tras la fallida confluencia con los 'comuns'

Sigue el goteo de dimisiones en la dirección de Podem y su trasvase al partido de Colau

El goteo de dimisiones en la ejecutiva de Podem continúa, con un trasvase permanente de cuadros hacia el nuevo sujeto político, debilitando el liderazgo del secretario general Albano Dante

Foto: El líder de Podem, Albano Dante Fachín. (EFE)
El líder de Podem, Albano Dante Fachín. (EFE)

“Al final, Podem se integrará en Catalunya en Comú, sí o sí”, aseguraban recientemente fuentes del grupo parlamentario de Podemos en Madrid. Otra cuestión es el coste que está teniendo el por ahora fallido proceso de confluencia, marcado por fuertes tensiones desde sus inicios, tanto en el interior de la ejecutiva del partido en Cataluña como en la relación, fracturada por las desconfianzas mutuas, con la dirección de la nueva formación autonómica de los 'comuns' que lideran la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el portavoz en el Congreso de En Comú Podem, Xavier Domènech, aspirante a candidato a la presidencia de la Generalitat.

El goteo de dimisiones en la ejecutiva de Podem continúa, con un trasvase permanente de cuadros hacia el nuevo sujeto político, debilitando el liderazgo del secretario general, Albano Dante, cuestionado también por su ambigüedad respecto al referéndum unilaterial de independencia anunciado por Puigdemont. A la dimisión ya en febrero de la diputada autonómica Jessica Albiach, quien luego concurrió en las listas de la candidatura errejonista en Vistalegre II, se han sumado las de Anna Toro, en abril, y esta semana las de Nazaret Troya, quien fue responsable territorial, y Marc Bartomeu, secretario general de Podem en Barcelona. Este último ya había sido despedido como asesor parlamentario, tras saltar a la ejecutiva de Catalunya en Comú, al igual que Albiach. A nivel de bases y círculos, varios de ellos dados de baja, también se ha producido un considerable cambio de militancia.

Ocho de los 11 círculos de la formación en la ciudad condal ya habían reclamado realizar un revocatorio a Bartomeu por considerar incompatible su cargo en el partido con la pertenencia a la ejecutiva de Catalunya en Comú, en donde además de los 'comuns' liderados por Colau han confluido ICV y EUiA, junto a activistas sociales e independientes. Los argumentos que vierten en sus cartas de dimisión, tanto el secretario general barcelonés como la responsable de políticas sociales no hacen referencia a estas presiones, pero dan cuenta no solo de las discrepancias entre líneas políticas, sino de una supuesta deriva de los órganos del partido en Cataluña.

Ocho de los 11 círculos de la formación en la ciudad condal ya habían reclamado realizar un revocatorio a Bartomeu

Bartomeu describe la dirección como “una estructura informal de toma de decisiones que fluctúan según conveniencia del consejo de coordinación”, y amenaza con emprender acciones legales por su despido “disciplinario”. Asimismo, pone el énfasis en las diferencias respecto a la confluencia en el nuevo sujeto político y en el “tema nacional”, en referencia al RUI (referéndum unilateral de independencia). Nazaret Troya, por su parte, justifica en su carta de dimisión esta decisión “dado el ninguneo que la dirección está teniendo con todos los miembros del consejo al cual pertenecía hasta el día de hoy [por este miércoles]”, emplazando a sus dirigentes a “menos cámara y más calle con nuestra gente”.

Carta de dimisión de Bartomeu.
Ampliar
Carta de dimisión de Bartomeu.

Anna Toro alegó: “Nuestro secretario general jamás ha hecho partícipe de ninguna decisión al CCA [consejo ciudadano autonómico], y todo ha sido decidido directamente por su ejecutiva [es decir, las pocas personas que él consideraba de confianza]". Asimismo, añadía que “tampoco el CCA ha sido informado de ningún paso dado por la dirección, ya sea en el funcionamiento en el día a día de la formación, como en la más importante de las etapas: la negociación del nuevo sujeto político". "Como se me dijo literalmente en la última reunión”, lamenta, “'somos tan transparentes, que ya os enteráis por la prensa'”. Su dura misiva remata alegando: “Me siento totalmente ajena a todos los movimientos hechos por la dirección en las últimas semanas, que en mi opinión han sido francamente irresponsables, interesados y caóticos. Y aunque todo se acabe resolviendo con una fórmula u otra (de eso no me cabe duda), para mí ya será tarde. No es así como creo que haya que construir”.

Fuentes de Podem niegan que se trate de una estrategia coordinada de dimisiones en cadena para provocar la caída de Dante Fachín mediante la creación de una gestora, como ya se intentó desde el núcleo errejonista en Madrid, dando lugar a la primera gran crisis interna del partido. El líder de Podem cuenta con mayoría de afines en la dirección, por lo que no se daría esta situación. Además, varios de los dimitidos ya habían sido apartados de su núcleo duro en el consejo de coordinación, tras encabezar una lista a las primarias de Catalunya en Comú, contradiciendo la decisión de mantenerse al margen que adoptó Podem en una consulta interna a las bases con escasa participación, alrededor del 10%, lo cual se interpretó como una falta de legitimidad por parte de los favorables a la integración.

Pablo Iglesias reconoció estar "enormemente decepcionado" tras el fracaso de las negociaciones para integrar a Podem en Catalunya en Comú

Pablo Iglesias sigue manteniendo una cautelosa distancia con el embarrado proceso de confluencia, al igual que durante las negociaciones, apelando a la neutralidad y la autonomía de la dirección catalana. Sin embargo, llegó a pedir públicamente al secretario general que retomase las conversaciones, reconociendo además que estaba "enormemente decepcionado". El economista Vicenç Navarro, que forma parte de la dirección estatal del partido tras salir elegido en Vistalegre II en la lista encabezada por Iglesias, también forma parte de la ejecutiva de Catalunya en Comú.

Fachín, a pesar de todo, todavía no ha movido ficha mientras las elecciones anticipadas en Cataluña, tras el anuncio de la fecha del referéndum, forman parte ya de la agenda oculta de los partidos políticos. Tanto es así que el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ya ofreció durante el debate de la moción de censura un pacto de gobierno a ERC sin el PDeCAT y en clave constituyente. Una oferta que golpea en la línea de flotación de Junts Pel Sí, y que supondría un terremoto político en Cataluña con un cambio de hegemonías, despojando a la antigua Convergència del mapa electoral. Podem, mientras tanto, sigue debatiendo sobre su posición respecto a la vía Puigdemont.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios