la media nacional.

Los socialistas aprovecharán el Día de Andalucía para atizar a Podemos por “poner en riesgo la unidad de España” y la igualdad que logró la comunidad

El PSOE andaluz tratará de aprovechar el 28-F, Día de Andalucía, para azuzar el fantasma de que un gobierno con Podemos pone en riesgo la igualdad que logró la comunidad andaluza con su reivindicación en la calle por ser una comunidad de primera. Su mensaje en las últimas semanas es que Podemos pone en riesgo la unidad de España, acusando directamente a Andalucía de colaborar para cargarse el “café para todos” que logró el pueblo andaluz. La dirigente andaluza Teresa Rodríguez aboga por el derecho a decidir de Cataluña. Para el 28-F preparan un acto en Granada donde reivindicarán “la construcción de un sujeto andaluz propio”. Además pedirán un grupo confederal propio de Andalucía dentro del Congreso, como el resto de ‘mareas’, como gesto simbólico dado el carácter de “nacionalidad histórica” de Andalucía. Así se aprobó en la última reunión de la ejecutiva andaluza. Parafraseando al diputado andaluz recientemente fallecido José Luis Serrano, Podemos reivindicará que “Andalucía no es como como las demás, sino como la que más”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Blair Witch (2016 Movie) - Official Trailer
Sully - Trailer español (HD)
Eddie vedder and harry caray Chicago cubs take me out to the ball game. 10.30.16

ºC

ºC