RESULTADOS DE LAS primarias en CUATRO FEDERACIONES

Sánchez fracasa en su asalto contra Puig pero se apunta el tanto en Cantabria y La Rioja

El candidato afín a Ferraz pierde en Valencia, aunque con un 42,3% de los votos. En Extremadura, Vara, realineado con el secretario general, es reelegido con el 65% y no necesita segunda vuelta

Foto: Rafa García (i), alcalde de Burjassot, felicita a Ximo Puig, el vencedor de las primarias del PSPV-PSOE de este domingo. (EFE)
Rafa García (i), alcalde de Burjassot, felicita a Ximo Puig, el vencedor de las primarias del PSPV-PSOE de este domingo. (EFE)

Pedro Sánchez no se hace con el botín más preciado. No controlará ni la primera ni la segunda federación del PSOE. Ni Andalucía ni Valencia. Susana Díaz no tuvo rival en su congreso regional y Ximo Puig ha sobrevivido, venciendo en primarias por un 56,7%. El asalto de Ferraz al poder territorial, su contienda contra los barones que confrontaron con él, ha hecho agua a la primera. El pulso contra el 'president' valenciano y líder del PSPV se ha saldado con un fiasco: el candidato más afín, Rafa García, se estrelló. Aunque conquistó, eso sí, más del 40% de los votos. Así que Sánchez no se hace con Valencia, pero sí confirma La Rioja a través de Paco Ocón (56,72%) y se hace con Cantabria vía Pablo Zuloaga (53,08%), desplazando a la hasta ahora baronesa regional y vicepresidenta del Ejecutivo autonómico, Eva Díaz Tezanos. Y en Extremadura, quien vence con una holgura incontestable (65,21%) es el actual presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que no tiene que pasar ni a segunda vuelta. Vara apoyó a Díaz frente a Sánchez en las primarias federales, pero supo enseguida nadar y guardar la ropa y ahora es uno de los intocables de Ferraz. Los cuatro ganadores fueron felicitados telefónicamente (y a través de Twitter) por el jefe de Ferraz.

Cuatro federaciones celebraban este domingo sus primarias. Una primera tanda antes de las vacaciones de verano que se completará, en una semana, con Canarias. Pero de esta primera tacada el combate más duro y el de mayor importancia era el que se libraba en Valencia. No en vano, Sánchez arrancó su 39º Congreso Federal, el pasado 17 de junio, con el anuncio del órdago contra Puig. Fue entonces cuando se confirmó que Rafa García, el alcalde de Burjassot, se postularía contra él para intentar arrebatarle la secretaría general del PSPV. Un gesto que el 'president' y los suyos sintieron como una agresión, como una operación lanzada desde Ferraz, ya que García es uno de los dirigentes cercanos al nuevo secretario de Organización federal, José Luis Ábalos, y ejerció de anfitrión en el gran mitin en su ciudad con el que Sánchez intentó contrarrestar el debut de Díaz en Madrid. La nueva ejecutiva siempre defendió que no impulsaría candidatos alternativos, pero tampoco les pondría "cortapisas". Un dejar hacer que en Blanqueries, la sede del PSPV, se interpretó como un apoyo encubierto a García. Aquello era la señal, para los barones susanistas, de que Sánchez tenía hambre de "revancha", decían, y de que pretendía desestabilizar los territorios a pesar de haber ganado su competición con un inapelable 50,26%.

Resultados en el PSPV

-Censo total PSPV: 18.293 militantes
-Escrutado: 100%
-Votos emitidos 13.154 
-Participación: 71,91%
-Ximo Puig: 7.447 (56,7%)
-Rafa García: 5.557 (42,3%)
-Blancos: 126 (1%)
-Nulos: 24 (0,2%)

Puig se empleó a fondo para ganar la contienda. No lo tenía fácil, porque Sánchez había arrasado en Valencia en las primarias del 21 de mayo: 62,77% frente al 28,54% de Díaz. El 'president' se rodeó de responsables que habían respaldado al secretario federal —las 'conselleras' Carmen Montón y María José Salvador; el portavoz parlamentario, Manolo Mata, o el alcalde de Torrent, Jesús Ros— y se pateó de arriba abajo su federación. Venció en el primer 'round', el de los avales (7.584 frente a los 4.411 de García) y finalmente se impuso en la votación definitiva, la de este domingo: cosechó 7.447 papeletas, el 56,7%, por las 5.557 (42,3%) de su contrincante, y con una participación del 71,9% (el 21 de mayo, en toda España, fue del 79,84%). O sea, que el jefe del Consell logró menos votos que avales y su oponente, a la inversa, pero fue incapaz de dar la vuelta a los resultados y recomponer su liderazgo.

Víctor Romero. ValenciaVíctor Romero. Valencia


Puig fue felicitado por Sánchez e intercambió un mensaje con Ábalos y calificó de "muy buen resultado" el apoyo obtenido en unas primarias en las que la militancia ha demostrado, dijo, una "extraordinaria madurez". Y ya de paso adelantó que en el congreso autonómico, que se celebrará en Elche el último fin de semana de julio, no habrá "cuotas ni repartos" en la nueva dirección, aunque intentará hablar "con todo el mundo". No hacía sino confirmar lo esperado: seguir la estela de Sánchez y configurar, como él, una ejecutiva monocolor.

Sánchez fracasa en su asalto contra Puig pero se apunta el tanto en Cantabria y La Rioja

Muy débil el 21-M

Para Puig, la victoria de este domingo tiene mucho valor. Él era el barón más débil, el que más escaldado había salido de las primarias federales. El más castigado por su militancia. Él, junto con el manchego Emiliano García-Page, fue uno de los dimisionarios de la primera ejecutiva de Sánchez, y secundó a Díaz en la estrategia del comité federal que acabaría con su defenestración. Un tortuoso proceso en el que el propio 'president' reconoció "errores". Aquel gesto no fue entendido por sus bases y resultó vapuleado el 21 de mayo.

Ya se sabía que estaba al frente de una federación tradicionalmente muy dividida, y de la que había perdido el control, pero no se esperaba que la victoria de Sánchez, gracias a los buenos oficios de Ábalos, secretario de Valencia, la segunda provincia más poblada de afiliados, tras Sevilla, fuera tan arrolladora en el PSPV. Lo fue: 62,77%. Por eso Puig partía de una posición muy difícil que ha conseguido revertir con el mensaje de que una derrota suya pondría en peligro una Generalitat que costó 20 años arrebatar al PP. Y también bajando a la arena, como nunca, plagando su agenda de contactos y encuentros con militantes de base en las agrupaciones repartidas por toda la comunidad.

Resultados del PSPV, por provincias

ALICANTE
-Censo: 6.007
-Votantes: 4.200
-Participación: 69,9%
-Ximo Puig: 2.397 (57,13%)
-Rafa García: 1.755 (41,83%)

CASTELLÓN
-Censo: 2.201
-Votantes: 1.576
-Participación: 71,6%
-Ximo Puig: 1.071 (68,09%)
-Rafa García: 485 (30,83%)

VALENCIA
-Censo: 10.085
-Votantes: 7.378
-Participación: 73,2%
-Ximo Puig: 3.979 (54,1%)
-Rafa García: 3.317 (45,1%)

En Ferraz, en cuanto se comprobó que Puig había batido a García en avales, ya albergaban menos esperanza de victoria. Todo lo más, aseguraban que el resultado sería "ajustado". No lo fue. Puig se impuso con holgura (14,4 puntos) a su rival y ganó en las tres provincias, con mayor margen en la suya, Castellón (68,09%). Valga un ejemplo: en Torrent, Sánchez arrolló a Díaz por un 90%, y este domingo, en cambio, el 'president' recolectó 168 papeletas, por las 81 de García.

En Ferraz advierten de que Puig deberá gestionar un PSPV con un 42% a la contra. En el entorno del 'president' confían en "suturar" heridas con Sánchez

Fuentes del entorno del secretario general se sentían satisfechas, no obstante, de los números. Pese a la derrota. Insistían en que Ferraz no había hecho "campaña" por ningún candidato —el apoyo más explícito había llegado del diputado guipuzcoano Odón Elorza, secretario de Transparencia y Democracia Participativa— y en que el pulso "era desigual", pues se enfrentaban "un presidente frente a un desconocido al que acusaban de pretender cargarse un Gobierno tras 20 años de PP". "Ximo ha ganado, sí, pero gestionará un partido con más del 40% en contra y en un Ejecutivo en minoría [lo comparte con Compromís y necesita del apoyo de Podemos]. ¿Qué puede hacer frente a Ferraz? Él procurará que se haga la lectura de que nos ha vencido, pero él sabe cuál es su realidad. La comparación con el proceso federal era una simplicidad", advertía uno de los miembros de mayor peso de la ejecutiva federal.

Ximo Puig saluda a los militantes socialistas tras ser reelegido como secretario general del PSPV, este 16 de julio. (EFE)
Ximo Puig saluda a los militantes socialistas tras ser reelegido como secretario general del PSPV, este 16 de julio. (EFE)


En efecto, Puig tampoco se puede contentar del todo, porque ese 42,3% conseguido por García en apenas un mes es mucho, aunque finalmente no le haya servido la inercia del 21-M. Fuentes del equipo del 'president' recalcaban este domingo, tras abrirse las urnas, que ahora tocaba "suturar", tanto dentro de la federación como con Madrid. Confiaban en que haya una coexistencia pacífica con Sánchez —los contactos sí han sido de hecho más frecuentes en las últimas semanas—, por el bien de ambos y para coordinar la acción política frente al Gobierno de Mariano Rajoy.

El fiasco en Valencia podría poner mucho más difícil el intento de Sánchez de destronar a los barones contrarios, como el aragonés Javier Lambán

Ahora se abre, en cualquier caso, una nueva etapa. El segundo mandato para Puig, que conquistó por primera vez en 2012. El reelegido secretario general tiene como principal misión retener la Generalitat en las autonómicas de 2019. Su triunfo podría servir de freno a Sánchez a la hora de intentar destronar a barones contrarios, como el aragonés Javier Lambán, que 'a priori' tiene más controlado su territorio que Puig.

Víctor Romero. ValenciaVíctor Romero. Valencia


Victoria rotunda en Extremadura

El otro presidente autonómico que se sometía a las urnas era el extremeño Guillermo Fernández Vara. Pero sus primarias eran mucho más carentes de emoción. Su liderazgo estaba mucho menos en entredicho —el 21-M venció Sánchez, pero por un margen más estrecho: 49,44% frente al 43,30% de Díaz— y además no tenía una oposición fuerte enfrente ni amparada por Ferraz. Vara digirió rápido la derrota de la baronesa andaluza (y la suya propia) y se puso a remar enseguida del lado del secretario general, sin solución de continuidad. Ya lo había hecho en 2014. Estaba en su carácter. El jefe del PSOE lo premió nombrándole coordinador del consejo político federal, que le daba entrada directa, como vocal, en su ejecutiva.

Vara apoyó a Díaz en las primarias federales, pero se realineó enseguida con Sánchez tras su triunfo: él lo premió y no promocionó ninguna alternativa

Vara optó por convocar el 12º Congreso Regional ateniéndose a las nuevas normas. Es decir, con primarias a doble vuelta y con un mínimo (2%) y un máximo (4%) de avales, umbrales previstos para favorecer la máxima participación. Se postularon la exconsejera y diputada autonómica Eva Pérez López y el militante cacereño Enrique Pérez Romero, de la plataforma de apoyo a Sánchez. Se programó la primera ronda para este domingo y la segunda, si ninguno de los aspirantes superaba el 50% de los sufragios, para dentro de siete días. Pero no hizo falta acudir al segundo 'round'.

Guillermo Fernández Vara (c), con Eva Pérez y Enrique Pérez, tras ser reelegido como secretario general del PSOE extremeño. (EFE)
Guillermo Fernández Vara (c), con Eva Pérez y Enrique Pérez, tras ser reelegido como secretario general del PSOE extremeño. (EFE)


Bastó con el resultado de este domingo: 65,21% para Vara, por un 24,85% para la parlamentaria regional y un 9,06% para el afiliado de base, con el 100% escrutado. La participación fue del 67,02%, "bastante mayoritaria", en palabras de la secretaria de Organización del PSOE extremeño, Ascen Godoy, dado que era un día de calor y un domingo de vacaciones. Estaban llamados a las urnas unos 10.000 afiliados de las dos provincias.

Resultados del PSOE extremeño

Con el escrutinio al 100%:
-Guillermo Fernández Vara: 4.473 (65,21%)
-Eva Pérez López: 1.705 (24,85%)
-Enrique Pérez Romero: 622 (9,04%)

El presidente de la Junta, secretario regional desde 2008, se comprometió a hacer cambios y subrayó que el partido sale más fuerte que antes. Él, dijo, está "con más ganas que nunca", queda mucho por hacer y para ello "no sobra nadie", informa EFE. Los dos perdedores se pusieron a disposición del reelegido líder extremeño.

No había duda de que Vara repetiría y así ha sido. Tiene el camino allanado para los próximos cuatro años, que arrancarán a partir del 12º Congreso, también a finales de este mes.

Cambios en las otras dos federaciones

En Cantabria y La Rioja, dos territorios pequeños en número de militantes, habrá dos nuevos líderes. En la primera, el alcalde de Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga, reemplazará a la vicepresidenta regional y baronesa desde 2012, Eva Díaz Tezanos, y en la segunda, el que hasta ahora era secretario de Organización autonómico, Paco Ocón, relevará al líder saliente, el diputado nacional César Luena, número dos de Sánchez en Ferraz durante su primer mandato. En ambas federaciones se impusieron los candidatos que habían logrado mayor número de avales.

En Cantabria, el alcalde de Santa Cruz de Bezana reemplaza a la vicepresidenta regional y secretaria desde 2012, Eva Díaz Tezanos, por 166 votos

El cambio es más significativo en Cantabria, porque el PSOE cogobierna con el regionalista Miguel Ángel Revilla. Díaz Tezanos, elegida secretaria general autonómica en 2012, había sido fiel a sí misma en las primarias federales y había tirado de su discreción habitual, pero se la ubicaba en el entorno de Patxi López. El madrileño ganó con holgura en la pequeña comunidad (71,36%, por el 14,38% de Díaz y el 14,26% del exlendakari), gracias a la movilización liderada por el secretario local de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, al que luego ascendería como secretario de Transportes e Infraestructuras de la dirección federal. Casares proyectó a Zuloaga, santanderino y de 36 años. Con éxito. Logró 66 firmas más que Díaz Tezanos, y al final la ganó por mayor margen. El regidor de Santa Cruz de Bezana cosechó 1.266 sufragios (53,08%), por los 1.100 (46,12%) de la vicepresidenta cántabra. 166 papeletas más. El nuevo líder venció en agrupaciones grandes como en la capital, Santander, en Torrelavega, Reinosa o San Vicente de la Barquera, mientras que Díaz Tezanos se hizo, por ejemplo, con Santoña. Colindres, Polanco, Piélago o Suances.

Pablo Zuloaga (i), nuevo secretario general de los socialistas cántabros, con Eva Díaz Tezanos y Pedro Casares (d), tras conocerse los resultados de las primarias, este 16 de julio. (EFE)
Pablo Zuloaga (i), nuevo secretario general de los socialistas cántabros, con Eva Díaz Tezanos y Pedro Casares (d), tras conocerse los resultados de las primarias, este 16 de julio. (EFE)


El triunfo de Zuloaga abre la incógnita sobre el Ejecutivo autonómico, sobre la continuidad de la vicepresidenta. Díaz Tezanos no quiso hablar este domingo de su futuro político, porque era la noche "del nuevo secretario general", y lo que decida responderá a una "reflexión personal" y a lo que hable con su equipo. Sí avisó de que el partido sale de estas primarias "débil y fracturado" y que el reto es "recomponer" la unidad interna. Zuloaga, en cambio, reiteró que "el mejor acuerdo es el que sale de las urnas" y rebatió la apreciación de la hasta ahora baronesa: "La unidad del partido está asegurada".

En La Rioja, la competición se decantaba desde un principio a favor de Francisco Ocón, uno de los miembros críticos de la gestora de Javier Fernández y delfín de Luena, que accedió a la secretaría regional hace solo cinco años, en 2012. Ganó con claridad en avales (471-274) y ahora también en votos: 498 (56,72%), por los 372 (42,37%) obtenidos por el susanista Félix Caperos, alcalde de Casalarreina, ambos diputados autonómicos.

Sánchez, por tanto, mantiene su control sobre la pequeña federación, ahora en manos de Ocón. En cualquier caso, la cabeza de cartel electoral en 2019 será otra, la actual portavoz parlamentaria, Concha Andreu, miembro de la dirección federal como secretaria ejecutiva del Mundo Rural.

Resultados en Cantabria y La Rioja

CANTABRIA
-Censo: 2.934
-Escrutado: 100%
-Votos emitidos: 2.385
-Participación: 81,29%
-Pablo Zuloaga: 1.266 (53,08%)
-Eva Díaz Tezanos: 1.100 (46,12%)
-Blancos: 12 (0,50%)
-Nulos: 7 (0,29%)

LA RIOJA
-Censo: 1.201
-Escrutado: 100%
-Votos emitidos: 881
-Participación: 73,36%
-Paco Ocón: 498 (56,72%)
-Félix Caperos: 372 (42,37%)
-Blancos: 8
-Nulos: 3

"Todos juntos trabajando en unidad", dijo Ocón durante la comparecencia posterior al escrutinio, aunque no desveló si integrará en su equipo —que votará el congreso de finales de julio— a algún miembro de la candidatura de Caperos. Este también coincidió en la necesaria "unidad" para "vencer al PP y a la resignación" en 2019.

Paco Ocón (i), este 16 de julio felicitado por Félix Caperos, en la sede del PSOE riojano, en Logroño. (EFE)
Paco Ocón (i), este 16 de julio felicitado por Félix Caperos, en la sede del PSOE riojano, en Logroño. (EFE)


La primera ronda de primarias autonómicas concluirá el próximo 23 de julio, cuando se conozca al nuevo secretario general de Canarias, puesto por el que compiten el sanchista Ángel Víctor Torres y los susanistas Patricia Hernández y Juan Fernando López Aguilar. A ellos se suman los líderes que no han tenido rivales o cuyos oponentes no alcanzaron los avales necesarios: las presidentas Susana Díaz (Andalucía) y Francina Armengol (Baleares), Luis Tudanca (Castilla y León) —que cerró su congreso este mismo domingo—, Idoia Mendia (Euskadi), María Chivite (Navarra), Manuel Hernández (Ceuta) y Gloria Rojas (Melilla).

El sanchista Paco Ocón sustituye a César Luena en La Rioja, tras batir al susanista Félix Caperos. El próximo domingo se conocerá al nuevo líder canario

Para después de verano quedan los cónclaves de Asturias y Murcia, ya convocados; Madrid —que se convocará el 25 de julio, pero que ya tiene fechas elegidas: habrá primarias a dos vueltas, el 30 de septiembre y el 7 de octubre—; Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha. Después se sucederán en cascada los congresos provinciales y locales. En el Principado ya están recogiendo avales el sanchista Adrián Barbón, alcalde de Laviana y favorito, y el susanista José María 'Josechu' Pérez, portavoz municipal en Gijón. En Murcia aún no hay aspirantes definitivos y en el PSOE-M ya hay tres contrincantes garantizados: el diputado autonómico José Manuel Franco, coordinador de la pasada campaña de Sánchez en Madrid, el que tiene más papeletas para vencer; la actual baronesa y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, y el parlamentario regional y regidor de Soto del Real, Juan Lobato.

Ferraz confía en que, cuando culminen todos los procesos de renovación interna, se percibirá una nueva mayoría próxima a Sánchez. Bien porque habrá más dirigentes autonómicos y locales de su cuerda, bien porque algunos contrarios se habrán realineado, como ha sucedido con Vara.

La primera reunión de delegaciones de PSOE y Unidos Podemos

Este lunes se celebrará en el Congreso el primer encuentro de los equipos de PSOE y Unidos Podemos, encabezados por sus respectivos líderes, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Una entrevista que llega tras el preacuerdo entre las dos formaciones en Castilla-La Mancha, gracias al cual los morados entrarán en el Ejecutivo de Emiliano García-Page si así lo refrendan sus bases. Llega también después del fortalecimiento de la alianza de PSOE y PSC y la firma de la 'Declaración de Barcelona', que expone la hoja de ruta compartida de los dos partidos para dar una respuesta a Cataluña. 

PSOE y Unidos Podemos abordarán cuestiones de política general y cada uno llevará su propia carpeta de temas. Los socialistas, según fuentes de Ferraz, defenderán el rescate a jóvenes, la renta mínima para mayores de 50 años, la subida del salario en la línea de lo demandado por los sindicatos, el desbloqueo de la iniciativa legislativa popular presentada por las centrales... y también quieren abordar la corrupción del PP. Iglesias, por su parte, desea plantear la situación del empleo juvenil, las pensiones, las políticas de igualdad y la corrupción. Y Cataluña. 

La delegación socialista estará encabezada por Pedro Sánchez, y la compondrán la portavoz parlamentaria, Margarita Robles; la vicesecretaria general, Adriana Lastra; la líder del PSC en el Congreso, Meritxell Batet; el portavoz parlamentario de Economía, Pedro Saura; la responsable de Política Municipal de la ejecutiva del PSOE, Susana Sumelzo; el secretario de Política Económica, Manu Escudero; y el secretario general del grupo en la Cámara Baja, Rafa Simancas.

Iglesias, a su vez, estará acompañado por la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero; el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech; el coordinador federal de IU, Alberto Garzón; el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique; la representante de En Marea, Yolanda Díaz; el responsable económico de la formación morada, Nacho Álvarez; el de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral y la de Acción Institucional, Gloria Elizo, informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios