ENTREVISTA CON EL NUEVO SECRETARIO GENERAL DE JUVENTUDES SOCIALISTAS DE ESPAÑA (JSE)

Omar Anguita: "No hay receta mágica contra Podemos. Sí hay que escuchar más a la gente"

El nuevo líder de la organización juvenil del PSOE tiene 26 años y se afilió a los 14. Insiste en que no ha ocupado ningún cargo público ni cobrado de la política. Y no piensa hacerlo. Su sueño es ser piloto

Foto: Omar Anguita, nuevo secretario general de Juventudes Socialistas de España. (JSE)
Omar Anguita, nuevo secretario general de Juventudes Socialistas de España. (JSE)

A veces suena como a declaración de principios, otras como una necesidad imperiosa de proclamar que no es como los demás o como desde fuera se piensan. Él no ha venido para vivir de la política. Omar Anguita Pérez (Madrid, 3 de noviembre de 1990) aterriza en la primera línea sin haber ocupado cargo público alguno, sin haber cobrado un euro de ninguna institución. Y no tiene pretensión de entrar en ninguna. Porque su sueño profesional es aquel que acariciaba desde niño y que cree que podrá culminar este año: convertirse en piloto profesional.

Pero antes de obtener la licencia para surcar los cielos ha conseguido el timón de otra nave: la de Juventudes Socialistas de España (JSE). Él es el nuevo secretario general, el chaval de 26 años que asume las riendas de una organización centenaria —114 años, desde que en 1903 la fundara el vasco Tomás Meabe—, autónoma respecto al PSOE y que este domingo clausura su 25º Congreso Federal.

Omar no es un recién llegado. Las raíces políticas le corren desde hace muchos años. Y no porque tenga algo que ver con el ‘califa rojo’ y exlíder de IU —comparte apellido con Julio Anguita, pero nada más—, sino porque mamó socialismo desde muy joven. Procede de una familia humilde: creció en el barrio madrileño de Santa Eugenia y a los nueve años se afincó en Rivas Vaciamadrid —la joya de la corona de IU, eso sí—, de padre camionero y madre modista que acabaron haciéndose militantes del PSOE. Pasaron estrecheces, años de paro por la crisis. Su madre, Carmen, estaba muy implicada en el movimiento sindical, fue concejala de su municipio y ahora es secretaria general en Rivas y portavoz socialista en el Ayuntamiento. Y sus abuelos también le inculcaron los valores políticos y la cultura de la Transición, periodo histórico que él reivindica sin ambages.

El madrileño procede de una familia humilde que le inculcó los valores socialistas y la cultura de la Transición. Su madre es líder del partido en Rivas

Omar se afilió con 14 años a las Juventudes Socialistas de Madrid (JSM). En cuanto pudo. Él cuenta que siempre tuvo “inquietudes políticas”. No solo por sus padres, sino porque su primo, Nacho Benito, era entonces secretario general de Juventudes en Villa de Vallecas (y hoy es edil en el Ayuntamiento de Madrid). Creció muy pronto. Con 17 años, se convirtió en secretario de Organización de JSE en Rivas (2007-2012), y después ascendió a secretario general en su municipio (2012-2014). En 2012 se integró en la ejecutiva regional de Juventudes, con Plácido Vázquez como jefe, en la cartera de Acción Reivindicativa, y tras la dimisión de este y el tiempo de interinidad de una gestora, fue nombrado vicesecretario general de JSM, como número dos del vallecano Borja Terrés. Participó en el 15-M, un movimiento que "no es propiedad de nadie".


Único candidato

Ahora da un salto de gigante. El asturiano Nino Torre, líder de JSE en los últimos cinco años, vio en Omar uno de sus posibles sucesores. A diferencia del PSOE, donde el patio estaba muy revuelto, Juventudes, quizá extrañamente, se comportaba como una organización algo más homogénea. El aparato federal y la mayoría de las cúpulas territoriales se volcó con Susana Díaz —también Nino y Omar, dos de los mayores activistas jóvenes de su campaña—, así que los fieles a Pedro Sánchez no tenían fuerza suficiente, cuentan fuentes de JSE, para postular a un candidato con garantías. Omar dio el paso al frente y no encontró obstáculos. Los otros dos compañeros que habían expresado sus intenciones de competir, Beth Giraldo y Cheikh Diaw, no llegaron ni a presentar los avales. Pactó con ellos y no hubo ni urnas. Omar fue proclamado secretario general de JSE sin problemas. “Esto demuestra que cualquier persona que tenga ganas puede alcanzar puestos altos sin haber sido previamente cargo público. Yo jamás he cobrado de la política ni quiero ser cargo público”, subraya, en conversación con este diario.

Omar apoyó a Díaz en las primarias federales, pero pasada la votación considera que el susanismo se acabó y cree que Sánchez llegará a la Moncloa

Omar comenzó estudiando Turismo Bilingüe en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Pero cuando acabó tercer curso, a la vuelta de Estados Unidos, donde disfrutó de una beca en la Universidad de Riverside (Los Ángeles) y de un trabajo en Orlando, se hartó. Corría el año 2012. “Me desesperé. Veía que no tenía futuro, que estaba condenado a la precariedad, a trabajar por 650 euros al mes. La mayor parte de mis compañeros de promoción no han encontrado un hueco en el mercado”. Abandonó la carrera, “la mejor decisión” que ha tomado, y se marchó a Barcelona. Allí curró siete meses como azafato de Vueling.

Para ganarse un dinero, porque siempre tenía en mente hacer realidad el sueño que tenía desde que tenía ocho años: ser piloto comercial. Por eso ha hecho de todo: trabajó en Londres de camarero, dio clases extraescolares de inglés, ejerció como ayudante de seguridad y traductor en el Santiago Bernabéu… y ahora es jefe de tráfico de una empresa de transportes, tarea que compatibiliza con lo poco que le queda ya de sus estudios de piloto, que se le “han alargado un poco más” precisamente porque tenía que seguir ahorrando.

Nino Torre (c), el pasado 4 de mayo, en la entrega de avales de Susana Díaz. Detrás de él, a su izquierda, Omar Anguita. (EFE)
Nino Torre (c), el pasado 4 de mayo, en la entrega de avales de Susana Díaz. Detrás de él, a su izquierda, Omar Anguita. (EFE)


En todo este tiempo ha seguido fiel a su vocación política. Cuenta que lo que le animó a afiliarse a JSE, en 2004, fue la llegada al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los primeros referentes políticos a los que cita. Nada más alcanzar la mayoría de edad, se hizo el carné del PSOE. “Siempre digo que las Juventudes me dieron el espacio para ser útil en la política. Pero yo no pretendo vivir de ella —reitera—. Yo tengo un mandato de cuatro años y mi objetivo, en primer lugar, es dejar como legado unas JSE tan unidas como las de hoy en día. Y quiero ayudar al partido a seguir avanzando”.

"Ningún debate" cerrado en JSE

Esa, dice, debe ser la meta de la organización juvenil. Servir de avanzadilla del PSOE, abrir camino, preservar su carácter indómito y reivindicativo respecto a su hermano mayor. 'Rebeldes e inconformistas' es el lema del 25º Congreso. Es “estar a la vanguardia de la izquierda”. Recuerda que JSE llevaba décadas reivindicando la laicidad, y al final el partido acabó asumiendo ese principio. Está convencido de que pasará lo mismo con la República, en un plazo de “diez o quince años”. En el 39º Congreso Federal los jóvenes hicieron sudar la gota gorda a la dirección de Pedro Sánchez porque querían sacar adelante una enmienda sobre el modelo de Estado. Al final se llegó a una redacción más ambiciosa que en otras ocasiones: el partido se comprometía a “fortalecer los valores republicanos”. “Ya hemos abierto una primera puerta. Fue un paso muy importante, del que me siento muy orgulloso”, señala.

Sánchez ha roto la tradición de los líderes del PSOE, que intervienen en los congresos de JSE. Este sábado llamó a Omar para felicitarle

¿Y la gestación subrogada? JSE defendió la práctica de cara al 39º Congreso del PSOE, pero perdió esa votación. El cónclave de JSE decidió sin embargo apoyar la maternidad de alquiler. Omar tiene personalmente dudas y confiesa un cierto “miedo” a que se rompa la lucha por la igualdad. Pero recuerda que JSE “no cierra ningún debate”, porque es parte de su ADN, y en todo caso respaldará la posición fijada por el 25º Congreso.

Omar será el único susanista en la Ejecutiva de Sánchez. Entra en la dirección como vocal, en calidad de secretario general de JSE. Pero insiste una y otra vez en que el proceso de primarias pasó y ya no hay moros ni cristianos, sanchistas y susanistas. “No me he arrepentido de nada en política, y tampoco de haber apoyado a Susana. Tomas una decisión en un momento dado, llega la votación del 21 de mayo y se acabó. Las primarias han de verse con toda naturalidad. Pedro tuvo un apoyo mayoritario, y ahora toca seguir arrimando el hombro”. El objetivo, remarca, es “caminar hacia la Moncloa”, y cree que ahora el PSOE “está más preparado”, porque ha salido de una crisis profunda y las primarias han servido de “revulsivo”. Sánchez, dice, puede convertirse en presidente.

Omar Anguita, este 15 de julio durante su intervención ante el 25º Congreso Federal de JSE, en la sede de UGT Madrid. (EFE)
Omar Anguita, este 15 de julio durante su intervención ante el 25º Congreso Federal de JSE, en la sede de UGT Madrid. (EFE)


Sánchez no echa el telón del 25º Congreso de JSE este domingo, en el que participan 340 delegados de toda España. Rompe la tradición de que el secretario general del PSOE intervenga en el cónclave de la organización juvenil. Lo hicieron Felipe González en 1993 y 1996, Joaquín Almunia en 1999, José Luis Rodríguez Zapatero en 2000, 2003 y 2007, Alfredo Pérez Rubalcaba en 2012. Ferraz alega que el jefe no puede acudir “por motivos familiares” que no concretan, y envían al cierre a la secretaria de Igualdad, la exministra Carmen Calvo. Omar no lo ve como un feo, ni como una “anomalía”, ni como un “ataque” por haber respaldado antes a Díaz. “Es un honor compartir el atril con Carmen. Los espacios para trabajar con Pedro son muchos. Es una decisión natural y normal suya, y también es verdad que estamos en un proceso de renovación territorial”.

Él sí tiene una dirección integradora

Apenas ha podido conversar con él. Le mandó un mensaje cuando presentó su candidatura, justo cuando se celebraba el 39º Congreso del PSOE, y luego Omar fue visitando las federaciones para hacer campaña y patearse el territorio. En la tarde del sábado, tras su acto con Miquel Iceta en Barcelona, le llamó para felicitarle por el congreso. “Me dijo que seguiríamos en contacto. Pero no habrá problema alguno con Ferraz. JSE necesita un partido que gane elecciones, y el partido necesita una organización que enganche con los jóvenes. La necesidad es mutua”.

Omar sostiene que JSE ha dado una "conciencia de organización" al PSOE, al poner las siglas "por encima de todo" y preservar la unidad interna

Los dos dirigentes madrileños tampoco han compuesto sus ejecutivas de la misma forma. Sánchez optó por configurar una dirección monocolor, con un único guiño a las otras dos candidaturas: la incorporación de Patxi López. Omar sí practica la integración. Cheikh y Beth acordaron sumarse a su candidatura y él ha querido que estén en su equipo sanchistas y que “todos los territorios” estén dentro y tengan su espacio. No critica la elección de Sánchez: “Cuando uno tiene el apoyo de la militancia puede actuar con total legitimidad, y cada uno toma sus decisiones”.

“Aquí teníamos un principio común —continúa—: mantener la unidad, por encima de todo. Y yo el primero. Porque por encima de todo están las siglas. JSE hemos dado una conciencia de organización muy grande al PSOE, le hemos enseñado que por encima de todos nosotros están nuestras siglas”.

Pedro Sánchez, este 15 de julio en Barcelona, durante su intervención en el mitin de proclamación de Miquel Iceta como candidato del PSC a la Generalitat. (EFE)
Pedro Sánchez, este 15 de julio en Barcelona, durante su intervención en el mitin de proclamación de Miquel Iceta como candidato del PSC a la Generalitat. (EFE)


El nuevo líder de JSE tiene ganas de cambiar “muchas cosas”. Para empezar, desea que “en los espacios europeos se oiga la voz de los jóvenes socialistas”, porque siente “vergüenza” al ver cómo los socialdemócratas del Viejo Continente no están poniendo toda la carne en el asador para atajar el drama de la inmigración y de los refugiados. También quiere acometer una reestructuración orgánica dentro de JSE, para ajustar su funcionamiento a su dimensión (unos 10.000 militantes, frente a los 187.000 totales de PSOE y PSC y sus respectivas organizaciones juveniles), y para hacer que trabaje más en los colegios y las universidades. Considera fundamental ayudar en la lucha contra el ‘bullying’, trabajar por una mayor igualdad y por el empoderamiento de las mujeres, frenar la LOMCE, combatir la reforma laboral del PP y favorecer una emancipación de los jóvenes más temprana.

Zapatero, uno de los referentes

Y luego está la competición con Podemos, claro. El partido de Pablo Iglesias es más atractivo para una buena parte de los jóvenes, para aquellos que se incorporan a las urnas. El PSOE es percibido como un partido viejo. “No tengo una receta mágica, pero sí tengo muy claro cómo encaminar la recuperación. Invertimos mucho tiempo en dar soluciones y menos en escuchar. En política hay que escuchar mucho más que hablar. La gente quiere sentirse atendida”. Omar también cree que al PSOE le falló la “comunicación”, sobre todo en los años duros de la crisis, en la agonía del Gobierno de Zapatero.

Considera "un paso muy importante" el dado por el PSOE sobre la República y advierte de que JSE no da por cerrado el debate de la gestación subrogada

La conversación se conduce hasta él, hasta el expresidente, “uno de los referentes” del nuevo líder de JSE. Cuenta la emoción que sentía en aquellos años de vino y rosas de los Vistalegre abarrotados. Pero recalca igualmente que para él sigue siendo un “ejemplo de vida”, de “compañero que escuchaba a la sociedad, que daba la cara aunque se la partiesen”, el edil madrileño Pedro Zerolo, fallecido en junio de 2015.

El exministro Ángel Gabilondo saluda a Omar Anguita, este 15 en julio en el 25º Congreso de JSE. (EFE)
El exministro Ángel Gabilondo saluda a Omar Anguita, este 15 en julio en el 25º Congreso de JSE. (EFE)


Omar responde rápido, duda poco, y parece entrenado para no fallar ni meter la pata. Se nota que le puede el amor a las siglas, la discreción y esa “conciencia de la organización” que quiere ser JSE respecto a su hermano mayor.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios