fenómeno viral y ejemplo de optimismo

Muere Pablo Ráez, el joven con leucemia que logró disparar las donaciones de médula

Tras una larga lucha contra la leucemia, el joven de 20 años falleció en casa y no quiso someterse más a la medicación

Foto: Pablo Ráez en diciembre pasado, tras recibir el alta después del trasplante de médula. (EFE)
Pablo Ráez en diciembre pasado, tras recibir el alta después del trasplante de médula. (EFE)

La cruzada contra la leucemia emprendida por Pablo Ráez ha tocado fin. Fallecía hacia las cinco y media después de que su cuerpo hubiera rechazado el segundo implante de médula ósea. Fuentes familiares han declarado a El Confidencial que Pablo quería descansar en su casa y que por voluntad propia pidió ser trasladado a Marbella.

[Los logros de Pablo Ráez: un 80% más de donaciones de médula en Andalucía​]

En una reciente entrevista con este medio, todavía ingresado, el joven de 20 años admitía la dificultad de la fase en la que se encontraba aunque, siempre optimista, continuaba su batalla en las redes sociales con mensajes de esperanza. “Estoy centrando en la poca energía que tengo para superar esta etapa que está resultando difícil. Hay dias como hoy que quiero tirar la toalla", decía.

Pablo Ráez, en una de sus últimas apariciones públicas
Pablo Ráez, en una de sus últimas apariciones públicas

Según ha podido saber este medio, Ráez acudía a terapia entre tres y cuatro veces por semana al Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga, donde recibía un fuerte tratamiento por la leucemia mieloblástica m6 que padecía.

El mensaje de Pablo no solo caló entre sus vecinos, sino que traspasó fronteras
El mensaje de Pablo no solo caló entre sus vecinos, sino que traspasó fronteras

En los últimos mensajes cruzados con este joven luchador hace unos diez días, confesaba estar "rabiando de dolor". "Sigo sin comer y estoy sin energías", lamentaba.

[La lucha incensante de Pablo Ráez contra la leucemia]

Desde la publicación de su carta 'Siempre fuerte. Siempre', en Facebook e Instagram, a mediados de agosto, Pablo se había convertido en un fenómeno viral con repercusiones nunca vistas: Málaga y Andalucía han pasado de las 300 donaciones mensuales a las actuales 2.000.

Mientras continuaba su lucha, en Marbella no paraban de hacerle homenajes; el último fue un encuentro con el foro de los rotarios. Además, estaba a punto de recibir la medalla de oro de la ciudad de Marbella. No en vano, su lema en el WhatsApp fue hasta el final "siempre intentando mejorar. Cada día, cada instante..."

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios