Bruselas es de la candidata andaluza

Apoyo mayoritario entre los eurodiputados socialistas a Susana Díaz

La delegación socialista en la Eurocámara respalda casi al unísono la candidatura de la andaluza. Apenas hay voces discordantes en el grupo, al menos en público

Foto: La candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz (c), acompañada por la socialista Elena Valenciano (i), a su llegada a la sede del partido en Ferraz. (EFE)
La candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz (c), acompañada por la socialista Elena Valenciano (i), a su llegada a la sede del partido en Ferraz. (EFE)

Si la suerte de las primarias que se celebran este domingo en el PSOE tuviera que decidirse en Bruselas, la ganadora por KO sería Susana Díaz. La delegación socialista en la Eurocámara respalda casi al unísono la candidatura de la andaluza. Apenas hay voces discordantes en el grupo, ahora liderado por el exministro Ramón Jáuregui y la ex vicesecretaria general del PSOE Elena Valenciano, al menos en público. Salvo sorpresa, el Parlamento Europeo confirmará este domingo que es terreno susanista.

Ante las luchas fratricidas que han desencadenado las primarias en territorio español, las preguntas sobre los apoyos a los candidatos generan una inquietud en la bancada euro-socialista. El relevo de Iratxe García al frente de la delegación tras la dimisión de Pedro Sánchez provocó suficientes ampollas como para que las primarias se hayan convertido no en un tema tabú, pero casi. “No hablamos de ello en nuestras conversaciones, se mantiene muy buen ambiente de trabajo”, apunta un miembro.

La delegación de Bruselas no se ha fracturado con el cara a cara de los candidatos socialistas. A lo que ha contribuido el hecho de que “la inmensa mayoría tiene la misma posición”, explica Elena Valenciano a El Confidencial. La política es parte interesada y no lo oculta, y ejerce además como uno de los principales nexos de unión de Susana Díaz con Bruselas. Sin ir más lejos, confeccionó la agenda de su última visita a la capital europea.

Jóvenes y vieja guardia por Díaz

La plana mayor socialista en Bruselas está con Díaz, entre ellos nombres de peso como José Blanco, Ramón Jáuregui, Inés Ayala y Juan Fernández López Aguilar. Pero los consultados apuntan a que los apoyos a Susana Díaz no se limitan a la “vieja guardia”, más cercana al aparato socialista, sino que también incluyen a eurodiputados jóvenes. Entre ellos, fuentes del grupo mencionan a Jonás Fernández, un “escéptico” que mejoró su idea de Díaz tras conocerla en la cena que organizó con la delegación a su paso por Bruselas. Y aunque él afirma que prefiere mantenerse al margen, no esconde en su blog que ha participado en actos “de apoyo a la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general del PSOE”, por ejemplo en su tierra natal, Asturias.

Dos versos sueltos para Sánchez y López

Fotografía de archivo de Iratxe García. (EFE)
Fotografía de archivo de Iratxe García. (EFE)

Iratxe García, que fue cesada de manera fulminante por la gestora socialista tras la dimisión de Sánchez en el momento de mayor tensión que ha vivido el PSOE en la UE, es hoy la única que lo defiende abiertamente desde el hemiciclo comunitario. Para ella, Pedro Sánchez es clave para “recuperar el orgullo” de los que se consideran socialistas. Y aunque Miquel Iceta bailara en su día al ritmo que marcaba Pedro Sánchez como secretario general, Javi López, eurodiputado del PSC, mantiene en Bruselas la línea neutral marcada desde Barcelona.

Las fuentes consultadas apuntan a que junto a García, el otro verso suelto es Eider Gardiazabal. En principio, la nieta del histórico Ramón Rubial es la única que se decanta por el candidato más improbable, Patxi López.

Alfombra roja para Díaz en Bruselas

Díaz, que lleva meses preparando su salto, no ha dudado en posicionarse también de cara a Europa, antes incluso de anunciar oficialmente su candidatura. Ha realizado dos visitas a Bruselas desde que asumió su cargo al frente de la Junta de Andalucía, la última de ellas el pasado diciembre. En esta ocasión, tuvo la oportunidad de reunirse con dos cargos clave de la Comisión Europea: la vicepresidenta y jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. Una agenda de alto nivel para una visita de apenas 24 horas.

En plena recta final de las primarias, Díaz se ha apuntado otro tanto: su gurú económico, José Carlos Díez, se reunió este mismo lunes con Moscovici. “La reunión trató en un 90% de economía y nuestras propuestas”, explica el propio Díez a El Confidencial. Según él, Moscovici mantuvo una postura “respetuosa, de escucha”, aunque no niega que el mero encuentro en sí pueda leerse como un espaldarazo a la candidatura de Díaz. La buena sintonía es un hecho.

Sánchez, encontronazo con Moscovici

Desde que abandonó su cargo, Sánchez no ha tenido la oportunidad de ser recibido en Bruselas, a donde acudía a menudo como secretario general para las cumbres de líderes socialistas europeos. Entonces también mantuvo un cara a cara con Moscovici, en febrero de 2016. En este encuentro no dudó en adentrarse en un tema espinoso, al mostrar su intención de negociar unos objetivos fiscales menos exigentes para España. También se vio el pasado mes de octubre con el entonces presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien no dudó en pedir “unidad” en el PSOE en un momento especialmente delicado para Sánchez.

Pedro Sánchez (i) y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. (EFE)
Pedro Sánchez (i) y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. (EFE)

En Bruselas “no olvidan que Pedro Sánchez pidió a los socialistas en el PE que votaran en contra del nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión”, asegura además Valenciano. Para la eurodiputada, el ex secretario general cometió también otro error de bulto: tratar de forzar la candidatura de Enrique Barón para presidir el Partido de los Socialistas Europeos (PES) cuando ya había un candidato consensuado por el resto de delegaciones europeas, lo que culminó con la retirada de Barón, tras constatar que no tenía apoyos.

Pero, además, Sánchez se alinea con las posiciones de los socialistas escorados hacia la izquierda ante las que Bruselas recela. Lo que le sitúa en la estela de políticos como el galo Benoît Hamon, que ni siquiera contó con el apoyo de su compañero de filas, Pierre Moscovici. O del laborista Jeremy Corbyn. Y lo aleja de las políticas que se consensuan a nivel comunitario, donde el tradicional equilibrio entre socialistas y conservadores se inclina cada vez más en favor de estos últimos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios