COMPARECENCIA dEl 'número dos' de Interior

Nieto se defiende al ataque: "Me voy muy tranquilo, no han acreditado nada"

El secretario de Estado de Seguridad recibe los insultos y la petición de dimisión del PSOE, Podemos y ERC con acusaciones de urdir “una gran mentira” con datos parciales

Foto: José Antonio Nieto, durante su comparecencia pública. (EFE)
José Antonio Nieto, durante su comparecencia pública. (EFE)

El secretario de Estado de seguridad, José Antonio Nieto, ha pasado por la Comisión de Interior del Congreso para explicar su reunión con el directivo de Mercasa y hermano de Ignacio González detenido en la 'operación Lezo' con la conocida táctica de que la mejor defensa es un buen ataque hasta lucirse frente a las carencias de la oposición. "Me voy muy tranquilo"; "Ojalá no le hubiera recibido pero entonces no tenía ninguna información para rechazar la entrevista"; y "Ustedes no tienen nada", han sido las frases con que se ha despedido de la Cámara después de sacar a cada portavoz los trapos sucios de su partidos, sus incoherencias y últimos errores de bulto. Nieto le sacó partido parlamentario hasta a las peticiones de dimisión, al PSOE por haber defendido la posición contraria en tiempos de Alfredo Pérez Rubalcaba, y a los portavoces de Podemos y ERC por dar como probados cualquier dato leído en los medios, aunque fueran inexactos.

Nieto se defiende al ataque: "Me voy muy tranquilo, no han acreditado nada"

Como suele suceder en este tipo de comparecencias parlamentarias en las dos últimas legislaturas, ni el secretario de Estado aportó dato novedoso alguno, ni los representantes de la oposición concurrieron con un mínimo conocimiento del caso o acusación fundamentada que les permitiera poner en evidencia al alto cargo citado. "Creo que si ustedes son los que me van a controlar, me va a ser muy cómodo venir", soltó Nieto después de oír a los portavoces que le descalificaban y al tiempo sostenían que quería "bronca". El socialista Antonio Trevín, más curtido en el Congreso, cumplió con la instrucción de pedir la cabeza del 'número dos' de Interior, pero para ello tuvo que reconocer que se basaba en todo lo publicado en los medios, sin distinción.

Nieto negó al PSOE hasta la condición de "partido de gobierno" después de leer unas declaraciones de Alfredo Pérez Rubalcaba sobre las funciones y las relaciones de dependencia de la Policía y la Guardia Civil con el poder judicial que hizo suyas. El exministro socialista defendía que el Gobierno no puede dar instrucciones de investigación al margen del conocimiento de jueces y fiscales. El secretario de Estado reiteró su versión de los hechos: Pablo González le pidió una cita a primeros de enero a través de su gabinete, el directivo de Mercasa la reiteró en marzo porque no le hacían caso y al final fue recibido el día ocho de ese mes por Nieto en su despacho durante menos de 20 minutos y para hablar de cuestiones de seguridad que afectaban a los mercados, además de para recibir su felicitación.

Nieto añadió que no sabía a quién llamó después González, ni qué quería decir exactamente con la frase de que la conversación había resultado “interesante” porque no conoce el contenido de la grabación y habrá que esperar a que se levante el secreto del sumario. Los interpelantes dieron por verosímil cualquier interpretación de complicidad del secretario de Estado con los González, pero sin aportar dato alguno. El 'número dos' de Interior se regodeó con las intervenciones de Trevín, Rafael Mayoral (Podemos), Gabriel Rufián (ERC), Antonio Gutiérrez (Ciudadanos) y hasta de un diputado del Grupo Mixto que había dicho en su intervención que Nieto se reunió con Ignacio González en vez de con Pablo. El secretario les acusó de ir al Congreso sin prepararse las comparecencias y de ignorar el funcionamiento del sistema judicial y hasta de las funciones de la secretaría de Estado.

A Rufián, faltón a su estilo, le respondió con una enorme foto en color del posado de un grupo de separatistas catalanes con Maduro, 'estelada' incluida, para explicarle que España no es Venezuela y que aquí hay separación de poderes y no presos políticos. El portavoz independentista ERC, contrariado, le llamó directamente "chulo" además de decir que esta "hasta las orejas de fango". Nieto sostuvo que las acusaciones de la oposición son un 'corta pega' de "mentiras" o "medias verdades" que habían aparecido en los medios de comunicación para crear "una gran mentira". Y, para remachar, preguntó en genérico cómo le van a reparar por esas acusaciones falsas.


Rufián: "Usted se ha hecho la rubia"

El diputado de ERC Gabriel Rufián, tras conocer las explicaciones de José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad sobre su reunión con Pablo González, director de estrategia y operaciones de Mercasa y hermano de Ignacio González-detenido en el marco de la operación Lezo-, aseguró que cree que sus declaraciones no han hecho más que para confirmar que ha sido "pillado". En su opinión, su defensa no le sirvió para exonerarse de este caso.

Según Rufián, la forma de defenderse de Nieto no le ha servido para limpiar su imagen, pero sí criticó las formas utilizadas para defenderse de las acusaciones que se han vertido contra él: "Usted es mas chulo que un ocho, está de fango hasta las orejas y le han pillado con el carrito del helado. Lo siento por la frase machista, pero citando a Cifuentes, usted se ha hecho la rubia. Eso sí, también le reconozco que no se apellida Borbón y quizá no le salgan gratis algunas cosas".

Las palabras del diputado de ERC no sentaron excesivamente bien entre los miembros del Partido Popular presentes en la comparecencia, que mostraron su malestar por las expresiones de Rufián. Hasta el punto de que protestaron durante su intervención, dando lugar a que el propio Rufián pidiera al presidente que hiciera una llamada a la tranquilidad "a la barra brava que tengo a mi izquierda de manera accidental".

Cuando Nieto tuvo la oportunidad de responder, también mostró su malestar por la manera de responder del diputado de ERC. "Mi apellido no es Borbón, es verdad, pero tampoco es Rufián. Usted intenta hacer un personaje, pero no es creíble, no es honesto y no es bueno para la democracia. No le admito ni a usted ni a nadie decir que 'estoy de fango hasta las orejas'. Respete a las personas, porque con bastante frecuencia no lo hace", aseguró.

"No sé de qué se me acusa"

En su primera intervención, Nieto expresó que no sabe de qué se le acusa. "¿De ordenar mal mi agenda? ¿De recibir a un alto directivo de una empresa pública? ¿De ser de provincia? Les ruego que sean claros", confesó en su comparecencia. El secretario de Seguridad aseguró que las informaciones que se han publicado en los últimos días distan de la realidad, por lo que decidió hablar públicamente "con el ánimo de disipar la polvareda, un asunto manoseado y tergiversado".

De esta manera, Nieto explicó qué es lo que ocurrió, confesando que aquella reunión sí que se produjo y que, en ningún momento, se ha ocultado. Insistió en que fue él mismo quien dio el visto bueno a Interior para que ofreciera a los medios de comunicación lo ocurrido "para evitar especulaciones". Sin embargo, entiende que muchos grupos políticos han aprovechado esta situación para "mantener viva y espesa la polvareda".

Así, Nieto explicó cómo se produjo la reunión: "El pasado 8 de marzo recibí en mi despacho al director de estrategia y operaciones de Mercasa, una petición que hizo él. La reunión comienza pasadas a las 9:40 y me manifiesta que solo quería saludarme después de dos años sin vernos. En torno a las 9:55, nos despedimos, expresándome su interés por tener una reunión más extensa para encontrar una colaboración entre Mercasa y la secretaría de Estado".

Días después de esta reunión, se produce la detención de Pablo González, por lo que decidió "comunicárselo al ministerio de Interior para que lo supiera". Nieto, muy efusivo en muy defensa y visiblemente enfadado, aseguró que se hizo todo lo posible para establecer una relación de transparencia, finalizando su intervención con una sentencia muy defensiva: "No somos bestias salvajes, no nos tratemos como si lo fuéramos".

"¿Usted cree que la gente es boba?"

El PSOE, a través de la intervención de Antonio Trevín, mostró su enfado por la intervención de Nieto. En primer lugar, mostró su malestar por su manera de comparecer: "Pero, ¿quién se cree? ¿Viene a aquí a abroncarnos cuando quién está bajo sospecha es usted?", aseguró. Los socialistas insiste en que la reunión se produjo "dos días después de que González recibiera el chivatazo de que estaba siendo investigado".

"Hoy ha dado de todo menos explicaciones y estamos seguros que forma parte de ese castillo de corrupción que se está viniendo abajo. Su dimisión, es el precio que ha de pagar para que los españoles confíen en el ministerio responsable de vigilar su seguridad y su libertad Su reunión con el hermano de González muestra compadreo con la corrupción, que es el gran problema de su gobierno", finalizó Trevín.

Gabriel Rufián, diputado de ERC, también mostró su disconformidad con las declaraciones ofrecidas por Nieto. Así, decidió formular una serie de preguntas realmente directas al secretario, a quien le preguntó desde si "cree que la gente es boba" hasta si él es el secretario que dijo a González que "se andara con cuidado", pasando por preguntarle "qué era lo que Pablo no le podía decir a Ignacio por teléfono" tras las reunión con Nieto.

"El PP tiene las mochilas llenas de corrupción"

Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos, mostró el malestar de su partido por este nuevo caso, acusándole de "cometer una torpeza política", tachando la situación actual de "estado de impunidad permanente" que le habría permitido reunirse con González "por cualquier cosa". "Las responsabilidad políticas existen y usted es responsable de con quién se ve", para finalizar con una sentencia clara: "El PP tiene las mochilas muy llenas de corrupción".

El PP, por su parte, salió en defensa del secretario de Estado, asegurando que "por cuatro datos que se tienen" no se puede castigar a alguien que se reunió con otra persona "que no sabía que iba a ser investigada". Por ello, asegura que no comprende que Nieto quede señalado al no haberse "aportado pruebas", al entender que "no se puede poner bajo sospecha" a alguien si no existe ningún tipo de señal que confirme su implicación en un caso de corrupción.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios