nuevo discurso para encarar un nuevo ciclo

'Cubazuela', 'ministerio de maquillaje', 'trama'... El diccionario Podemos-español

Podemos renueva argumentario y discurso con nuevos conceptos fetiche que, desde un tono más duro y directo, sintetizan las ideas fuerza del partido para el ciclo abierto tras Vistalegre

Foto:  La portavoz parlamentaria, Irene Montero (abajo-i), junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
La portavoz parlamentaria, Irene Montero (abajo-i), junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Podemos comienza a dar los primeros pasos en un cambio de fase para aplicar la nueva hoja de ruta salida de Vistalegre II. Detrás de los cambios de caras, centrados en “feminizar la política”, se encuentra una estrategia basada en remarcar las distancias con la “triple alianza” (PP, PSOE y Ciudadanos), intensificar los ataques contra la oligarquía y los poderes fácticos —“la trama”—, generar alianzas en el tejido social y pasar del reformismo al rupturismo. Para ello, se ha renovado el argumentario y discurso, de la mano del nuevo responsable del área, Pedro Honrubia, y del diputado Manolo Monereo, padre político de Pablo Iglesias, introduciendo nuevos conceptos fetiche con un tono más duro y directo que sintetizan las ideas fuerza de Podemos para el ciclo que pretenden abrir.

Cubazuela del Norte

La corrección política ya forma parte del pasado de la formación. Ante un ataque, la respuesta no debe ser defensiva, sino redoblar la ofensiva con un contraataque, más provocador si cabe, rescatando del armario el traje de 'enfant terrible' que Pablo Iglesias portaba en las tertulias durante los inicios del partido. En esta estrategia se enmarca otro de los nuevos conceptos fetiche: el de 'Cubazuela del Norte'.

Un recurso para neutralizar la ya clásica asociación del partido con regímenes autoritarios. El primer dirigente en ensayar la utilización de este término fue el diputado Rafa Mayoral, en las redes sociales, y la portavoz Irene Montero se encargó posteriormente de llevarlo a los medios de comunicación. 'Pandereta' o 'pantuflo', para referirse a políticos o periodistas que usan este tipo de argumentos para atacar a Podemos, son otros de los recursos introducidos en el discurso.

Ministerio de maquillaje

Este concepto, que los pablistas ya habían comenzado a utilizar antes de Vistalegre II, se utiliza para referirse al PSOE, haciendo hincapié en sus pactos con el PP, como el de la pobreza energética, que según Podemos suponen una forma de blanquear al Gobierno en materia social. Irene Montero recurrió al 'ministerio de maquillaje' en su primera intervención como portavoz parlamentaria ante los medios de comunicación.

Triple alianza

En la línea de elevar los ataques contra el PSOE de la gestora y enmarcarlo junto a los otros dos grandes partidos, denominados 'constitucionalistas', la 'triple alianza' se está convirtiendo en otro de los términos de referencia en la actualización del diccionario podemista. Pablo Iglesias ya utilizó este término tras la investidura de Mariano Rajoy, en referencia al apoyo otorgado por socialistas y Ciudadanos. Se trata de una forma de llevar al plano parlamentario el término de 'fuerzas del búnker' o inmovilistas, que se refiere a los partidos centralistas contrarios al derecho a decidir, y que Pablo Iglesias plasmó en el documento político que llevó a Vistalegre II.

Machirulo

Tras la última bronca protagonizada entre diputados populares y de Podemos en el Congreso, Irene Montero explicó que el popular Ángel Luis González había tenido una actitud “un poco machirula”. Este término, quizás el único improvisado, se convirtió en un 'hit' en redes sociales, y es que la portavoz parlamentaria incluso la empleó añadiéndole el sufijo -ismo: “Que la próxima vez se acerque al escaño un poco más educadamente y sin tanto 'machirulismo' como tiene el Partido Popular”. Recurrente en la jerga feminista, Montero llevó al Congreso un nuevo concepto que, como tantos otros hasta la irrupción de Podemos en las instituciones, nunca habían quedado reflejados en el diario de sesiones.

Trama

De entre los nuevos conceptos, la 'trama' es el que más veces se ha repetido durante los últimos días. Se trata de una evolución de otro clásico, la casta, que según explicaba recientemente a este diario su padre teórico, era “una definición sociológica y solo dirigida a los políticos”, mientras que trama es una estructura organizada permanentemente, donde están los poderes económicos, ciertos poderes mediáticos, políticos y de la clase política”. La trama va mucho más allá de casta y, en consonancia con el nuevo horizonte rupturista de Podemos, define el sistema político y económico español “desde la Transición hasta hoy, cambiando personas, grandes empresas, el control cada vez más fuerte del capital financiero sobre los medios, y luego una clase política que unas veces es del PSOE, otras del PP o ambas en su conjunto”.

Nacional-popular

Podemos da por superado el 'populismo light' para convertirse en un 'movimiento nacional-popular' de carácter obrero e impugnador del 'régimen'. Este término académico sigue bebiendo de los escritos de Gramsci, el autor que más ha inspirado a los dirigentes de Podemos, pero supone un salto hacia una postura más transformadora. La nueva estrategia se adapta como un guante a este concepto, que hace referencia a la conexión que se busca establecer entre Podemos y las masas, aunando voluntades comunes frente a la trama. Se trata de una evolución de la denominada hegemonía, dando un papel preponderante a los intelectuales orgánicos, para articular una voluntad colectiva de cambio desde los sectores populares.

Restauración

Con sus derivadas de 'restauración borbónica' o 'restauración oligárquica', este término pone sobre la mesa la amenaza contra la que se enfrentaría Podemos tras romper el bipartidismo: buscar ahora la apertura de una etapa transformadora mediante un proceso constituyente. Como explicó Pablo Iglesias este martes durante la presentación de un libro, vivimos “un momento epocal en el que hay una transición en que los sectores que configuran los poderes tradiciones de nuestro país están resistiendo, con notable eficacia, pero en última instancia defendiendo una suerte de restauración, porque se han quedado sin proyecto de país”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios