sucesos

La niña se enfadó porque su ex estaba saliendo con otra y le apuñaló cinco veces

La joven ha sido expulsada del instituto, pero sigue en libertad dado que, a sus 12 años, el Código Penal la considera inimputable, por lo que no puede ser detenida

Foto: Fachada del instituto Valdebernardo donde tuvieron lugar los hechos. (EFE)
Fachada del instituto Valdebernardo donde tuvieron lugar los hechos. (EFE)

Los dos menores habían estado saliendo, pero ya no. El chico, de 15 años, decidió poner fin a la relación de forma unilateral. Simplemente no quería seguir con ella. La 'osadía', sin embargo, no sentó bien a la niña, que apenas cuenta con 12 años. De hecho, en lugar de aceptarlo, la chica se revolvió en sus propias tripas. Sobre todo, después de ver cómo su ex coqueteaba con otras compañeras del instituto. Sin pensarlo dos veces, empuñó una navaja y esperó a que pasara por el pasillo del centro escolar. Cuando le vio, aguantó unos segundos, se acercó a él por la espalda y le apuñaló en cinco ocasiones.

Esta es al menos la versión que manejan como más fiable los investigadores del Grupo de Menores (Grume) de la Brigada de Policía Judicial de Madrid, encargado de dirigir las pesquisas de un suceso que dejó paralizados por unos segundos a los testigos que lo presenciaron, entre los que se encontraba una profesora, que en ese momento estaba a pocos metros del punto donde se había producido la agresión.

Durante esos primeros instantes, los compañeros del instituto público Valdebernardo, situado en el madrileño distrito de Vicálvaro, donde tuvo lugar el apuñalamiento, se quedaron paralizados. También la agresora. Fue precisamente la educadora que vio todo la que comenzó a atender al herido y a dar la voz de alarma para llamar a los servicios de emergencias.

La niña, al ser menor de 14 años, es considerada inimputable por el ordenamiento jurídico español. No está sujeta, por lo tanto, al Código Penal

En pocos minutos, efectivos del Samur se personaron en la instalación y atendieron al chico, que fue trasladado de inmediato al Hospital del Niño Jesús, donde se encuentra aún con pronóstico reservado. Aunque su estado no es grave, el chaval continúa en observación con el fin de controlar que las cinco heridas cicatricen de forma adecuada. Ni él ni sus compañeros recuerdan un episodio tan violento en las aulas.

La niña, al ser menor de 14 años, es considerada inimputable por el ordenamiento jurídico español. No está sujeta, por lo tanto, al Código Penal, motivo por el cual no hay posibilidad de exigirle responsabilidad alguna por su acto. A pesar de este previsible resultado procesal, la Fiscalía de Menores se ha encargado de la instrucción del asunto y ha abierto diligencias de investigación con el fin de aclarar lo sucedido. De momento, la menor solo ha sido puesta bajo la custodia de los padres.

Por el momento, no existen elementos que apunten a que la chica estuviera siendo acosada o se enfrentara a condicionantes de excesivo estrés

En paralelo, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid también tiene la intención de abrir un expediente que conllevará la inspección del centro para esclarecer los hechos, procedimiento que siempre lleva a cabo el Gobierno regional cuando se produce un incidente contra la convivencia en cualquier centro escolar. Por el momento, el instituto -en virtud de su reglamento interno basado en el decreto de convivencia de la Comunidad- ha expulsado temporalmente a la presunta agresora hasta que se resuelva el mencionado expediente.

Por su privilegio jurídico y al no poder ser imputada, como establece la legislación española, la joven permanecerá en libertad hasta que la Fiscalía de Menores tome una decisión. La Policía Nacional no tiene capacidad penal para detenerla y únicamente puede limitarse a indagar los hechos con el fin de esclarecer todo lo sucedido durante la mañana de ayer e incluso en los días previos al apuñalamiento.

Por el momento, no existen elementos que apunten a que la chica estuviera siendo acosada o se enfrentara a elementos externos que le produjeran un excesivo estrés que le llevara a hacer lo que hizo más allá del mencionado hecho de que su novio la había dejado. El instituto tampoco es un lugar especialmente conflictivo. De hecho, ni la chica ha protagonizado incidentes similares antes ni la Policía tiene noticia de que se hayan producido por parte de otros compañeros antes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios