LA RECTA FINAL DE LAS PRIMARIAS SOCIALISTAS

Díaz lanza un guiño a los jóvenes y propone darles un crédito a interés cero de 24.000 €

La candidata incorpora esa medida estrella a su programa político, presentado a cuatro días de la votación. Sigue la estela de Sánchez y López y plantea dar más voz a la militancia

Foto: Susana Díaz, durante su rueda de prensa este 17 de mayo, con Eduardo Madina, Nino Torre y Juan Segovia. (EFE)
Susana Díaz, durante su rueda de prensa este 17 de mayo, con Eduardo Madina, Nino Torre y Juan Segovia. (EFE)

A cuatro días de que los militantes socialistas acudan a las urnas, a cuatro días, Susana Díaz lanzó sus propias propuestas para seducirles. Su propio programa. 48 páginas que tocan todos los palos y incluyen desde medidas que entiende como “novedosas”, como la concesión de un crédito de 24.000 euros a interés cero a los jóvenes para que “diseñen” su futuro, universalizar y hacer gratuita la educación de 0 a 3 años o la primera matrícula de las universidades. Y de puertas para dentro, sigue la estela de Pedro Sánchez y Patxi López a la hora de fomentar la participación de las bases y regular las consultas.

Díaz lanza un guiño a los jóvenes y propone darles un crédito a interés cero de 24.000 €

La presidenta andaluza presentó su proyecto político, ‘Una propuesta de futuro’, en la agrupación socialista de Fuencarral, al norte de Madrid, acompañada del secretario local y diputado autonómico, Juan Segovia, y de varios miembros de su candidatura. Puso mucho empeño en resaltar que quería hacerlo allí, en una casa del pueblo, por ser un “símbolo” para las bases, igual que enfatizó que no ofrece a los afiliados un “documento alternativo” al de la ponencia marco impulsada por la gestora [aquí en PDF], sino un conjunto de ideas que se materializarán vía enmienda en el 39º Congreso Federal, que se celebrará un mes después de las primarias de este domingo, el 16, 17 y 18 de junio. La aspirante no pretendía presentar nada distinto al texto oficial de Ferraz, pero se dio cuenta de que eso era un punto débil, así que tuvo que corregir su estrategia y producir un documento en poco tiempo y sin un proceso participativo por medio, como sí ha ocurrido con Sánchez, y de eso presume.

[Consulta aquí en PDF el documento presentado por Susana Díaz]

Díaz sostuvo que el texto “pone en valor lo bueno” que se ha hecho y plantea a la vez nuevas medidas. “No compartimos que para construir algo nuevo haya que arrasar con los cimientos del partido y tirar por la borda a todos los que formaron parte de nuestro pasado”, sino “poner en valor el legado y actualizarlo”. “Nada se puede construir desde el rencor y el resentimiento”, añadió.

Los beneficiarios del préstamo deberán devolverlo a partir del momento en que superen el mínimo exento en la liquidación del impuesto de la renta

La presidenta intentó marcar agenda con una propuesta que detalló durante la rueda de prensa pero que no venía incorporada en el documento entregado a los periodistas, y que luego se añadió como una adenda. La candidata propone crear una renta garantizada a los jóvenes a modo de crédito fiscal, y que ellos “podrán activar cuando lo deseen”. La cantidad es de hasta 24.000 euros, disponibles “de forma flexible” —8.000 euros durante tres años o 4.000 euros durante seis años—. Ese crédito está destinado a un proyecto formativo (un posgrado, por ejemplo) o un proyecto de inserción laboral o emprendedor. En este último caso, los jóvenes podrían recibir el dinero de una sola vez, pero su proyecto sería “tutelado por la Administración”. Los beneficiarios tendrían que devolver ese préstamo sin intereses a lo largo de su vida laboral (y en un plazo de 10 a 20 años) a partir del momento en que superen el umbral de mínimo exento en la liquidación del impuesto de la renta.

Gratis de 0 a 3 años

El texto señala que esta medida tiene un "coste cero desde el punto de vista de déficit público", y el presupuesto estimado anual sería de 1.000 millones de euros. Explica que el coste para el erario público sería el aval del Estado: la subvención del tipo de interés y los posibles fallidos, que se recaudará "sobradamente" con el aumento de la recaudación fiscal. "Con 1.000 millones de euros al año podemos dar nuevas oportunidades a más de un millón de jóvenes en un plazo de seis años", remata.

Plantea que se someta a consulta de las bases la elección del líder, la moción de censura o los acuerdos de gobierno postelectorales

"Lo que propongo es un salto cualitativo", proclamó. "Es utilizar los mecanismos financieros y fiscales del país para ponerlos al servicio de esa generación tan formada que tenemos, pero que si no le damos herramientas no serán dueños de su futuro", abundó. La insistencia de la aspirante en este tema no es casual: ya el equipo de Sánchez había insistido en que entre quienes mandaron aportaciones a su documento inicial había destacado la preocupación por el empleo y por la precariedad de los jóvenes.

Este planteamiento se complementa con dos medidas ya anunciadas por Díaz anteriormente: hacer universal y gratuita la educación de 0 a 3 años y la primera matrícula en las universidades. Asegura el documento que aquellos estudiantes que aprueben a la primera no pagarán matrícula, "como sucede en varios países europeos", mientras que las becas "se destinarán para cubrir otros gastos de estudiantes de familias con rentas bajas".

Díaz lanza un guiño a los jóvenes y propone darles un crédito a interés cero de 24.000 €

En clave interna, el interés estaba puesto en cómo iba a resolver la candidata el dilema de dar más poder a la militancia sin caer en el sistema "asambleario" con que critica a Sánchez. La presidenta señala que impulsará los mecanismos para regular las consultas a las bases "a propuesta de órganos colectivos o de un partido significativo de la militancia". Es decir, que los referendos no pueden quedar al arbitrio del secretario general. Entre las cuestiones que entiende la presidenta que se debe consultar a las bases figuran la elección del secretario general —las primarias internas actuales, tal cual—, la moción de censura al líder, los acuerdos de gobierno postelectorales y "cualquier cuestión aprobada por el comité federal o por un porcentaje significativo de la militancia". Los documentos de López y Sánchez plantean igualmente que se sometan a refrendo estos asuntos. Y aunque los susanistas siempre han culpado al exlíder de un estilo "cesarista", lo cierto es que él nunca llevó a cabo consultas por su sola decisión: la que hizo sobre el pacto con Ciudadanos pasó por el plácet del comité federal.

Los sanchistas interpretaron, no obstante, que la redacción del texto de Díaz deslizaba la idea de que desea en realidad "suprimir las primarias o hacerlas muy difíciles", al hablar de los mecanismos necesarios para realizar consultas "a propuestas de órganos colectivos o de un porcentaje significativo de la militancia". En el equipo de la candidata negaron que esa sea la pretensión. "Nadie discute las primarias", indicaba un miembro muy cualificado de su 'staff', que a su vez señalaba como "preocupante" lo que dice Sánchez en la página 49 de su proyecto: que las eventuales "dimisiones que puedan producirse de miembros de la comisión ejecutiva federal [como sucedió en septiembre] no llevarán, en ningún caso, al cese de los demás componentes de dicha comisión, ni a la convocatoria automática de un congreso federal". Afirmación que interpretan como un intento de perpetuarse en el poder.

Equilibrio de poderes

El documento de Díaz sí precisa que la secretaría general "ya está suficientemente reforzada" y por tanto "no necesita de mayores poderes". Así que entiende que debe haber "órganos de control que garantizan el equilibrio entre la ejecutiva y el comité federal". La elección del jefe del PSOE por primarias "no transfiere un plus de poder para imponer decisiones ni exime de formar la posición del partido sobre el acuerdo y el diálogo" —otra de las críticas recurrentes a Sánchez es que no consultaba con los barones, que no les tenía en cuenta—, como tampoco puede "debilitar la representación del resto de órganos del partido". Ella misma lo sintetizó durante la rueda de prensa en la agrupación de Fuencarral: "Un secretario general nunca estará por encima de un congreso".

Díaz quiere limitar el trabajo de las gestoras a nueve meses, los que estará cerca de cumplir la cúpula actual, frente a los tres de Sánchez y los 6 de López

Díaz propone que los documentos estratégicos se elaborarán "de forma integrada por todas las estructuras del partido", que se cree una oficina ética "para luchar contra la corrupción dentro del PSOE", que se implante la figura del defensor del militante, elegido por el congreso, o que los cargos públicos y orgánicos rindan cuentas periódicamente. Y también se mete en la cuestión del tiempo de funcionamiento de las gestoras, que han de responder a una "situación de crisis de la organización que debe resolverse lo antes posible". Así, propone que tengan "un plazo limitado para realizar su tarea, prorrogable por una única vez, que en conjunto no supere el límite de nueve meses".

Esta apreciación salva a la actual cúpula interina. Cuando se celebre el 39º Congreso y se elija nueva ejecutiva, la gestora de Javier Fernández habrá cumplido cerca de nueve meses en el poder. Díaz además propone un límite de funcionamiento de estos órganos provisionales más largo: Sánchez quiere que funcionen un máximo de 90 días, y López, seis meses.

El documento de Díaz aborda distintos frentes: la lucha contra la desigualdad —apuesta por políticas redistributivas y predistributivas para atajar el problema desde la raíz—, la puesta en marcha de un quinto pilar del Estado del bienestar (para paliar la pobreza y la exclusión social), la financiación suficiente para desarrollar políticas públicas, un gran pacto educativo, una apuesta "insobornable" por la igualdad de género.

Asimismo, defiende la derogación de las políticas "nocivas" del PP (reforma laboral, LOMCE, 'ley mordaza', el mecanismo de revalorización de las pensiones, la reforma local), planes de fomento del empleo, un salto en la red de infraestructuras, la lucha contra la economía sumergida y el fraude, una reforma fiscal progresiva, el desarrollo urbano sostenible, el impulso de una Unión Europea diferente...

El modelo territorial

En cuanto al modelo territorial, la presidenta se ciñe a la 'Declaración de Granada' que los socialistas pactaron en julio de 2013. Subraya que hay que "resolver el descontento y la deriva independentista" con una reforma federal del Estado y el "reconocimiento pleno de las singularidades de las distintas nacionalidades y regiones".

Díaz lanza un guiño a los jóvenes y propone darles un crédito a interés cero de 24.000 €

Preguntada por la conversación que mantuvo hace un año con el periodista Jesús Maraña, y que él recoge en su libro 'Al fondo a la izquierda' (Planeta, 2017), puesto a la venta ayer, y en la que le confesó que creía en que "en su momento" habrá que reconocer el Estado "plurinacional", contestó: "Todo el mundo sabe lo que yo pienso y lo que pensaba hace seis, cuatro, cinco o dos años y lo que pensaré en el futuro. Si hay algo que tienen claro todos los españoles es la idea que tengo de España, el reconocimiento de la riqueza de nuestra diversidad y la garantía de la igualdad".

Díaz lanza un guiño a los jóvenes y propone darles un crédito a interés cero de 24.000 €

Díaz, acabada la larga rueda de prensa, de unos 40 minutos, partió hacia Euskadi. En la atestada agrupación de Fuencarral la acompañaban, aparte de Juan Segovia, varios miembros de su equipo, como Máximo Díaz-Cano, Pilar Alegría, Edu Madina, Nino Torre (líder de las Juventudes) o el senador madrileño José Cepeda. Para las crónicas volvió a dejar otra promesa, la que ya adelantó con machacona insistencia el lunes, en el debate: si ella gana el domingo y no logra que el PSOE remonte el vuelo, se marchará "sin hacer ruido" ni crear más fracturas, como siempre se ha hecho en el partido. Pero no dijo qué significa mejorar. Y eso, el manejo de las expectativas, es clave. Que se lo digan a Pedro Sánchez.

Patxi López fustiga a Sánchez por sus "bandazos" y a Díaz, por su "improvisación"

Estopa para los dos. Patxi López concedió su última rueda de prensa en esta larguísima campaña de primarias y quiso marcar distancias con sus dos competidores. A Pedro Sánchez lo fustigó por sus "bandazos" —¿Podrá ser coherente al menos diez minutos?", se preguntó— y a Susana Díaz, por su "improvisación", por haber presentado sus propuestas "a última hora", a cuatro días de la apertura de las urnas, cuando al principio había asegurado que asumía en su integridad la ponencia marco de la gestora. 

El exlendakari se pronunció respecto a la medida estrella de la presidenta andaluza. El crédito sin intereses de 24.000 euros a los jóvenes: "Es muy liberal, muy americana, no la comparto", aseguró. Además, cree que "no es el momento de hacer ofertas electorales" como si el partido estuviera poniendo rumbo a La Moncloa o estuviéramos en el prólogo de unos comicios. Es tiempo, señaló, de "posicionamiento de partido". Así que tanto Díaz por sus "propuestas electorales" como Sánchez por sus "bandazos" hacen planteamientos "equivocados".

López no se mostró preocupado por la pérdida del apoyo de la única presidenta autonómica que le apoyaba, la balear Francina Armengol, ni por el hecho de que una dirigente muy señalada, la diputada por Murcia María González Veracruz, esté dudando qué hacer y si volcar su respaldo a Pedro Sánchez. El expresidente del Congreso sostuvo que defiende lo mismo que en el primer momento y que tras su actuación en el debate, en el que los analistas le vieron como ganador, le ha servido para recibir "todavía más" apoyos. Ahora confía en que su espacio se amplíe de aquí al 21 de mayo, convencido de que el choque de Sánchez y Díaz conduce al PSOE a la "ruina". "Yo espero una reacción de la militancia, y la estoy viendo más que nunca". 

Además, negó ante los periodistas que, como dicen los sanchistas, hiciera "pinza" con la presidenta andaluza. "Fui a un debate y debatí", sin "frases hechas", ni "connivencias de ningún tipo". En su entorno explican que atacó más a Sánchez porque este le interpeló más, pinchándole para que se sumara a su proyecto. 

López reiteró su voluntad de integración si gana y de ponerse a disposición del vencedor si él es que el pierde. Subrayó que no busca "acomodo personal", pero sí que sea reconocido su espacio. Sí puso como condición para integrarse en la ejecutiva del que gane que estén todas las sensibilidades representadas. 

Horas más tarde se pronunció Sánchez. En una entrevista en Onda Cero, descalificó la propuesta estrella de Díaz: "Hablar de becas o posgrados como si fueran hipotecas es repetir modelos fracasados de corte liberal" que ya se han ensayado en países como Chile o EEUU, donde la Administración de Barack Obama tomó cartas en el asunto para poner "coto" a lo que se convertía en una forma de "endeudamiento para los jóvenes", informa Europa Press. El exlíder señaló que le sorprende que la presidenta andaluza se erija en máxima representante de la socialdemocracia y presente en cambio "un programa de corte liberal", que proponga un programa de gobierno "y deje gobernar a la derecha". Sánchez, por cierto, confirmó que no contará en ningún caso con Antonio Hernando como portavoz parlamentario: con seguridad lo relevará de ese cargo si gana. Cosa que se esperaba. 

El coordinador económico de la ponencia marco, José Carlos Díez, negó la mayor: a través de su cuenta de Twitter, recalcó que las ayudas a jóvenes no son una medida de corte liberal y cuestionó que Sánchez se haya "leído el documento" de Díaz. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios