PRIMEROS MENSAJES Y NOMBRAMIENTOS TRAS EL 39º CONGRESO FEDERAL

El PSOE convocará de forma "inmediata" a Podemos y C's para parar las políticas del PP

La nueva ejecutiva federal celebra su primera reunión en la que procede a la renovación de las direcciones de los grupos institucionales. Mantiene a susanistas y patxistas en las tres instituciones

Foto: La nueva ejecutiva federal de Pedro Sánchez, de 49 miembros, reunida por primera vez este 19 de junio. (EFE)
La nueva ejecutiva federal de Pedro Sánchez, de 49 miembros, reunida por primera vez este 19 de junio. (EFE)

El PSOE no se da por "vencido" pese a que es plenamente consciente de que Podemos y Ciudadanos se han proclamado una y mil veces incompatibles. La dirección de Pedro Sánchez dice que va en serio y que materializará de forma "inmediata" el compromiso que adquirió este domingo el secretario general: crear un espacio de "diálogo" estable con las fuerzas del cambio para frenar las políticas más regresivas del PP. Es la construcción de esa "mayoría alternativa" que anticipó el líder en la clausura del 39º Congreso Federal. Y uno de los primeros mensajes de la ejecutiva, junto a este otro: la renovación de los grupos institucionales en las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo —con el nombramiento estrella de Margarita Robles como jefa de los diputados en la Cámara Baja— en la que sí procede a la integración de dirigentes próximos a Susana Díaz y a Patxi López.

Sánchez reunió este lunes por primera vez a su enorme ejecutiva —49 miembros—, convalidada ayer por el 70,50% de los delegados en el 39º Congreso, para adoptar las primeras decisiones, la mayor parte de ellas de carácter orgánico, pero también como una primera toma de contacto y de 'brainstorming' que se prolongó después de la hora de la comida incluso, hasta las 18 horas. En un receso, compareció el nuevo portavoz, Óscar Puente, también alcalde de Valladolid, que estrenó cargo acogiéndose a una prudencia en sus declaraciones mucho mayor que en el tiempo de campaña de las primarias.

Puente sostiene que la relación de Sánchez con Iglesias y Rivera será "normal y fluida", aunque desprovista de una "liturgia especial"

El portavoz, hilando con las palabras de Sánchez, remarcó la apuesta de su partido de desarrollar un "espacio de coordinación parlamentaria" con una agenda "concreta" de medidas para desmantelar políticas de un Gobierno que "daña las instituciones y los pilares básicos del Estado". El PSOE quiere que esa mesa sea un marco "estable" de diálogo y que aspira a constituir de forma "inmediata", si bien Puente no quiso adelantar plazos. La coordinación de esos trabajos recaerá en la nueva portavoz parlamentaria, la magistrada Margarita Robles. No tanto en el secretario general, que no obstante sí pretende tener una relación "normal y fluida" con Albert Rivera y Pablo Iglesias, y que nadie espere "ninguna liturgia especial, sino la relación normal entre fuerzas que tienen que entenderse".


Horizonte de moción, lejano

El dirigente sostuvo que el "entendimiento" de lo que el líder socialista ha llamado "fuerzas del cambio" es posible en "muchas cuestiones, ni siquiera solo en materia de regeneración democrática. Así que si los tres partidos son capaces de aproximar posiciones "en la oposición, ¿por qué no en un Gobierno?". Ese horizonte de la moción de censura no es ni mucho menos inmediato, pero sigue estando ahí.

La dirección, consciente de los vetos cruzados de Podemos y C's, no quiere dar la batalla por perdida. De la mesa de diálogo no están fuera otras fuerzas

La ejecutiva del PSOE se declara "optimista" y defiende que los vetos mutuos que existen podrá suavizarse en el futuro. Puente ponía el ejemplo de que Rivera prometió no investir a Mariano Rajoy y al final lo hizo, al tiempo que se preguntó . Y a Podemos, que se niega a cualquier entente con la formación naranja, le advirtió de que "no se puede decir que todo es PP". "Renunciar a que C's forme parte de la solución es sinceramente dar la batalla por perdida antes de tiempo. Creemos que es posible y no vamos a renunciar". El número dos de Iglesias, Pablo Echenique, volvió este lunes a subraya que para ellos Albert Rivera no representa "cambio" alguno, sino soporte al "Gobierno corrupto en el Estado o en la Comunidad de Madrid".

El PSOE no va a ofrecer nada concreto a ambas para convencerlas de que se tienen que sentar a la mesa, simplemente que se genere un "espacio" en el que conversen más, porque hasta ahora el diálogo entre ellas ha sido "prácticamente inexistente".

Óscar Puente, nuevo portavoz de la ejecutiva socialista, a su llegada a la sala de prensa de Ferraz, este 19 de junio. (EFE)
Óscar Puente, nuevo portavoz de la ejecutiva socialista, a su llegada a la sala de prensa de Ferraz, este 19 de junio. (EFE)


Puente afirmó que tanto Podemos como Ciudadanos son formaciones "prioritarias" en el punto de mira del PSOE. Pero eso no quiere decir que sean las únicas con las que el PSOE quiere dialogar. "No vamos a excluir a nadie". Ni siquiera a los partidos independentistas, PDeCAT (antigua Convergència) y ERC, sobre todo para cuestiones relacionadas con Cataluña. Es decir, que a esa mesa de diálogo que abrirán los socialistas se podrán incorporar distintas formaciones parlamentarias en función de los temas que se aborden.


PDeCAT y ERC no valen para gobierno

Ahora bien, que el PSOE no se niegue por principio a conversar con PDeCAT o ERC no implica, subrayó Puente, que quiera buscar una aproximación con ambas para echar a Rajoy de La Moncloa. La dirección, indicó, "no se plantea sustentar una alternativa de gobierno" en ambos partidos. "Quiero que quede claro", mantuvo el alcalde de Valladolid, insistiendo en que esa posición ya la defendía Sánchez antes, por lo que "algunas de las razones que se invocaron para derrocarlo se han probado falsas" —los críticos en su momento se maliciaban que estaba dispuesto a llegar a La Moncloa con un pacto con los secesionistas—, y ahora que tiene "manos libres", reconoció, piensa lo mismo.

La dirección pide a Rajoy que reciba a Sánchez porque tienen asuntos que tratar, aunque le advierte que le hará una "oposición de Estado"

Entretanto, el PSOE se propone hacer una "oposición de Estado", que implica que solo habrá acercamientos con el PP en cuestiones medulares que afecten como tal al Estado. No obstante, Puente sí reclamó este lunes al presidente del Gobierno que convoque un encuentro con Sánchez porque ambos "tienen asuntos de suma importancia que tratar", y para Ferraz es "muy importante" que se produzca ese encuentro, el que cite al "jefe de la oposición" a La Moncloa. Hasta el momento, desde su victoria en las primarias, el líder socialista solo ha mantenido una breve conversación telefónica con Rajoy y para hablar de Cataluña.

El PSOE convocará de forma "inmediata" a Podemos y C's para parar las políticas del PP

Continúan Batet y Rodríguez

La gran decisión orgánica que tuvo que adoptar la ejecutiva de Sánchez este lunes fue la renovación de las direcciones institucionales, que mañana martes tendrán que convalidar los grupos parlamentarios en una reunión conjunta con Sánchez en la Cámara Baja. En el Congreso, la portavocía recae finalmente, como ayer ya se anticipaba, en la magistrada Margarita Robles. Su número dos, como portavoz adjunta, será la vicesecretaria general del partido, la asturiana Adriana Lastra.

Lastra será la dos del partido y del grupo, y reforzará a Robles. El tres será el patxista Rafa Simancas. Siguen Batet y Rodríguez y entra Pons

El secretario general del grupo, el que se encarga de todos los trámites administrativos, será el madrileño Rafael Simancas, que en las primarias fue uno de los hombres fuertes de Patxi López. Y como secretarios generales adjuntos la ejecutiva nombró este lunes a Meritxell Batet —que no se posicionó con claridad, aunque se la vinculó al exlendakari, y en todo caso representa la cuota PSC—, el jiennense Felipe Sicilia, la manchega Isabel Rodríguez —ambos apoyaron a Susana Díaz, aunque no estuvieron en primera línea de frente— y el balear Pere Joan Pons, uno de los hombres de la mayor confianza de la presidenta de las islas, Francina Armengol, que aunque primero respaldó a López, tras los avales prestó su aval a Sánchez.

Se mantienen en la dirección del grupo en el Congreso, por tanto, Batet y Rodríguez, y salen el exportavoz Antonio Hernando, el andaluz Miguel Ángel Heredia (ya muy cuestionado), la extremeña Marisol Pérez y el abulense Pedro Muñoz, además del valenciano José Luis Ábalos, que desde ayer asumió la cartera de Organización en la ejecutiva federal.

El PSOE convocará de forma "inmediata" a Podemos y C's para parar las políticas del PP

En el Senado, Sánchez vuelve a optar por una cúpula de solo cuatro miembros, frente a los seis que sentó la gestora. El nuevo portavoz es el burgalés Ander Gil, de 43 años, hasta ahora portavoz de Exteriores en la Cámara Alta. Como secretaria general (número dos) regresa la asturiana Luisa Carcedoresponsable ejecutiva de Sanidad y Consumo de la dirección federal—, que había sido defenestrada por la gestora, y como portavoces adjuntos se quedan el andaluz Paco Menacho y la oscense Begoña Nasarre, ambos susanistas.

En el Senado nombra a Ander Gil y recupera a Carcedo. En Europa, regresa Iratxe García. En los dos grupos, mantiene a los dos susanistas

La jefa de la delegación española en Bruselas vuelve a ser la vallisoletana Iratxe García, que ya asumió esa tarea en 2014, cuando Sánchez ganó. Pero en octubre, tras el tormentoso comité federal en el que el madrileño dimitió, ella renunció a su puesto y la gestora situó al veterano exministro Ramón Jáuregui. Como secretario general de la delegación se mantiene al manchego Sergio Gutiérrez —partidario de Díaz en las primarias—, y como secretarios generales adjuntos, continúa el catalán Javi López —que preservó la neutralidad en el proceso interno— y la susanista andaluza Clara Aguilera, que reemplaza a otra andaluza, la cardióloga Soledad Cabezón.

El diputado Rafa Simancas, exlíder del PSM, este 17 de junio durante el 39º Congreso del PSOE. (EFE)
El diputado Rafa Simancas, exlíder del PSM, este 17 de junio durante el 39º Congreso del PSOE. (EFE)


No se prevé que mañana martes Sánchez encuentre problemas a la hora de convalidar su propuesta, pese a que los susanistas son mayorías en los tres grupos institucionales. Los críticos se han replegado, como se ha visto durante este fin de semana, y los nombres no cuentan con demasiado rechazo. "Simancas, Meritxell, Felipe o Isabel son gente muy competente, queridos y respetados en el Congreso", confesaba por ejemplo una conocida parlamentaria. Sánchez ha querido exhibir otro talante porque sabe que le resultará más sencillo gestionar unos grupos institucionales que no van a ser renovados hasta las siguientes elecciones y en los que los suyos están en franca minoría.

Además, el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara fue confirmado como coordinador del consejo político federal (antiguo consejo territorial), mientras que el regidor de Don Benito (Badajoz), el sanchista José Luis Quintana, presidirá un órgano de nueva creación, el consejo de alcaldes.

Cuota andaluza respetada

Sánchez, por tanto, mantiene la cuota andaluza en las tres instituciones, porque es consciente de que habría tenido difícil justificar su ausencia dado que el PSOE-A es la federación que más representantes aporta. Sos 20 los diputados en la Cámara Baja, por ejemplo, y todos próximos a Díaz. El ejercicio de integración que el líder no quiso hacer en su dirección, de su estricta confianza, sí lo ha hecho en los grupos institucionales.

Sánchez elige a Robles por su trayectoria, "solvencia" y capacidad de comunicación y no cree que tenga en el debe haber votado no a Rajoy

Robles, además, es una mujer que, aun no siendo militante del PSOE, sí mantiene una relación cordial con sus compañeros y es respetada, aunque en ocasiones sí molestaron sus críticas, sin medias tintas, a la gestora de Javier Fernández. Puente defendió que la magistrada es una persona de "trayectoria muy dilatada y de mucho prestigio", que aporta "solvencia", "capacidad de comunicación", "autoridad moral" y un "destacado compromiso con la Justicia", precisamente cuando arrecian escándalos de corrupción en el tejado del PP. Ella fue una de las diputadas del no. Pero Puente no cree que eso haya que imputárselo en el debe, porque aquella indisciplina obedecía a una circunstancia, la abstención a Rajoy, "claramente excepcional", y las primarias, dijo, han manifestado el desacuerdo de las bases con aquella decisión, y por tanto hay que "restar gravedad" a su rebeldía.


Encima de la mesa sigue estando la cuestión de los liderazgos territoriales. Porque ahora que el proceso federal ha concluido, arranca la batalla en los cónclaves autonómicos, provinciales y locales, en los que Sánchez va a pelear por colocar a dirigentes de su confianza. Pero el discurso oficial, hacia las cámaras, es otro. Y lo solemnizó Óscar Puente en respuesta al 'president' Ximo Puig, que ayer acusaba a Ferraz de querer "debilitar" su liderazgo al promocionar como contrincante en el congreso del PSPV al alcalde de Burjassot (Valencia), Rafa García. El portavoz de la ejecutiva sostuvo que no hay "problema" en que los presidentes autonómicos no sean a la vez secretarios generales en sus federaciones, si así lo deciden las bases.

El PSOE convocará de forma "inmediata" a Podemos y C's para parar las políticas del PP

"Una cosa es el liderazgo del partido y otra el institucional, yo no veo problema, porque los dos liderazgos responden a claves diferentes", aseguró. Puente insistió en que Ferraz "no va a debilitar la posición institucional" de ningún presidente autonómico o alcalde, pero lo que tampoco "va a hacer nunca es desactivar las iniciativas que surjan de la base". "Nosotros no vamos a alentar candidaturas alternativas a nadie, pero tampoco las vamos a cercenar ni impedir que se presenten", recordó. Argumentó que impedir que alguien se postula iría "en contra del espíritu" que preconiza Sánchez, y además, "cuando se le trata de poner una antorcha por delante a los militantes generalmente estos toman una dirección opuesta".

Medida "cruenta" el 155

Puente replicó a Puig que no porque haya más candidatos se debilita su liderazgo, porque esa eventualidad "está en los procedimientos del partido", antes y ahora. No hizo una defensa del presidente valenciano, pero sí del manchego, con quien se enganchó hace meses por Twitter. Emiliano García-Page, dijo, está "desarrollando una buena labor en Castilla-La Mancha" y "ojalá continúe en su responsabilidad".

El portavoz subraya que no hay "problema" en que los presidentes dejen sus liderazgos territoriales y que Ferraz no frenará a los candidatos que surjan

El portavoz fue preguntado por la eventualidad de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña para combatir el desafío soberanista en Cataluña, que defendió el exvicepresidente Alfonso Guerra en 'Tiempo'. Para Puente, es una "medida cruenta", porque el PSOE apuesta por salidas dialogadas "para que eso no se produzca".

El PSOE convocará de forma "inmediata" a Podemos y C's para parar las políticas del PP

La dirección justifica que no estén ya los exsecretarios de Organización en el comité federal

Cuando se distribuyó la lista de los 132 miembros del comité federal elegidos por el 39º Congreso llamó la atención que no figurasen en ella referentes del partido ni los ex vicesecretarios generales (José Blanco, Elena Valenciano, aparte de Alfonso Guerra) ni los exsecretarios de Organización (Ciprià Ciscar, Leire Pajín, Marcelino Iglesias, Óscar López y César Luena), como era la tradición. 

Óscar Puente justificó el cambio, el que se haya roto la norma "no escrita". "Estamos en un nuevo tiempo", es un "partido más cercano a los militantes". "Esas normas no escritas hay que tenerlas por no puestas. Esos mecanismos de provisión han decaído", alegó. 

Después, el portavoz añadió que esos referentes del partido "tienen muchos cauces para expresarse, en el comité federal se expresan poco, casi siempre lo hacen en los medios". "No hay que preocuparse mucho de que su voz no nos llegue con la suficiente claridad", soltó como pulla. 

La reunión de la dirección acabó tarde, sobre las 18 horas, y no dio mucho de sí. Fue más de presentación de cada uno, contar sus planes... Como un primer día de cole, decían varios, "y se veía a la gente ilusionada". 

La cúpula, además de proceder a la renovación de los grupos, nombró como nuevo director-gerente del PSOE, el madrileño Mariano Moreno, en sustitución de Gregorio Martínez. La ejecutiva también encargó al madrileño Félix Bolaños, secretario de la comisión federal de ética y garantías (la anterior y la actual), la coordinación del texto refundido de las normas estatutarias del 39º Congreso que, dada su envergadura, deberá ratificar o un comité federal o bien una conferencia monográfica de organización. La diputada por Zaragoza Susana Sumelzo, responsable de Política Municipal, fue nombrada secretaria de actas de la ejecutiva. Puente recalcó el "perfil municipalista" de la nueva dirección, que encaja con los nuevos tiempos que quiere imprimir Sánchez al partido, con menos poder para los barones autonómicos. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios