en 2013 ya se reunió con barroso

Juncker da calabazas a Puigdemont... pero recibirá con los brazos abiertos a Urkullu

El presidente de la Comisión Europea se reunirá con el lehendakari el próximo 10 de mayo en Bruselas

Foto: El lehendakari, Íñigo Urkullu. (EFE)
El lehendakari, Íñigo Urkullu. (EFE)

Tan solo dos días después de arrancarle 1.400 millones a Rajoy por la liquidación de los Cupos, el PNV vuelve a ser noticia este viernes tras confirmarse que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, recibirá el próximo 10 de mayo al lehendakari en Bruselas, un encuentro con el que Carles Puigdemont lleva años soñando. "Por motivos de agenda no podemos recibirle", respondió esta institución cuando el presidente de la Generalitat solicitó una reunión en 2016. Un año después, la agenda de Europa sigue sin encontrar hueco para Cataluña, pero sí para el País Vasco.

Aunque desde el Gobierno de Vitoria habían pedido este cara a cara hace meses, el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado parece haber abierto las puertas de Europa a los nacionalistas. De hecho, desde el Palacio de Ajuria-Enea ya se había informado de que Iñigo Urkullu iba a estar en Bruselasel día 10 para ofrecer una recepción oficial "con motivo de su visita a las instituciones europeas", pero hasta ahora no se había confirmado que el propio presidente de la Comisión fuese a recibirle.

El entonces presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, conversa con el lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su reunión en 2013. (EFE)
El entonces presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, conversa con el lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su reunión en 2013. (EFE)

Según afirman fuentes del Gabinete de Juncker, en el encuentro se tratarán temas como la situación de Europa o de la economía, pero no está previsto hablar sobre el desarme de ETA ni sobre las demandas nacionalistas al Gobierno de Mariano Rajoy. Más allá de los asuntos que se aborden, el simple hecho de conseguir una fotografía junto al presidente de la Comisión supone una victoria diplomática para el PNV, y es que Iñigo Urkullu se convierte así en el primer mandatario de una comunidad autónoma al que recibe.

"El Lehendakari defenderá el compromiso de Euskadi con el proyecto europeo y reivindicará una Europa más social, integrada y plural que avance en un verdadero ejercicio de subsidiariedad y gobernanza multinivel", ha asegurado el Ejecutivo Vasco en un comunicado. Urkullu aprovechará además la visita a Bruselas para reunirse con el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, y el coordinador para las negociaciones del Brexit del Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt.

La relación entre los nacionalistas vascos y Europa siempre ha sido buena y prueba de ello es el encuentro que mantuvo el propio lehendakari en 2013 con el entonces presidente de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso. En otras ocasiones, también ha sido recibido por miembros de esta institución, como cuando en enero de 2016 se citó con la comisaria de Transportes, Violeta Bulc, y el de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete. Solo Susana Díaz, que en noviembre se reunió con el entonces presidente del Parlamento Europeo, ha logrado tan buena acogida en Bruselas.

Puigdemont, persona 'non grata'

"Europa es el lugar donde queremos estar", aseguraba el pasado 24 de enero Carles Puigdemont en una de las salas más grandes del Parlamento Europeo. La conferencia, que también contó con Oriol Junqueras y Raül Romeva, comenzó en catalán, luego pasó al francés y finalizó en inglés. Cabe señalar, sin embargo, que la mayoría de asistentes al evento eran ciudadanos de Cataluña invitados por los organizadores -320 residentes en Bruselas y a otros 110 les pagaron el desplazamiento-, y que el rango más alto de autoridades europeas que pudo verse en la sala fue el de eurodiputado.

Esta fue la última vez que la Unión Europea cerró las puertas a Puigdemont, pero no la única. "Puedo confirmar que hubo contacto a nivel de gabinete [con la Generalitat] y desde ese nivel se envió una respuesta diciendo que lamentablemente la agenda del presidente Juncker de hoy no permite tal reunión", señaló en enero de 2016 la portavoz comunitaria Mina Andreeva, una afirmación que no sentó bien en Cataluña. Desde entonces, Puigdemont ha intentado una y otra vez conseguir apoyos internacionales para el proceso soberanista, pero por el momento la Unión Europea no da el brazo a torcer.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios